Novedades

Fundación Chadileuvu

Crean en La Pampa la Coordinadora en Defensa de los Ríos/CUENCAS INTERPROVINCIALES

Una importante cantidad de gremios, ong’s, cooperativas y vecinos de la provincia conformaron la Coordinadora Pampeana en Defensa de los Ríos Interprovinciales y el Ambiente, que le pidió a la Corte Suprema que haga cumplir el fallo que estableció un caudal mínimo para el Atuel y rechazó públicamente la concreción de Portezuelo del Viento.

Leer más...«Si le llega a pasar algo al río Colorado, La Pampa va a sufrir mucho e incluso puede convertirse en una provincia no viable por falta de agua potable», aseguró Héctor Gómez, titular de la Fundación Chadileuvú y representante del Tribunal Latinoamericano del Agua.

En esa línea, el dirigente sostuvo que «cualquier cosa que le pase al río nos preocupa enormemente», en relación a la posible concreción de la represa Portezuelo del Viento en Mendoza. «El río Colorado no es el de 20 años atrás, porque desde hace 10 años tiene la mitad del caudal que lo conocíamos. También es más salado que hace 15 años y eso es un problema a tener en cuenta», agregó Gómez.

El dirigente participó de una conferencia de prensa que se realizó ayer a la tarde en la sede de la Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa (Utelpa), gremio que también forma parte de la Coordinadora junto a otros como el Sindicato de Trabajadores de la Salud (Sitrasap), entre otros.

Carta a Coirco.
Durante el encuentro con la prensa, los representantes de la Coordinadora resumieron los aspectos de una carta que le enviaron al titular del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), Javier Schlegel, para manifestar el rechazo a Portezuelo del Viento. «Resulta un hecho irrefutable que hace más de una década el caudal del Colorado se encuentra reducido en un cincuenta por ciento de su promedio histórico y que será muy poco probable que pueda incrementar dicho caudal en un futuro previsible», argumentaron.

A su vez, pidieron que se lleven a cabo nuevos estudios sobre el cauce debido a que los existentes se hicieron hace «más de medio siglo y corresponden a otra situación hídrica de la cuenca». «Las obras proyectadas deben ser revisadas íntegramente mediante nuevos estudios que abarquen la totalidad de la cuenca, incluidos los ríos Barrancas y Grande», advirtieron.

«Presentamos la nota para rechazar la construcción de Portezuelo del Viento porque el impacto ambiental que generaría no daría posibilidades para la remediación que la obra va a dar al cauce del Colorado», sostuvo Mirta Viola, titular del Sitrasap, durante la conferencia de prensa de la Coordinadora.

«Todo procedimiento conducente a concretar la obra Portezuelo del Viento debe ser detenido hasta tanto no se provean los resultados de un estudio integral de la cuenca que reemplace los realizados por el Instituto Tecnológico de Massachussets», instó la carta enviada al Coirco con un pedido para que se le remita a las provincias integrantes.

A la Corte Suprema.
Por otro lado, la Coordinadora Pampeana en Defensa de los Ríos Interprovinciales y el Ambiente le mandó una carta a la Corte Suprema de Justicia en la que denunciaron que «las cosas no han cambiado para el territorio pampeano, que sigue degradándose por el avance de la desertificación» a raíz del corte del río Atuel.

En esa línea, reclamaron al máximo tribunal que accione para que Mendoza cumpla con la sentencia del 17 de junio de 2020 en la que se ordenó un caudal mínimo de 2,2 m3/s para iniciar la recuperación ambiental. «La sentencia no ha logrado modificar la cerrada postura mendocina (…) y se permite dilatar in eternum la decisión más relevante: la suelta de un caudal efectivo y permanente de las aguas del río Atuel que llegue a la provincia de La Pampa», mencionaron.

Y en las consideraciones finales, expresaron: «La cerrada postura mendocina significa, además, un antecedente muy negativo para nuestro país, pues debilita la posición argentina frente a los Estados nacionales vecinos con quienes comparte varias cuencas hídricas. Su ubicación aguas abajo en todas ellas, es análoga a la que ocupa La Pampa frente a Mendoza».

