Novedades

Fundación Chadileuvu

Malargüe: a meter presión por Portezuelo

Leer más...Legisladores de distintas fuerzas acudieron a un encuentro en Malargüe, la ciudad desde la que se dijo que "el enemigo es La Pampa".
Convocados por la Cámara de Comercio de Malargüe y reunidos en la sede que esa comuna tiene en la Ciudad de Mendoza, legisladores nacionales y provinciales respaldaron la consigna a favor de la construcción de la represa Portezuelo del Viento. El objeto de "aunar ideas y compromisos para que Portezuelo, una obra largamente estudiada y anhelada por la provincia, se haga realidad".
Del encuentro participó como anfitrión el intendente malargüino, Juan Manuel Ojeda, junto a Gustavo Miras, de los empresarios sureños. Estuvieron presentes los diputados nacionales del Frente de Todos Adolfo Bermejo, Marisa Uceda, Liliana Paponet y Eber Pérez Plaza. También los radicales Alfredo Cornejo, Julio Cobos y Mariana Juri.
Malargüe es la ciudad más dura en la pelea: amenazó con separarse de la provincia si no se hace la obra y consideró desde una entidad que agrupa al sector turístico que "el enemigo es La Pampa".
Julio Cobos sostuvo que "coincidimos en la necesidad de destrabar la situación para que el gobernador Rodolfo Suarez pueda adjudicar la obra, con toda la seguridad jurídica requerida en este proceso".
Uceda, por su parte, compartió que "reafirmamos nuestra voluntad para que la obra Portezuelo del Viento se realice por comprender su impacto en el departamento y en toda nuestra provincia, Por lo que manifestamos nuestra entera disposición al gobernador para colaborar en todas las gestiones necesarias". El intendente radical Ojeda les agradeció a los peronistas que participaron: "Gracias por el compromiso asumido en beneficio de Portezuelo del Viento. Esta obra generará trabajo y prosperidad para el sur de Mendoza", sostuvo.
Al encuentro, el presidente de la Cámara de Diputados de Mendoza llegó con la Resolución 837, aprobada por unanimidad, en la que el Cuerpo se expresó por solicitar al presidente Alberto Fernández, laude de inmediato en torno a la obra Portezuelo del Viento.

Lombardi participó de la reunión con legisladores nacionales por Mendoza convocada por la Cámara de Comercio de Malargüe y el municipio sureño, para hacerles conocer la expresión política de la Cámara de Diputados de la provincia en torno a Portezuelo del Viento.
De esta manera, llevó al encuentro la voluntad de los y las diputadas provinciales que hace una semana aprobaron una Resolución impulsada por Adrián Reche (UCR), en la cual solicitan "que el Señor Presidente de la Nación laude de inmediato, respecto de los diferendos suscitados en la sesión del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO) de fecha 26 de Junio de 2020 y plasmados en el Acta Nº 73, respecto de la Obra Portezuelo del Viento".
En el mismo documento legislativo, se "vería con agrado que las y los legisladores nacionales por Mendoza, defiendan los intereses de nuestra Provincia, del Departamento de Malargüe, de las y los mendocinos e impulsen y aboguen por la concreción de la obra Portezuelo, para así fomentar el desarrollo productivo, el empleo, la expansión de actividades agropecuarias, la industria, el turismo y por un mejor aprovechamiento de las energías naturales de nuestra Provincia".
En ese sentido, la Resolución aprobada por los diputados provinciales destaca en sus fundamentos que "como mendocinos debemos defender la realización de esta obra que nos pertenece en concepto de indemnización, expresarnos y ejercer todos los medios legales que se encuentren a disposición a fin de lograr su próxima ejecución", a la vez que enumera los múltiples beneficios que implica para Mendoza.
"Es un proyecto multipropósito, que permitirá mejorar el caudal de agua para riego en todas las provincias de la cuenca, generará un polo turístico, almacenará agua ante el cambio climático e inyectará energía al sistema eléctrico nacional interconectado, es decir, dar electricidad a 130 mil hogares de Argentina".
"Alrededor del dique se harán más obras relacionadas, como la relocalización del pueblo Las Loicas en la costa del lago, un nuevo tramo de la Ruta Nacional 145 y de la Ruta Provincial 226, la construcción de una sala de máquinas y el tendido eléctrico para conectar la presa con el sistema interconectado nacional. En síntesis, los beneficios que reportará esta mega-obra son evidentes. Se trata de una de las obras más importantes de la República Argentina, que constituirá un legado para las futuras generaciones. Incluso generará fuentes de trabajo en un contexto laboral extremadamente complejo ocasionado por la pandemia que aqueja al mundo entero", puntualiza el texto.
El Diario.   12-02-22

