Novedades

Fundación Chadileuvu

Ríos pampeanos en la revista Las Bases

Leer más...Hace medio siglo el corte del río Atuel era un tema desconocido en los medios nacionales. Por eso este artículo adquiere una significación especial y obra como valioso antecedente en la lucha de los pampeanos.    
             
Con anterioridad a la llegada del general Perón, en 1972, el movimiento peronista ya había editado como órgano oficial la revista Las Bases, que apareció entre noviembre de 1971 y agosto de 1975; la publicación evidenciaba las conexiones político-partidarias en la época y sus representaciones centrales. De algún modo era la palabra más importante dentro del movimiento.
 
Por esos años la cuestión de la cuenca Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó era prácticamente ignorada por los medios de comunicación, con la excepción de La Arena, que venía abogando por el tema desde mucho tiempo atrás. Edgar Morisoli, en su constante preocupación y estudio por el tema de los ríos robados, sugirió al autor de estas líneas la posibilidad de enviar un texto a la revista aunque, a la luz de la realidad, había mínimas esperanzas de publicación.
  
El artículo fue enviado y, para sorpresa general, se publicó íntegro en el número 53 de Las Bases. Por tratarse de la palabra oficial del movimiento, los cuyanos –en el decir de Edgar– “quedaron anonadados” y no hubo respuesta alguna.
 
Aquella lejana nota evoca la postura pampeana y la temprana reafirmación de la lucha por nuestros ríos; también el aprovechamiento internacional de la “singularidad geográfica paranaense”. A continuación la transcripción íntegra:
 
El texto completo.
               
En el número 53 señalaba la revista Las Bases en un comentario sobre geopolítica argentina que
“Nosotros partimos de la base que la Argentina necesita contar con un esquema básico de desarrollo total basado en su propio realismo político” y acotaba: “el planteo (...) exige la consideración del problema físico”. Nada más cierto. Cuando un país despierta a la realidad después de años de sometimiento e incertidumbre y aspira, como el nuestro, a iniciar, y aún a liderar, un proceso de liberación debe saber perfectamente con qué apoyaturas materiales cuenta para, a partir de ellas, planificar las líneas de sus acciones futuras en un esquema básico y coherente.

Claro que en un territorio tan vasto, el asunto no es nada sencillo. Las regiones que lo componen, variadas y muy extensas, se influyen e interaccionan creándose la necesidad de un poder central que las equilibre y armonice y, fundamentalmente, que las integre dando coherencia a la Nación.
      
La Argentina es un país de grandes desiertos. En su lado occidental se recuesta una larga franja muy pobre en precipitaciones que separa de norte a sur las ricas regiones litoraleñas y centro litoraleñas, del área cuyana y la zona noroeste. Se extiende prácticamente desde Tucumán hasta el estrecho de Magallanes, interrumpida transversalmente por algunos oasis de riego artificial. Esa franja desértica ha sido y es
causa primordial de muchos de los desajustes que sufre esa parte al interior del país, pero tiene, sin embargo, una posibilidad.
         
Enorme cuenca. El Desaguadero-Salado-Chadileuvú (tales los nombres que lo distinguen, de norte a sur a grandes rasgos) fue hasta épocas no muy lejanas el colector de una inmensa cuenca imbrífera de más de 250 mil kilómetros cuadrados de superficie. Con relación a los ríos que bajan de la cordillera andina es transversal y a él afluyen todos ellos lo que explica su nombre de Desaguadero. Se considera que su caudal medio oscilaba (cifra antaño) en los 200 metros cúbicos por segundo, algo así como un quinto del río Negro, una cifra por demás significativa.
 
Se sabe que ya en la época prehispánica los indígenas regaban con aguas de los afluentes del Desaguadero aunque con un consumo insignificante.
 
De norte a sur, con una leve pendiente al este que se acentúa al entrar en el centro de la república, se ubica el cauce del río Salado.
Pero con el aumento de la inmigración y la colonización europea los aprovechamientos se fueron haciendo cada vez mayores, amparados de la casi total inexistencia de poblaciones ubicadas aguas abajo hasta finales del siglo XIX. Así los poblamientos avanzaban de norte a sur, utilizándose poco a poco los principales afluentes del Salado: los ríos San Juan, Mendoza, Tunuyán, Diamante y Atuel. Sobre éste último, que mantuvo firme su aporte hasta las primeras décadas del presente siglo, la colonización comenzó a captar caudales cada vez mayores en forma más o menos clandestina. Estos hechos sí tuvieron reclamos consiguientes ya que por entonces existía una amplia zona poblada sometida a la influencia del río, parte de la vigorosa colonización que nutrió al territorio de La Pampa hasta los años veinte. En la zona de Algarrobo del Aguila se había establecido incluso una colonia que efectuaba riego por medio de canales y tomas libres en el río aguas abajo, desde Santa Isabel hasta las grandes lagunas de Puelches, un rosario de poblaciones hoy desaparecidas acompañaba al río y desarrollaba en algunos sitios una incipiente pero próspera industria pesquera.

