Novedades

Fundación Chadileuvu

Río Atuel: Nación aportaría $700 millones para que haya acuerdo (secreto?)

Leer más...La Pampa, Mendoza y Nación, mantienen silencio en torno de los términos de un eventual entendimiento y avanzaría una "negociación en secreto". Trascendió que Alberto Fernández pondría 700 millones de pesos para obras.

"En julio, la Corte Suprema de Justicia de la Nación fijó el caudal mínimo del río Atuel que Mendoza debe dejar pasar a La Pampa y puso como plazo el 10 de diciembre para que las jurisdicciones acuerden cómo llegar a ese volumen. Aún no trascienden detalles de las obras y acciones que se implementarán; Mendoza, La Pampa y la Nación están negociando en secreto y ya tienen destinadas partidas de los Presupuestos 2021 para las obras", publicó el diario Los Andes.

El ministro de Infraestructura de Mendoza, Mario Isgró, confirmó que la suma que debería poner la provincia vecina llega a los 300 millones de pesos.

"Por su parte, el Gobierno nacional ha comprometido en las sucesivas reuniones 700 millones de pesos para las obras en el río que mejoren el caudal. Y desde La Pampa, también aseguraron que la pauta de gastos para el año que viene también tiene una partida para las obras del río Atuel pero desde la vecina provincia no detallaron la cifra", afirmó el diario mendocino.

También sostuvo que el hermetismo alrededor de las negociaciones es común a todas las jurisdicciones porque "no quieren generar malestar ni embarrar el diálogo con declaraciones en los medios".

Hasta ahora se sabe que las dos provincias y Nación están trabajando, “acercando propuestas” y tienen que llegar a un acuerdo antes del 10 de diciembre. Según trascendidos, en muchos puntos Mendoza y la Nación coinciden, pero en otros la Nación se acerca a La Pampa.

Desde el área de Infraestructura de Mendoza aseguraron que “todavía no hay definiciones” y una respuesta similar dio el secretario de Recurso Hídricos de La Pampa, Néstor Lastiri.

“Estamos debatiendo las acciones y obras que establece la Corte Suprema para lograr el caudal hídrico apto de 3.2m3/s para recomponer el ambiente en el marco de la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior, el Estatuto del nuevo organismo de cuenca y el Monitoreo ambiental de la integralidad de la cuenca”, dijo el funcionario pampeano.

Posibles acciones
Desde el principio, cada provincia llevó su propuesta de obras para solucionar el conflicto. En un momento, la Justicia llamó a la Nación a intervenir como responsable del tema y ahora, además de determinar el caudal, la Corte le indicó a las jurisdicciones que acuerden cómo monitorear el caudal del río para que se cumpla la recomposición del ambiente.

En una de las propuestas la Nación se comprometió a financiar hasta el 70% de las obras y el 30% le quedaba a Mendoza y La Pampa. Esos porcentajes se traducirían ahora, en 700 millones de pesos de la Nación y 300 millones de pesos de Mendoza.

En Mendoza, desde Irrigación ya han alertado que la cuenca "es deficitaria" y que "en los últimos 10 años el caudal tuvo el registro más bajo de los 150 años que se tiene registro".

Para llegar al número que indicó la Corte sí o sí Mendoza tiene que aumentar la oferta. "Una de las posibilidades que se maneja, es la propuesta inicial de 28 pozos en la cuenca del río para bombear agua al cauce y como última opción está la obra de trasvase de aguas del río Grande", indicó Los Andres.

"También hay que hacer obras para que el agua no se pierda por infiltración o transpiración. En los 160 kilómetros que hay desde Carmensa (General Alvear) -hasta donde llega el canal marginal del Atuel- hasta el límite con La Pampa se haría una batería de obras para mejorar el caudal como rectificar el cauce donde hay curvas o utilizar membranas para impermeabilizar donde hay pérdidas. Algunas obras ya están avanzadas en cuanto a estudios técnicos. Hay una sola premisa que Mendoza no está dispuesta a negociar: no le van a sacar agua a los productores", añadió.