Río Atuel: "Mendoza no tiene datos que sustenten su visión"

Leer más...El subsecretario de Obras Hídricas de la Nación, Gustavo Villa Uría, afirmó que Mendoza adoptó una posición contraria al resto de las provincias, por su negativa a instalar las estaciones de medición en la cuenca del Atuel. A su vez, afirmó que tiene una postura "que no puede contrastar con datos".
 
En diálogo con LA ARENA, el funcionario nacional explicó que desde el área están "trabajando en todo el país para conocer el recurso hídrico", lo que implica "medirlo para que no se diga una cosa por otra". Con esa labor son "bienvenidos en las 23 jurisdicciones, donde nos ofrecen colaboración cuando vamos a instalar una estación, salvo Mendoza".
 
Esta es una tarea que "venimos trabajando en todo el país desde hace años y en Mendoza, porque de hecho hemos instalado muchas estaciones allí años anteriores. Nos llama la atención de que Mendoza haya cambiado su forma de trabajo y que nos exija una serie de requisitos que no hacen más que dilatar y perder información, que es lo importante. Si tenemos los recursos y las condiciones, empecemos a medir los antes posible. Todo dato que no se mide, es dato perdido".
 
- ¿Hay una reticencia particular con el Atuel?
 
- No lo sabemos. De hecho, gran parte de las estaciones están en la cuenca del Atuel. Pero también lo hacen respecto a otras cuencas, como la del Desaguadero. Nosotros lo que queremos hacer es poner colchones de alta montaña para medir la acumulación de nieve, que si no lo ponemos ahora ya no lo ponemos hasta el año que viene porque hay que organizar la campaña, llegar con equipamiento, y son todas tareas complejas que requieren mucha planificación y organización. El hecho de que Mendoza nos esté pidiendo una serie de requisitos, que está en su derecho ciertamente, nos resulta sumamente extraño porque ninguna de las otras jurisdicciones -ya sean opositoras, oficialistas, aguas arriba o abajo- ha tenido problemas con medir. Al contrario hay apoyo total para medir el recurso hídrico. Medir es la única verdad, lo demás es todo en el aire.
 
- Si no se deja medir, cuando se dice "no tenemos agua" es como un mito...
 
- Hay mitos que se exponen y la mejor forma es ir y medirlos. El recurso hídrico es variable, no solo acá sino en todo el mundo. Tenemos inundaciones, sequías, tenemos tendencias crecientes y decrecientes, pero eso únicamente lo podemos decir si medimos. No solamente significa medir el agua del río, sino la subterránea, medir la acumulación de nieve, la evaporación, todos los parámetros que hacen al ciclo hidrológico. La única forma es medir la realidad, podemos después discutir algunos criterios o conceptos, podemos ir mejorando la instalación durante la marcha, pero si no empezamos a medir apenas tenemos el equipamiento -que ya hace meses que lo tenemos- nos preocupa.
 
Conocer la verdad.
 
El subsecretario consideró que en Mendoza no todos tienen la misma posición. "Hay quienes quieren conocer la realidad y la verdad, que son la gran mayoría de la población mendocina y parte del gobierno también, y decir las cosas claras. No hay nada más real que medir y tomar decisiones basadas en las mediciones", sostuvo.
 