Las consecuencias de semejante desarreglo fueron enormes y los justos reclamos pampeanos partieron de todos los niveles, como lo prueba la carta del agente radiotelegrafista Angel Garay, dirigida al entonces Presidente Perón, en nombre de los vecinos de la zona. La carta de Garay, ingenua y hasta conmovedora por momentos, fue la base del grueso expediente que culminó en la resolución 50 del año 1949, dictada por Agua y Energía y tendiente a reparar el enorme daño causado por la construcción de El Nihuil. Por esa resolución se ordenaban sueltas periódicas tres veces al año destinadas a compensar las pérdidas y mantener poblaciones, sembradíos y haciendas. Pero “son campanas de palo las razones de los pobres” y ni siquiera las modestas compensaciones ordenadas por Agua y Energía fueron acatadas por el gobierno de Mendoza de esos años quien desconoció la medida por mediación del Tribunal Administrativo de su Departamento Jurídico, que se negó a cumplir con una resolución nacional.
 
Geopolítica.
            
Desde entonces hasta ahora siguen sin efectuarse las sueltas y son muy pocas las voces, amén de las de los pampeanos, que se elevan para reclamar un derecho y el cumplimiento de un acto de justicia.
             
Lamentablemente pocos o ninguno de los organismos específicos fueron capaces de comprender este problema geopolítico tan ligado a la integración nacional. Y mientras la ausencia del agua –que ya va para tres décadas– sigue generando hechos físicos negativos que pueden tornarse irreversibles y el panorama en el aspecto demográfico se presenta aterrador, las argucias y falacias jurídicas llegan a lo grotesco, hasta el punto de negar que alguna vez corrió agua por los profundos surcos que hoy ciega la arena poco a poco. La digna posición argentina mantenida en los foros internacionales con relación a los aprovechamientos inconsultos de los ríos internacionales, se tambalea frente al absurdo mantenido dentro del propio país, una circunstancia de la cual, seguramente, no dejan de tomar nota los perspicaces juristas y geopolíticos brasileños.
 
Por Walter H. Cazenave /Geógrafo
Caldenaia/La Arena.   25-09-22

La situación de los embalses es crítica y podría faltar agua en Mza.

Leer más...La falta de agua es una constante de los últimos 10 años y este verano no será la excepción. Un dato que se desprende del pre pronóstico elaborado por el organismo encargado de gestionar este recurso en Mendoza alerta por la difícil situación que atraviesan las cuencas.

La escasez de agua se hace notoria en los embalses y anticipa un panorama desalentador para el sector agro-productivo y para los mendocinos que residen en zonas urbanas y durante la temporada estival sufren la falta del suministro durante varias horas del día. Las últimas nevadas ocurridas en la cordillera de los Andes generaron esperanza pero no serán suficientes para contrarrestar los efectos de una sequía que lleva más de 10 años.                            

Año tras año, los mendocinos sufren la escasez de agua en la región durante los meses de calor. A pesar de que hay una leve mejoría respecto al año pasado en algunas cuencas, el registro es del 50% de un año medio y la provincia está terminando el peor año hidrológico del río Mendoza de los últimos 50 años.        

El pronóstico de escurrimiento 2022-2023 será dado a conocer a principios del mes de octubre pero desde el Departamento General de Irrigación alertaron sobre la difícil situación hídrica que atraviesan las cuencas y embalses que cuentan con un volumen acumulado inferior en comparación con años anteriores. En el caso de la cuenca del Río Diamante los embalses más importantes están al 50% de su capacidad y si bien las nevadas fueron superiores al año pasado sólo un poco más que la mitad de un año normal.                                

Según el Boletín de Información Hidronivometeorológica emitido por el Departamento General de Irrigación, el volumen acumulado en los embalses de la provincia de Mendoza es muy bajo en comparación con los promedios históricos y la situación es preocupante de cara a los meses de calor donde el consumo domiciliario y para riego aumenta. El volumen actual del embalse Potrerillos (brinda agua al oasis norte donde reside la mayor cantidad de población de la provincia) es del 64% mientras que los embalses del sur de la provincia (Agua del Toro, Los Reyunos, Nihuil y Valle Grande) el 56% y El Carrizal el 63%                            

Desde el organismo encargado de la gestión del agua en Mendoza emitirán el pronóstico anual el próximo 13 de octubre pero tal como adelantaron hace unos días en diálogo con MDZ, la situación es compleja y las soluciones para mitigar el impacto requieren de modificaciones en la administración del recurso, inversiones y un cambio cultural en torno al cuidado el agua por parte de la población.                                           .                                    