Desde La Pampa se insiste en que no se trata "solo de obras" sino que la Corte también habló de acciones. “Las acciones se refieren al manejo y distribución del agua desde los embalses donde se asignan los usos humano, riego, energía, recreativo y turístico y ahora deberá establecerse el uso ambiental para satisfacer los 3,2 m3/s para recomponer el ecosistema del noroeste de La Pampa en forma permanente y progresiva”, dijo Lastiri.

El fallo de la Corte
La Corte Suprema determinó el 15 de julio el caudal de agua del río Atuel que debe entregar Mendoza a La Pampa, en una causa que es la continuidad de un conflicto histórico entre las dos provincias y que se ha extendido durante décadas.

El dictamen fue votado de manera positiva por los ministros de la Corte Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz (este último con voto concurrente), al llegar a la conclusión que los 3,2 m3/s “es el caudal recomendado por el Instituto Nacional del Agua (INA) como instrumento de posible cese del daño ambiental ocasionado por la falta de escurrimiento del río Atuel en territorio pampeano”.

El fallo también mencionó a la secretaría de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación para señalar que “se podría alcanzar el caudal una vez que se realizaran una serie de obras e inversiones con un plazo de desarrollo”.

El Diario. 03-11-20

Mendoza negocia con Neuquén y Río Negro … analizando una propuesta de la provincia de Río Negro que fue respaldada por Neuquén

Busca un acuerdo que le permita destrabar el conflicto en el COIRCO, antes de que Alberto Fernández defina -en el laudo- la continuidad o no de la represa cuestionada
 
Leer más...Mendoza no se resigna en su pelea por la construcción de la represa Portezuelo del Viento. Ahora, según los medios mendocinos, se abrió una negociación con las provincias de Río Negro y Neuquén y -dicen- la obra "está en manos de un par gobernadores más que del presidente Alberto Fernández".  Además, se dio a conocer el objetivo del gobernador Rodolfo Suárez de dejar las 11 cajas con 72 biblioratos en Casa Rosada tras un encuentro con mandatario nacional.               

"Son antecedentes y estudios técnicos ya realizados sobre el proyecto durante los últimos años, que tienen fundamentalmente como destinatarios a la mandataria de Rio Negro, Arabela Carreras, y al neuquino Omar Gutiérrez", destacó el diario Mdzol. Y aseguró: "con ellos, Mendoza ya tiene avanzada una negociación para intentar que voten favorablemente por la continuidad de la obra en el Comité Interjurisdiccional del Rio Colorado (COIRCO), paso previo a lo que será el laudo presidencial definitorio que no tiene fecha establecida todavía".                            

De todos modos, según reconcen en Mendoza, en ese encuentro en Buenos Aires Suárez no logró reconocer del presidente Fernández "demasiadas señales acerca cuál será el futuro de este emprendimiento que se transformó en el único de envergadura que tiene previsto desarrollar la provincia por un largo tiempo".  

De una cosa sí están seguros: existe confianza en que la Casa Rosada cumplirá con el quinto desembolso que está pautado para financiar la construcción del dique en Malargüe, cuyo vencimiento operará el próximo 28 de octubre. Nación deberá depositar U$S 30 millones.

Licitación. Mendoza también se avanzará con el proceso licitatorio que está en marcha y que tiene a un único oferente compuesto por la UTE que conforman la empresa china Sinohydro, IMPSA, Obras Andinas y Ceosa.  El objetivo del gobierno mendocino siempre fue llegar a la etapa de adjudicación antes de fin de año, pero ya es un hecho que eso no ocurrirá. El proceso no entrará en la etapa de definiciones antes de abril de 2021 y además deberá aguardar por el laudo del presidente.                                                  

"¿Podrá Mendoza adjudicar sin esperar por esta definición?", se preguntó en el mismo artículo el sitio digital MDzol. La respuesta está: la provincia vecina no tiene impedimentos jurídicos para hacerlo, aunque se enfrenta al riesgo de firmar un contrato con privados y que después se le retire el financiamiento si la Nación así termina determinando.