De esa manera, la Coordinadora inició un camino que sus representantes califican como de «una larga lucha» no sólo por los recursos hídricos sino tambien por el ambiente en general.-

Anuncian un Curso de Capacitación: Valoremos el Agua
Con el objetivo de reflexionar sobre el significado del agua, lo que significa para las personas y las maneras en las que se puede proteger mejor el recurso, la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Pampa junto con la Fundación Chadileuvú lanzaron un curso destinado a docentes, no docentes, actores involucrados en la gestión de los recursos hídricos y público en general. Bajo el lema «Valoremos el Agua», la capacitación será dictada desde el 30 de agosto al 30 de septiembre, con dos horas semanales.
Las inscripciones se pueden realizar a través del sitio www.exactas.unlpam.edu.ar.

La Arena.   16/07/21

Nauru, país del Pacífico nos pone en jaque ambiental

Nauru, una pequeña nación insular en el océano Pacífico, exige desde hace algunos años que se le permita realizar minería en el fondo del mar. Esto pone en alerta al mundo científico ambiental debido a que puede desencadenar una serie masiva de extracciones mineras en el fondo del océano, lo cual puede tener grandes impactos ambientales. Lo que se quiere extraer específicamente son unos denominados "nódulos" que son ricos en cobalto y otros metales valiosos que podrían ser útiles para baterías y sistemas de energía renovable. Todo esto potenciado por la necesidad de una transición hacia una economía libre de combustibles fósiles.

Leer más...Lamentablemente, aún no se tiene tanto conocimiento científico sobre cómo se comportan las llanuras abisales o del fondo marino, pero se estima que son ecosistemas altamente complejos, ricos en biodiversidad y delicados, por lo que, y regidos por el principio precautorio, no se aconseja realizar este tipo de actividad.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) cuenta con distintas comisiones o secretarías que se encargan de distintos temas, entre ellas se encuentra la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (AIFM), que supervisa el fondo de los océanos. Por su parte, Nauru ha activado una cláusula de "letra chica" que podría acelerar el proceso minero, una subcláusula de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar que permite a los países apretar un "gatillo" acelerador de dos años si sienten que las negociaciones van demasiado lentas. Este país en asociación con la empresa minera DeepGreen sostiene que la comunidad internacional tiene el "deber" de hacer este movimiento para ayudar a alcanzar la "certeza regulatoria". Entre las justificaciones de este país se encuentran su vulnerabilidad ante el cambio climático (por la elevación del nivel del océano Nauru puede desaparecer) y su "buena voluntad" por las energías renovables.

Mientras tanto, el Fondo Mundial para la Naturaleza exige que la prórroga se mantenga para poder, al menos, tener un mayor entendimiento de los posibles impactos que pueda traer esta actividad. Y la ONU y la AIFM dicen que ninguna empresa submarina debería comenzar a minar en los próximos años.

Por el momento, Nauru se volvió tema de interés a nivel internacional y nos pone a recapacitar hasta dónde el uso de energías renovables no puede llegar a ser igual o más perjudicial que los combustibles fósiles. Claro que si ponemos en la balanza, las emisiones de Gases de Efecto Invernadero son un problema que hay que cortar ya y el uso de energías no contaminantes es necesario. Pero hay que poner el ojo en que la generación de estas no sea un perjuicio.

El camino a la sustentabilidad no es en línea recta, aún debemos pasar algunos obstáculos, sobre todo relacionados a la falta de entendimiento científico de algunas zonas de nuestro planeta. La investigación y el avance tecnológico deben ir de la mano con la comprensión de nuestro mundo. Por lo pronto, aún nos queda esperar para ver qué pasa también con la Evaluación de Impacto Ambiental en "La Feliz".

El Dairio    11-07-21.  
Florencia Srur                   
Ingeniera en Recursos Naturales y Medio Ambiente. MP Nº 365.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

«Caravanazo» contra Portezuelo

Militantes ambientalistas y vecinas y vecinos de La Adela y Río Colorado protagonizaron en la tarde de ayer una multitudinaria caravana contra la obra de Portezuelo del Viento. La actividad coincide con el segundo aniversario de la «Asamblea Permanente Por El Río Colorado» (Apperc), quienes encabezaron la movilización. «No a la obra, sí al agua para los pueblos», reclamaron.

Leer más...Las autoridades adelenses se plegaron a la manifestación. «Desde la Municipalidad de La Adela convocamos al ‘caravanazo’ por nuestro río, porque defendemos nuestros recursos hídricos en contra del manejo arbitrario y unilateral del gobierno de Mendoza», expresaron.