Mdz.com.  23-09-22

Más y mejor agua para el Sur: cómo será el trasvase del Río Grande al Atuel por la cuenca alta

Leer más...En la misma conferencia en la que anunció que utilizará parte de los fondos de Portezuelo del Viento para la construcción de la represa El Baqueano, el gobernador de Mendoza anticipó que el Ejecutivo trabaja en el trasvase del Río Grande al Atuel.

Son varias las alternativas que ha estudiado a lo largo de los años el Gobierno de Mendoza en el marco del proyecto denominado “Aprovechamiento Integral del Río Grande”, que traerá múltiples beneficios a la zona Sur de la Provincia:
1.    Duplicación del caudal medio del Río Atuel.
2.    Mayor y mejor oferta hídrica, que incrementará el desarrollo agropecuario de los tres departamentos (San Rafael, General Alvear y Malargüe).
3.    Crecimiento de la producción de energía hidroeléctrica en las centrales apostadas en la cuenca hídrica.
4.    Aumento del caudal del Atuel, que posibilitará cumplir con el fallo de la Corte Suprema nacional que fijó como meta interina un mínimo de 3,2 metros cúbicos por segundo en el límite con La Pampa.                                                                                    

La elegida por las autoridades mendocinas es el trasvase por la cuenca alta del Río Grande, atravesando el macizo rocoso que conecta con el Río Salado, derivando por gravedad los caudales a partir del embalse La Estrechura en el Valle Hermoso.            

El caudal es derivado a través de un túnel de aproximadamente 24 km de largo, que vincula los valles del Grande y el Salado, presentando su desembocadura en la zona de Los Morros, aguas abajo de la confluencia de los arroyos El Desecho y Las Leñas. A la salida del conducto puede lograrse la generación hidroeléctrica en la Central Los Morros y complementariamente en Los Molles. La propuesta también incorpora la posibilidad de ejecutar la presa El Infiernillo con su central de generación asociada.

En la zona de La Junta, y hasta Puesto Martínez, el caudal trasvasado debe ser desviado por un canal marginal revestido en hormigón que evite la infiltración en ese sector. De ese cauce se inicia otro que alimentará a la zona de Malargüe. Como una alternativa complementaria de generación hidroeléctrica pueden ser instalados equipos de generación de baja caída, que no requieren de un embalse y el desvío se realiza mediante una toma, sin demandar grandes inversiones,                                                     
En definitiva, el proyecto contempla la posibilidad de derivar al Río Atuel el cupo de 34 metros por segundo (en dos etapas) que fue adjudicado a Mendoza en el tratado de 1976 (que también creó el COIRCO), firmado por las cinco provincias del Río Colorado.     !!!!!!!!?????
*Cuidado!  En ese mismo tiempo y tratado se acordaba como condición compensatoria realizar la derivación equivalente del río Negro al río Colorado… en definitiva.                                                  

“la mitad de una verdad acrecienta la mentira”. *Nota de redactor/LMF

Leer más...Se estima que provocará un incremento de la superficie cultivada en el oasis sur de la Provincia de unas 58 mil hectáreas (25 mil en San Rafael, 25 mil en Alvear y 7.800 en Malargüe).
Además del aumento del agua disponible para riego de la zona, la obra representa una regulación del Río Colorado que incidirá favorablemente en disponibilidad del recurso hídrico para las otras provincias, y una mejora de la calidad del agua en Malargüe, Nihuil y Buta Ranquil (límite con Neuquén).
El detalle de las obras del trasvase por la cuenca alta                                                     
Primera etapa (desvío de un caudal de 24 m3/s)
•     Presa La Estrechura. Construcción de una presa de gravas y enrocado con pantalla de hormigón de unos 130 m de altura. El volumen útil del embalse será del orden de 230 a 400 hm3 conformando un lago de 12 a 16 km2.
•    Túnel Valle Hermoso - Río Salado Entre el Cajón de Los Oscuros sobre el Valle Hermoso y Los Morros sobre el Río Salado, se ha previsto la ejecución de un túnel de trasvase de aproximadamente 24 km de largo, de 4,4 m de diámetro con capacidad máxima de conducción de 45 m3/s. Este túnel a presión conduce el caudal trasvasado a la Central Los Morros para su generación, o lo vierte directamente en el Río Salado.
•    Azud Ruta 40   Esta estructura, ubicada en las cercanías donde la Ruta Nacional Nº 40 intercepta el Río Salado, cumple con la función de derivar el caudal trasvasado a un canal marginal que evita las pérdidas de agua que se producen para el Río Atuel en la zona denominada La Junta.
•    Canal Río Salado – Malargüe.  Desde el canal marginal se logra la alimentación de agua para la zona de Malargüe, a través de un canal previsto para un caudal promedio de 4 m3/s, con un máximo de 7 m3/s y de unos 27 km de longitud.
•    Canal Ruta 40 - Puesto Martínez.  Corresponde al canal marginal del Río Salado que conduce el agua trasvasada desde el Azud Ruta 40 hasta la zona de Puesto Martínez. Será revestido y tendrá una longitud de unos 30 km.
 