Once cajas. El gobernador Suárez y el ministro de Gobierno de Mendoza, Víctor Ibañez, presentaron en el ministerio del Interior la documentación completa de los estudios de impacto ambiental realizados por las universidades de La Plata, del Litoral, de Cuyo, y la UTN en los últimos años, que avalaron técnicamente la realización de la obra. Además de las once cajas que llevaron con papeles, dejaron un pendrive para que cada gobernador integrante del Coirco tenga acceso a esa misma información.

"Desde algunos meses ya, Mendoza viene analizando una propuesta de la provincia de Río Negro, como integrante del COIRCO, que fue respaldada por Neuquén y que se presentó como un posible camino de acuerdo. Técnicamente, lo que aportaron los rionegrinos es saltar por encima de la Ley de Obras Hídricas de la Nación, cuya aplicación en el expediente reclama La Pampa, lo que le evitaría a nuestra provincia sujetarse a leyes nacionales cuando el proyecto es meramente provincial", describió el mismo portal mendocino.

"Eso permitiría acelerar el proceso para la realización de nuevos estudios de impacto ambiental que los pampeanos reclaman, aunque desde acá los dan por cumplidos. Además los patagónicos proponen que el COIRCO tenga facultades para sancionar a Mendoza en caso de incumplimientos", deslizó. Aunque admitió: "la negociación está avanzada, pero lejos de un acuerdo todavía y existirían dos trabas. Una de ellas es que Río Negro pretende que no se adjudique Portezuelo hasta que se haya alcanzado un acuerdo total y el otro punto, el clave en esta negociación, es que lo que se presentaron hasta ahora son solo 'alternativas' que no están escritas en un papel y que no se saben jurídicamente de qué manera se van a terminar implementando".

El Diario.  20-10-20

Crece un pueblo entre viñedos y olivares

Carlos Grazide, intendente de Gobernador Duval, dio detalles de las distintas experiencias en desarrollo en su localidad, que derivaron en una importante generación de mano de obra local.
 
Leer más...Grazide anunció que la semana que viene llegan 15 mil nuevos viñedos provenientes de Mendoza para colocar en cinco hectáreas, y relató que, “cuando comenzamos con este proyecto los que sabían del tema me dijeron que las bodegas y los viñedos no tienen techo, todos los años se necesita más. Hemos tenido que salir a comprar uvas a parte de las uvas que nos da el Ente desde Casa de Piedra y como la demanda de vinos ha sido tan grande, producto de la marca Lejanía, hace dos años tuvimos que comprar uvas también a la provincia de Río Negro”, apuntó.  Recordó, en diálogo con la Agencia Provincial de Noticias, que “más de un ingeniero me decía que la tierra no servía, que tenía mucho salitre y con el tiempo reconocieron que estaban equivocados. La tierra cuando se trabaja reduce y elimina el salitre, con el abono que traíamos en aquellos tiempos y el guano de chiva de nuestra zona engordamos la tierra y con el tiempo dio sus frutos”, indicó. “Hoy tenemos variedad en nuestra chacra y lo hemos charlado mucho con Carlos Verna en su momento, ahora con el actual gobernador Sergio Ziliotto y siempre decimos que entre Casa de Piedra y Gobernador Duval tenemos una tierra muy rica donde se puede hacer pasturas, entre otras cosas. Falta que llegue más la inversión privada que es muy importante, los que han venido y se han quedado maravillados con este lugar, quieren producir cerezas, duraznos, olivos, etc”.                                 

Habló sobre el aceite que se produce, “los olivares de Duval son de muy buena calidad porque es virgen. Mi idea siempre es separar la chacra del municipio a través de una SAPEM”, puntualizó.                    