También apoyaron y participaron entidades de ambas provincias como la Coordinadora Pampeana para la Defensa de los Ríos Interprovinciales y el Ambiente, Mujeres Autoconvocadas de la Comarca, y la Agrupación Independiente Quelu Leufuche Mapu. También la Unter Río Colorado, el MTE Río Colorado, la UTT de Río Colorado, la Asociación Civil de Jóvenes Independientes Piratas, el Club Buena Parada. Del mismo modo varios medios radiales y gráficos de esa zona.

El intendente adelense, Juan Barrionuevo, participó de la movilización. «Vecinos y vecinas de La Adela y de Río Colorado le pusieron calor y color a un reclamo cuyo objetivo es el cuidado del recurso hídrico. Más de un centenar de vehículos recorrieron las calles de ambas localidades con banderas alusivas, concluyendo en el balneario de Buena Parada, a la vera del río Colorado, donde se escucharon varios testimonios que hicieron hincapié en la importancia de proteger el agua y el peligro que representa no solo la construcción de Portezuelo del Viento sino el manejo arbitrario de Mendoza», informaron desde la comuna adelense.

Concentración y movilización.

La caravana se inició poco después de las 15 de ayer en Río Colorado. Los organizadores programaron la concentración en la intersección de las calles Beruti y San Martín. De allí recorrieron las calles Irigoyen, Morena y España para cruzar el puente nuevo e ingresar a La Adela.

En territorio pampeano recorrieron parte de la Avenida del Libertador para luego volver a Río Negro. Allí transitaron por Echeverría, 9 de Julio, España, Italia, y finalmente la Rodríguez Peña por la cual arribaron al camping de Buena Parada.

En ese lugar, a orillas del río Colorado se desarrolló un acto en el que se observaron todos los protocolos por la pandemia. El contenido de la demanda pública, que expresó las opiniones de las instituciones participantes, fue «contra los intereses políticos que hay detrás de la Obra Multipropósito Portezuelo Del Viento».

«No a la obra».
Los organizadores tomaron como bandera las expresiones de la Asamblea del pueblo de Alvear contra Portezuelo del Viento a través de una carta abierta. Allí critican con dureza los efectos negativos de esa obra, uno es que a causa del cambio climático el llenado del cuenco que sería utilizado para generar energía demandaría hasta cincuenta años, y ello accionaría contra el riego en sur de Mendoza porque habrá menos agua.

Asimismo, los y las habitantes de esta localidad del sur mendocino, advierten de que el pueblo de Las Loicas y otros parajes de ésa zona desaparecerán. Con el mismo tono reclaman que la evaluación de los daños por el impacto ambiental debe incluir a las cinco provincias (Buenos Aires, Río Negro, Neuquén, La Pampa y Mendoza).

Finalmente las entidades participantes coincidieron en una proclama. «Apoyamos al pueblo mendocino que como nosotros y todos los ribereños río abajo le dicen: no a la obra, sí al agua para los pueblos», fue el grito institucional a orillas del río Colorado.

La Arena   19-07-21

Es la Obra del siglo ?

Leer más...La construcción de la represa y central hidroeléctrica (más obras conexas) de Portezuelo del Viento ha sido presentada como la “obra del siglo” y una solución casi mágica para los problemas económicos, sociales y financieros que arrastra Mendoza. A los malargüinos se les promete una especie de paraíso, aunque para ello tengan que literalmente borrar del mapa a Las Loicas y sus pobladores, amén de destruir los caminos de trashumancia de los productores caprinos.                                        

Simplificando términos técnicos y redondeando números, digamos que nuestra provincia −endeudada en 1.000 millones de dólares (MD), y que en épocas de vacas no tan flacas como las actuales dispone de unos 100 MD anuales para obras de infraestructura− recibirá 1.000 MD en cuotas trimestrales desde 2019 hasta 2024.                    

El origen de los fondos está claro: un arreglo extrajudicial entre la Nación y Mendoza como compensación por los daños ocasionados por la promoción industrial de provincias vecinas. Pero el destino ha desatado una tormenta política. ¿Es un problema de los gobiernos, los políticos, los empresarios? ¿O debemos incorporarnos al debate las organizaciones sociales, los movimientos populares, los sindicatos, las cooperativas, los militantes, los vecinos y vecinas de a pie ?
 
Como ocurrió con la ley 7722, lo que está en discusión es el modelo de desarrollo provincial y el sistema socioeconómico que desde hace décadas exhibe pocos y concentrados ganadores (un puñado de bodegueros integrados; grupos financieros; hiper y supermercados; entre otros) y muchísimos perdedores (trabajadores estatales y privados, precarizados y desocupados, pequeños productores agrarios, minipymes, etc.) dispersos desde Lavalle hasta Malargüe.            