Leer más...En detalle, así será la primera etapa del trasvase del Río Grande al Río Atuel por la cuenca alta.    Infografía: Medios Andinos

Segunda etapa (desvío de un caudal de 15 m3/s)
•     Azud Valenzuela.  Sobre el Río Valenzuela se ejecutará, cuando los requerimientos para riego lo demanden, y para completar el cupo de caudal asignado a Mendoza, un azud derivador de unos 13 m de altura.
•    Conducción Valenzuela - Valle Hermoso.  Constituida por cuatro tramos: un canal de media ladera de aducción al túnel de 0,7 km, un túnel en roca de 3,2 km, un sifón bajo el Arroyo Tiburcio de 1,3 km y un túnel en roca de 4,3 km.
 
En detalle, así será la segunda etapa del trasvase del Río Grande al Río Atuel por la cuenca alta¬

Por Facundo La Rosa  21 de septiembre de 2022


Falleció el Ciudadano Ilustre y emprendedor Ángel Garay

Leer más...La comunidad tomó conocimiento de que en la madrugada pasada dejó de existir a los 101 años en su domicilio de Viedma, don Angel Garay, declarado Ciudadano Ilustre de la ciudad por su vasta trayectoria en diversos rubros.

Primero en la Policía del Territorio Nacional de Río Negro, luego como comerciante y desarrollador inmobiliario en Viedma a través del Centro de Retirados de la Policía de Río Negro y en el puerto de San Antonio Este. Había nacido el 23 de mayo de 1921.

"Estoy normal, no tengo alteraciones, ni bajos de ningún tipo, y de ningún sentido, tanto psíquico como físico", contó a NoticiasNet el año pasado cuando cumplió los 100 años. En las últimas elecciones legislativas concurrió a votar como cualquier hijo de vecino.

Una de las primeras instituciones que hizo público el deceso fue la Jefatura de la Policía de Río Negro, a raíz de la rica historia que posee este vecino viedmense. Basta recorrer los antecedentes plasmados en el Concejo Deliberante cuando a fines del año pasado fue distinguido por su contribución a la comunidad.

El proyecto legislativo destaca que Ángel Garay se inició como telegrafista en La Pampa, comisario mayor, símbolo de la Policía de Río Negro y reconocido a nivel nacional por su intervención en el conflicto por el aprovechamiento del río Atuel entre las provincias de La Pampa y Mendoza.

Señala que este distinguido vecino de Viedma empieza a dejar huella en la historia del país en el año 1947, cuando desde La Pampa alertó mediante el envío de una nota al entonces presidente Juan Domingo Perón, de las consecuencias sociales, ambientales y productivas que provocaba el corte del río Atuel. Dicha nota derivó en el dictado de la Resolución Nº 50 del año 1949 de la Dirección de Agua y Energía Eléctrica de la Nación, la cual ordenó sueltas anuales del afluente para que puedan beber de ella poblaciones y ganado y servirse también para el riego de plantaciones y la alimentación de represas.

Ello fue solo el inicio de una lucha incansable por los derechos de los ciudadanos, ya que en el año 1949, cuando se instalare en Viedma, fue incorporado en la Policía de la Provincia de Río Negro participando en la conformación estructural y proyección de la misma, al punto de ser un referente en la formación de jóvenes policías.

Indican los fundamentos que “este honorable vecino de nuestra ciudad fue el encargado de armar la estructura de comunicaciones de la Policía de la Provincia, la cual daría lugar a establecer una red de comunicaciones de prestación permanente las veinticuatro horas del día, modelo que permitiría por aquel entonces comunicar a la Ciudad de Viedma con el resto de las delegaciones policiales de toda la Provincia, acercando hasta el paraje más remoto. Este sistema permitió no sólo dar conexión a distintos lugares, sino integrar servicio, brindar asistencia de salud y ayuda ante emergencias”.