El intendente aseguró que en tres años, Gobernador Duval va a tener más de 30 hectáreas de viñedos lo que se traducen en doscientos mil litros de vino.

Río Colorado.    “Según COIRCO y Recursos Hídricos vamos a tener muy buen caudal del río Colorado producto del deshielo y la prueba está que el dique de Casa de Piedra está levantando el caudal. Hoy tenemos un río con mucha agua, pero recuerdo que en el mes de marzo hasta se cortó, no había agua, las bombas no podías chupar el agua y nos quedó todo lo que es verdura en la planta”, reconoció Grazide.

Un Gobierno que es continuidad.    Grazide aseguró estar muy contento con el gobierno actual porque es una continuidad del anterior y recordó que, “este proyecto se lo presenté a Carlos Verna en el 2004, el entonces gobernador y a los dos meses me dijo vamos a ver que hacemos y trajo el Ente del Río Colorado para ir dándole forma a todo esto. Me acuerdo que arrancamos con una bomba que en aquel momento costaba seis mil pesos, hoy una bomba chiquita para un patio vale más de treinta mil pesos. Así empezamos, con dos o tres hectáreas y hoy en Fincas de Duval tenemos sesenta hectáreas y la parte privada casi ochenta. El día que estén en producción las 140 hectáreas proyectadas, Gobernador Duval será un valle muy lindo”, manifestó.

  Contó además que en la bodega se han realizado muchas inversiones pensando también en el turismo y eso es gracias al gobierno de Carlos Verna y al enorme apoyo que tenemos ahora del gobernador Sergio Ziliotto a través de la Secretaría de Asuntos Municipales”.

Crecimiento del pueblo.   “Todo esto ha llevado al crecimiento de nuestro pueblo”, afirmó Grazide y añadió que “entre 2004 y 2005 comenzamos a crecer de a poco, en el censo del 2000 en Gobernador Duval éramos un poco más de 100 habitantes incluida la zona rural, hoy en el año 2020 tenemos más de 700 habitantes. El Estado provincial ha construido viviendas, el municipio ha construido otras con aportes provinciales ya que teníamos una coparticipación muy baja. Hoy la misma ha mejorado debido al crecimiento del pueblo. Las regalías petroleras también ayudaron mucho a este crecimiento. Carlos Verna tenía la visión del oeste, para él no había pueblos chicos ni grandes, todos eran importantes y pienso que Sergio Ziliotto es la continuidad de esas ideas, lástima que no se ha podido hacer todo lo proyectado debido a esta pandemia que arrancó en marzo y que nos tiene locos a todos”.

Informó que “el puente que pasa a Río Negro está cortado y hay muchos controles porque hay casos por todos lados en las otras provincias y eso asusta, pero gracias a los aportes y el apoyo del Gobierno de La Pampa no solo Duval, todos los pueblos y ciudades de la Provincia estamos más tranquilos”.

El dinero vuelve al pueblo.  Grazide remarcó que todo el dinero que se invierte vuelve al pueblo, “Gobernador Duval tiene ochenta empleados entre albañiles trabajando por administración municipal y la gente de las chacras, y hoy la parte privada también está aportando porque tiene sus empleados que de a poco va creciendo y será un aporte muy importante para el pueblo”.

Señaló que “el privado viene a invertir porque ve que lo que estamos haciendo da resultado, la producción de Vinos Lejanía, mermeladas, las truchas en escabeche, el aceite de oliva, cebollas, son todos productos que están en el mercado de La Pampa y las provincias limítrofes y la venta de todo eso es plata que vuelve al pueblo, para obras, para más inversión y para más fuentes de trabajo”

Contó que durante esta pandemia se ha comprado un camión grande modelo 2016 para poder trasladar todos los productos que tenemos a los depósitos en Santa Rosa, el mismo rodado nos sirve para ir a buscar botellas a Mendoza o plantas a Río Negro. La inversión en estos tiempos tan difíciles de la pandemia ha sido de casi diez millones de pesos en reparaciones, compra del camión e inversiones en la bodega y la planta de alimentos.