La propaganda oficial habla de energía eléctrica, pero no son KW para resolver necesidades locales sino que ingresarán al sistema interconectado. Es decir, dinero de Mendoza para una obra nacional. Se mencionan miles de hectáreas irrigadas, pero no pertenecen a nuestra geografía. No habrá trasvase de aguas al río Atuel para mejorar la producción eléctrica de Los Nihuiles y aportar riego a  productores del oasis Sur. Todos los estudios y pronósticos hídricos confirman que los caudales del río Grande han disminuido prácticamente a la mitad. ¿Cuánto tardará en llenarse la represa? ¿Cuándo podrá producirse energía?
 
Mientras nos hacemos estas y muchas preguntas más, la mayoría de los habitantes provinciales padecen la peor crisis que recordemos. Porque no veníamos muy bien y apareció un gobernador ensalzando la economía seria, la disciplina fiscal y el orden (Código Contravencional mediante). En 2019 se fue (es un decir) enorgullecido de tener menos empleados estatales (menos maestros y enfermeros) y más presos en las cárceles; dejando a su sucesor un Estado provincial endeudado y una sociedad más pobre y desigual. Sobre eso, en 2020 llegó la pandemia.   Por lo tanto, las dudas anteriores se potencian en la coyuntura dramática que atravesamos. ¿Construir un monumento de cemento sobre el río Grande en medio de una crisis hídrica histórica?  ¿No deberíamos mejorar canales de riego y redes de agua potable? ¿No podríamos invertir en presas más pequeñas y mini-centrales? ¿No es más barato invertir en energía solar y eólica?  Pero además ¿es justo apostar a un futuro incierto con un presente de pobreza, escasez alimentaria y crisis sanitaria? ¿Hay algo más urgente que enfrentar la pandemia y el hambre? En estos momentos el sistema de salud hace agua por falta de hospitales en zonas densamente pobladas (ejemplo, Guaymallén) y cierre de centros de salud; cruje la infraestructura escolar; sufren los alumnos y estudiantes por falta de conectividad y dispositivos. Los movimientos sociales resuelven el hambre de miles en comedores y merenderos, mientras el Gobierno provincial se desvela por los bares de la Arístides Villanueva y el ingreso de turistas extranjeros.  Alrededor de 500 MD presupuestados serán para una empresa china. ¿No deberíamos privilegiar emprendimientos locales, cooperativas, organizaciones de desocupados? ¿No es hora de utilizar una empresa con mayoría estatal, como IMPSA, para un plan de desarrollo integral, que abarque geográficamente toda la provincia? Por eso la pregunta de fondo es ¿Hacer un Portezuelo por 1.000 MD ó invertir 1.000 MD en un plan de desarrollo quinquenal, que aborde las necesidades estructurales hídricas, energéticas y productivas?  El Gobernador repite una y otra vez que es hombre de diálogo, aunque sin aclarar qué actores sociales son sus interlocutores; y suele  permanecer sordo ante los reclamos populares, hasta que  truena el escarmiento en las calles (diciembre 2019 con la defensa de la ley 7722; setiembre 2020 con el rechazo a su proyecto de ley de educación provincial). ¿Será momento de hacernos oír nuevamente?  Lentamente, desde abajo, se va gestando la idea de un plan de desarrollo construido democráticamente, de carácter federal, que priorice zonas postergadas como Malargüe, y que incluya socialmente a las mayorías hoy empobrecidas. Con obras que deberán promover la participación de empresas nacionales, provinciales y cooperativas de trabajo, para fomentar el empleo y enfrentar la grave crisis social.
 