Agrega que “fue además uno de los mentores de la creación de la Escuela de Cadetes de la Policía y formó durante años a Oficiales que sirvieron a toda la comunidad. En su incansable recorrido, se encargó de participar activamente en la creación de entidades que promovieran el bienestar de los oficiales de la policía, como ser la Mutual Policial, el actual centro de Retirados, Pensionados y Activos de la Policía y el Círculo de Oficiales de la Policía”.

Recuerda que “su lucha activa por los derechos sociales, lo llevó a ser promotor y participante activo de la creación y construcción del ‘Barrio Policial’ de Viedma, el cual permitió a muchas familias de la policía contar con una vivienda propia. Reconocido por sus grandes logros y su incansable lucha por los derechos, hoy es un icono en el Círculo de Oficiales de la Policía de Río Negro y en particular para la Ciudad de Viedma, donde desde hace años reside. Ángel Garay, con sus 100 años de edad, es un reconocido ciudadano viedmense que año a año le realizan múltiples reconocimientos por su actuación desinteresada a lo largo de toda su vida”.


RadioNoticias.com    22/09/22

Licitan la presa Paso Alsina

Leer más...A partir de las demandas presentadas por el corte del río Atuel y las objeciones planteadas a proyectos como Portezuelo del Viento, las autoridades de Mendoza alertan que "La Pampa se opone a todos los desarrollos productivos o energéticos" y considera a los pampenos como "psicópatas hídricos". Sin embargo, las posiciones de La Pampa se sustentan en principios ambientales y tienen por objeto principal evitar perjuicios a las provincias condóminas de ríos interjurisdiccionales, como el Colorado.

Tal es así que La Pampa no se opuso a la construcción de la "Presa Paso Alsina", proyectada por la provincia de Buenos Aires y destinada a beneficiar a los regantes de Corfo. En febrero de este año, el Ministerio de Obras Públicas de la Nación adjudicó la elaboración de este proyecto sobre el tramo final del río Colorado. La propuesta, que beneficiará a los partidos de Patagones y Villarino, fue evaluada y aprobada en el seno del Coirco, y la licitación de la obra está prevista para febrero del año que viene.

"Será un puente derivador, que cumplirá una función similar al dique Punto Unido.
No es una obra de embalse, ni tendrá efectos perjudiciales porque aguas abajo no hay ninguna otra provincia condómina y la presa estará situada cerca de la desembocadura", explicó Juan Greco, delegado pampeano ante el Coirco.
 
"Evaluada y verificada".   El funcionario recordó que "como cualquier obra proyectada en la cuenca del río Colorado, sus promotores presentaron la documentación técnica y los estudios de impacto ambiental en el Coirco, Greco aclaró que "al no ser una obra de embalse, sin otra provincia aguas abajo y a pocos kilómetros de la desembocadura, no hubo objeciones" para su aprobación. La función de este nuevo dique será "elevar el pelo de agua para garantizar el ingreso de un volumen estable al área de riego de Corfo a través de su canal derivador". Agregó que la presa producirá "un lago muy pequeño, similar al del dique Punto Unido, para mantener un nivel estable ante las fluctuaciones naturales del curso", complementando la regulación de caudales que realiza el dique Casa de Piedra.
 
Distinta de Portezuelo.  Greco aludió a las notables diferencias con el proyecto de Portezuelo del Viento, que Mendoza pretende construir sobre el río Grande, "estaría ubicado en las nacientes del río, embalsaría un volumen muy grande y produciría consecuencias gravísimas a las provincias de aguas abajo. Y por eso también resultan muy distintas las exigencias ambientales para cada obra", analizó.donde fueron evaluados y verificados antes de que la obra fuera autorizada por unanimidad".

El proyecto "Presa Paso Alsina" prevé la construcción de un dique nivelador sobre el Colorado, a unos 10 kilómetros al sur del Meridiano V, límite entre Buenos Aires y La Pampa. Además de la salida natural del río, el embalse contará con dos salidas que, mediante una suerte de by pass, transportarán agua a las diversas tomas del sistema de riego.

Su puesta en marcha, programada para fines de 2024, posibilitará el almacenamiento, control y regulación de caudales, permitirá sumar unas 20 mil hectáreas actualmente improductivas por falta de riego y aportará dotaciones de emergencia en épocas específicas y de déficit hídrico.

La Arena.  19-09-22