La ruta    El intendente municipal aseguró que “la ruta es un tema preocupante, estaba todo dado para que se haga y todavía no se puede. Tenemos dos puentes para inaugurar y tampoco se puede, es una situación muy triste porque ya habíamos hablado con Vialidad y estaba todo listo para que en diciembre se asfaltaran estos más de treinta kilómetros ya licitados en 2016 cuando el dólar estaba a $ 14 y la empresa ya estaba a punto de empezar a trabajar, sucedió que a Macri se le escapó el dólar a $ 30, la empresa presentó quiebra y ahí quedo todo trunco”, afirmó.

Turismo interno     Este año Gobernador Duval como todos los puntos turísticos de la Provincia van a tener la presencia de muchos comprovincianos producto de la situación sanitaria que no deja viajar a otros puntos del país, en ese sentido Duval se está preparando. “Estamos esperando al pampeano para que conozca su provincia, ya muchos están viniendo a conocer y se quedan asombrados de todo lo que ven, tienen un río que es una pileta de natación, no tiene peligro para que pueda disfrutarlo toda la familia”, contó Grazide.                        

“El año pasado se llenaba de rionegrinos, gente que disfrutaba de la belleza y la paz de nuestro lugar y este año no va a poder hacerlo, pero sí los pampeanos, estamos agregando plantas al balneario, construyendo nuevos baños, se ha hecho escalinatas para que la gente pueda sentarse a tomar mate a la orilla del río o a cuidar los nenes que se están bañando sin ningún peligro”.                                        

Aseguró que “acá esperamos a todos nuestros comprovincianos con vinos de calidad, chivitos y lugares muy bonitos. Tenemos por ahí el inconveniente de la poca capacidad de hospedaje, pero los campings están preparándose para recibir a la gente de la mejor manera y con todos los servicios, vénganse con carpas, motorhome los fines de semana, la semana entera. Son muy lindos los viñedos, las cerezas, todas las plantaciones.    Para finalizar el jefe comunal dijo que todo lo hace con pasión «porque realmente me gusta, sueño con un futuro cercano donde pueda desde mi casa ver un Duval mucho mejor. Tengo un enorme agradecimiento a la gente que me ha acompañado durante todos estos años y a los distintos gobiernos provinciales, a Carlos Verna, al gobernador Sergio Ziliotto, a todos los Ministerios, al secretario de Asuntos Municipales, Rogelio Schanton por el acompañamiento permanente, si bien yo no puedo viajar mucho a Santa Rosa porque me cuido del virus debido a problemas de salud, tengo comunicación directa con los funcionarios todos los días”, concluyó.-                                    

La Arena.   21-10-20

Mendoza: quien siembra vientos…

Leer más...En una reciente entrevista publicada por este diario, el presidente de la Fundación Chadileuvú, una de las entidades de defensa de nuestros recursos hídricos, no ahorró energía para referirse a la actitud mendocina en relación con nuestra provincia: «La única política de Mendoza en el río Atuel con respecto a La Pampa -afirmó-, es la política de hacer un manejo del agua para que no llegue» a nuestro territorio. Semejante idea ya estaba en la apreciación de muchos técnicos y dirigentes políticos, pero nunca había sido expresada en forma tan categórica como hasta ahora.

La afirmación no es gratuita y está basada tanto en referencias históricas como en hechos presentes. Debe recordarse que hubo años hidrológicos muy ricos en la cuenca del Atuel, pero el gobierno mendocino, con el fin de respaldar su postura de negar la condición interprovincial del río, no dudó en derivar caudales sobrantes hacia antiguos cañadones o paleocauces que se orientan hacia el Salado-Chadileuvú. El propósito evidente era que esos volúmenes significativos de agua no llegaran a nuestra provincia, pretextando causas naturales.