El tema central en debate es: ¿Cuál proyecto de desarrollo tenemos?; ¿Qué debemos producir? (agro, minería, industria, etc.); ¿Cómo? (respetando los bienes comunes y el ambiente); ¿Quién tiene la propiedad y el control? (capital extranjero, grupos monopolistas, sociedad estatal, cooperativas). Se trata de hacer crecer la producción, atacando la concentración de la propiedad y la desigualdad en la distribución.
Para esto el primer paso debe ser la suspensión del proceso licitatorio (de por sí muy cuestionado y cubierto de sospechas) y no adjudicar la obra al único oferente. Por lo menos hasta tanto se resuelvan los cuestionamientos y dudas, y se atiendan razonablemente las críticas fundamentadas sobre los aspectos técnicos, económicos, sociales, ambientales, jurídicos y de oportunidad.
El paso lógico siguiente es la elaboración democrática, con amplia participación popular, de  un plan para modificar el destino de los fondos, que por provenir de un resarcimiento a toda la provincia, debieran distribuirse equitativamente en todo el territorio.-
Por Carmelo Cortese.   Sociólogo. Profesor consulto de la UNCuyo.   Mza, 2021

Daños de la Licitaciòn

Ex ministro de la Corte mendocina advierte por "los daños"

El exmiembro de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Alejandro Pérez Hualde, explicó por qué él junto a un grupo de juristas se remitieron ante el fiscal de Estado para frenar la licitación de Portezuelo del Viento.

Adviritió del riesgo de seguir con la licitación.
 
Leer más...Mientras el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez  analiza si acepta la rebaja en la oferta de la UTE Malal Hue (integrada por la china Sinohydro, IMPSA y dos constructoras mendocinas), se desató en Mendoza un fuerte debate sobre la conveniencia de construir la represa Porteuelo del Viento, una obra que tenía un apoyo monolítico hace unos años.
A fines de la semana pasada un grupo de juristas pidió suspender la licitación de la obra Portezuelo del Viento, aduciendo de que se corre el riesgo de que la obra sea frenada por la nación y haya que afrontar gastos exorbitantes. Entre ellos, firmó la solicitud Alejandro Pérez Hualde, exmiembro de la Suprema Corte de Justicia, quien habló en MDZ Radio.
¿Por qué han ido a la Fiscalía de Estado a pedir que se revise la licitación de Portezuelo del Viento?
 Porque al fiscal es a quien la Constitución le ha encomendado la defensa del patrimonio público. Además, es el abogado de la provincia, que sigue los juicios en los que Mendoza ya se ve involucrada en un marco que en un año ha cambiado: la Corte Suprema de la Nación dijo que no quiere discutir sobre el Río Atuel, sino sobre el entorno de un ecosistema, el Coirco nos pide que hagamos de nuevo una evaluación de impacto ambiental amplio y San Juan está demandando por la Cuenca del Desaguadero y estamos contestando.
Es cierto que el entorno jurídico se ha modificado, pero el Gobierno de Mendoza sostiene que aún no está resuelto, entonces mientras eso ocurre dicen "sigamos avanzando con la licitación". ¿Por qué ustedes plantean que mientras tanto hay que suspender?
Coincido y soy optimista con el resultado de esos juicios. Pero pueden haber son muchos avatares en el camino. Yo pienso que los vamos a ganar, pero ¿cuándo? ¿Quién evita que la Corte con una precautoria suspenda los trabajos? Y hay que parar, entonces los gastos improductivos que genera una obra de esa magnitud son impresionantes. A veces no hay que ir a Tribunales, porque aunque ganemos no ganamos.
Les digo más, por unanimidad los 5 miembros de la Corte en cualquier momento nos van a ordenar una precautoria.
-¿Por qué creen que la provincia van a perder plata haciendo Portezuelo del Viento?
A mi no me preocupa tanto si va a ganar o perder plata, porque eso estará en manos de quienes conocen el comportamiento del precio de la energía.
A mi lo que me preocupa es el riesgo procesal de hoy, en este momento esta licitación se puede detener sin más costos de los que hemos incurrido. Si se adjudica no se va a poder frenar sin pagar daños y perjuicios y si se contrata ni le digo, probablemente haya que pagar el lucro cesante.
- ¿Plantean que se suspenda el proceso o que la obra no se haga?
Eso es un tema que debe determinar nuestra mejor política, la alta de Mendoza: si es que le queremos dar un nuevo destino a esos fondos, cuál es, o si quieren hacer otra licitación. Pero no con estos riesgos, que son muy grandes.
Se puede construir un consenso para realizar inversiones que la provincia necesita y de ningún modo asumir riesgos. Por eso hemos ido al fiscal de Estado, que sabe.
-¿Se puede parar en esta instancia?
Sí, está lanzado pero no sabemos si esta mejora de oferta es realmente conveniente. Ya dijimos que la primera no era conveniente y pedimos una mejora. ¿Es suficiente? Eso lo determina la provincia de Mendoza, que le puede decir "no es suficiente, declaramos fracasada la licitación".-

06 JULIO 2021