Hay otro hecho de importancia no menor: Mendoza nunca avisó a La Pampa cuando, obligada por los excesos de caudales, debía soltar agua; impidió así que aquí se pudieran adoptar con tiempo medidas preventivas con los pobladores de la zona. Pero la frutilla del postre de semejante obstinación fue aquella inicial Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI) que nunca, en casi veinte años, produjo el mínimo acuerdo pese a que contaba con el aval de la Corte/CSJN.

Lo más escandaloso del caso es que actualmente, mediando ya una sentencia definitiva de la CSJ que ordena la entrega inmediata de agua, el Departamento de Irrigación mendocino anticipa que el presente es un «año pobre» para el río; otra excusa plantada para no compartir el agua de un río interprovincial.

Dos circunstancias -sin considerar la eterna mala voluntad- avalan la sospecha en nuestra provincia sobre esa afirmación: por un lado, y tal como lo señalara el dirigente de la Fuchad y miembro de la nueva Comisión Interprovincial del Atuel creada a instancias de la Corte, «ni siquiera hemos logrado saber todavía cuántas hectáreas tienen bajo riego con el agua del río». Por el otro, en el mes de agosto pasado las nevadas sobre el área cordillerana fueron muy abundantes, tanto que el empobrecido río Colorado aumentó extraordinariamente su caudal con el deshielo. Las nacientes del Colorado y el Atuel distan alrededor de un centenar y medio de kilómetros, un tramo corto ante un fenómeno climático de semejante magnitud. ¿Cómo es posible entonces que en una cuenca se amplíen tan notablemente los escurrimientos y en la vecina se pronostiquen «caudales pobres»? No olvidemos que el frente de nevadas se extendió desde San Juan hasta Chubut, por lo que una interrupción abrupta en la cuenca del Atuel resulta, cuanto menos, absurda.

Es posible que el planteo de estas dudas y sospechas molesten a las autoridades mendocinas, pero ellas surgen que de la irreductible actitud egoísta y arbitraria que mantuvo la provincia vecina durante más de setenta años.                

Quien siembra vientos…
               
La Arena,  20-10-20


«Mendoza hace de todo para no largar agua» "NI SIQUIERA SABEN CUANTAS HECTAREAS RIEGAN"

Leer más...El presidente de la Fundación Chadileuvú, Ing.Héctor Gómez, advirtió ayer que La Pampa «no puede aceptar los informes» de Mendoza de que este año el río Atuel tendrá un caudal más bajo que el promedio y será insuficiente para entregar la parte que corresponde a nuestra provincia, «por la sencilla razón de que ni siquiera hemos logrado saber cuántas hectáreas tienen bajo riego». A juicio del dirigente, la decisión política de Mendoza no es acatar la orden de la Corte Suprema sino todo lo contrario: «La única política de Mendoza en el río Atuel con respecto a La Pampa, es la política de hacer un manejo del agua para que el agua no llegue a La Pampa». Por ello, bregó por seguir peleando por el río en todos los ámbitos institucionales y por todos los medios posibles.

Gómez es presidente de la Fuchad y en calidad de tal, integrante de la delegación pampeana en el Comité Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI), un órgano que la Corte Suprema recomendó jerarquizar a la calidad de comité de cuenca.

Ante el informe publicado la semana pasada por el Departamento General de Irrigación de Mendoza, que anticipa que el Atuel tendrá este año hidrológico un 67 por ciento del caudal de su promedio histórico -dato que usan para vaticinar que no habrá agua para darle a La Pampa-, el dirigente advirtió que el gobierno pampeano «no puede aceptar nunca esos informes» por una razón muy sencilla: «en el trabajo que está realizando la CIAI ni siquiera hemos logrado saber todavía cuántas hectáreas tienen bajo riego con el agua del río Atuel».

Carecer de «datos tan elementales como ése» impide mantener un diálogo serio sobre la gestión del recurso. «Una vez dicen una cifra, otra vez dicen otra muy distinta, y no son cifras discordantes por una poca cantidad, son cifras muy discordantes», afirmó.

Una decisión tomada.
Con ese antecedente, con el dato de los 14 años que el río lleva cortado y merced a su larga militancia en el tema hídrico, Gómez sostuvo que «lo importante es entender es que Mendoza por voluntad propia nunca va a dar agua a La Pampa, no quiere entregar agua». Más que falta de voluntad, afirmó, es una decisión política de «hacer un manejo del agua para que el agua no llegue a La Pampa».

En el seno de la CIAI las dos provincias no pueden ponerse de acuerdo «ni siquiera en el reglamento del comité de cuenca», comentó. Nación presentó un borrador de funcionamiento del futuro CIRA, y La Pampa hizo sus aportes y Mendoza los suyos, pero son «totalmente dispares» entre unos y otros.

Cuando se conforme el CIRA «tendría que manejar las zonas de riego y los embalses» del río Atuel, una posibilidad que «Mendoza no va a permitir que suceda». «Entonces si no hay un manejo por parte del comité de cuenca de los embalses, es imposible que llegue agua a La Pampa», resumió.

Hace 30 años, recordó Gómez, en la zona de cultivo de Carmensa había una orden no escrita «de hacer todo para que no llegue agua a La Pampa» al punto que preferían derivar los excedentes a cauces secos y cañadones con tal «que no llegue agua a la Pampa».

Acueductos.
Mientras le niega agua a La Pampa, la provincia de Mendoza ya proyecta obras para sacarle agua al río, reprochó Gómez. «Ya han construido un acueducto de uso ganadero y están previendo hacer otro acueducto con agua del Dimanante y del Atuel hacia la zona de La Paz», detalló.

«O sea que es un problema de que no hay buena voluntad ni una decisión política favorable para que nos encontremos en algún punto para poder discutir realmente este tema».

Los 3,2 metros cúbicos por segundo que ordenó la Corte Suprema de Justicia en el fallo del mes de julio, son para remediar el daño ambiental, y para ello «se necesita agua de calidad», recordó el presidente.

«Parece ser que Mendoza en alguna oportunidad estuvo dispuesta a entregar agua, pero ofrece agua de una calidad malísima, con una cantidad de sales enorme. Si el agua no es de buena calidad, no se recupera el ambiente, por el contrario, se va a ver agravado porque va a salinizar aún más los cauces y los humedales», sostuvo. «Nosotros necesitamos agua de la calidad del Canal Marginal, es decir, del agua que eroga el embalse Valle Grande», precisó.

Obras solo para ellos
En su sentencia del mes de julio, la Corte Suprema de Justicia de la Nación estableció que se deben hacer obras y acciones para recuperar el Atuel y así empezar a reconstituir el daño en el oeste pampeano. “Mendoza dice ‘necesitamos hacer obras’, pero son obras que los favorezcan a ellos”, alertó Gómez. “La Pampa, en cambio, dice que para que llegue agua solo se necesitan acciones, no se necesitan obras”.
“Hay estudios hecho por investigadores la Universidad Nacional de La Pampa que establecen muy claramente que si corre agua por el cauce del río, al principio se pierde mucha agua por infiltración, pero una vez que el cauce queda bien humedecido, solo se pierde algo así como el 10 por ciento, que es muy poca”, recordó.

“Entonces, entre hacer una obra faraónica de unos 110 kilómetros (v.g., un canal de hormigón) y dejar correr el agua por el cauce, aunque tenga una pérdida del 10 por ciento lo que hay que hacer es dejarla correr”, remarcó.

Las obras que quiere hacer Mendoza “son obras plenamente beneficiosas para ellos y no para el proyecto que tiene La Pampa, que es recuperar plenamente el ambiente”, reiteró.

“Ellos no quieren dar agua, no están dispuestos de ninguna manera a dar agua. Esa es la verdad”, concluyó.-

La Arena.   15-10-20