- En La Pampa se habla, más que de requisitos, de excusas...
 
- Yo no lo pondría solamente en el fallo del Atuel, sino en general con la posición de Mendoza que es contraria a todas las otras provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ellos tienen una visión propia, que no la comparten, y no la sustentan con datos, con información contrastable que la pueda verificar cualquier persona. Esos mitos y esas afirmaciones se respaldan con medición.
 
Cumplimiento.
 
"Nosotros cumplimos con el fallo de la Corte", remarcó Villa Uría en relación al fallo que establece el caudal mínimo que debe ingresar del río Atuel a La Pampa. Para el funcionario, hay que medir la oferta, regular y priorizar la demanda, y "actuar sobre las disponibilidades". En esa línea, reveló que presentaron "una metodología de almacenar perdiendo menos agua de evaporación con los embalses y Mendoza no la ha seguido. Se la hemos demostrado en números y realidades, algo incontrastable hecho por los mejores técnicos del país, mostrando que guardar agua en los embalses más profundos y de menos superficie disponibiliza más agua para los distintos usos. Pero esa posición no ha sido tomada por Mendoza".
 
"Es cierto que hay usos y costumbres, contratos y concesiones", reconoció. Sin embargo, consideró que esto puede ser tomado "como obstáculo, como oportunidades o como restricciones que no se quieren modificar".
 
- Esto nos lleva a este escenario donde hoy el fallo no se está cumpliendo...
 
- No. Nosotros medimos y decimos que no se cumple en el límite. No se cumple, salvo eventualmente durante algunos días por algunas horas. Si me preguntás si el fallo es correcto te voy a decir que posiblemente no, porque da un caudal constante para todo el año y el río hay momentos que tiene más disponibilidad y momentos que tiene menos, y los ríos de caudales constantes no son constantes.
 
Plan antiguo.
 
Esta situación se soluciona "a partir de datos y de medición", al igual que "la definición de las obras". Al respecto, el funcionario señaló que "Mendoza está proponiendo obras que son esencialmente las mismas obras del año 70, con pequeñas modificaciones, y nosotros decimos que el río no es el mismo que había en los años 70, cuando había mucha más disponibilidad de agua según los datos medidos que tenemos".
 
"Entonces, yo no puedo hacer las mismas obras para un río que tiene menos agua. Yo no sé si va a volver o no el agua que había, pero nosotros nos tenemos que preparar para los escenarios más críticos, no los más favorables", añadió.
 
Se pierden datos.
 
Villa Uría celebró que se logró acordar una campaña en conjunto en febrero para analizar los lugares donde se instalarán las estaciones. Sin embargo, lamentó que "se pierden 30 días de datos" porque desde agosto "vienen dilatando" la definición al exigir documentación que no exige ninguna otra provincia.
 
"Vamos a lograr medir pero sobre el final de este año, pero cuando ya pasaron los caudales mayores, que ya pasó la época del verano. Es teniendo todo disponible, hacerlo tarde", afirmó.
 
"Acá el objetivo es el mayor conocimiento del recurso, lo que va a permitir tomar mejores decisiones. Ese es el concepto general, después vamos a las particularidades. Pero esa es una regla universal que ya en el Congreso Mundial del Agua que se hizo en el año 77 en Mar del Plata se estableció como norma, que se mida y que los datos sean públicos. Fíjese los años que pasaron y todavía nos encontramos" con este tipo de posiciones.
 
"Que sea con hechos, no con mitos".
 
Villa Uría también habló en el diario mendocino Los Andes. En ese marco, disparó: "Si Mendoza dice que no hay agua, que se demuestre. Que sea con realidad y hechos, no con mitos". Y explicó que la visión de Nación es que se debe acordar en acciones, como por ejemplo operar de manera diferente embalses (Los Nihuiles y Valle Grande) con el objetivo de mejorar la eficiencia en el manejo del agua, y también avanzar en mayores sistemas de mediciones para saber en qué condiciones se encuentra todo el sistema hidrológico del Atuel, mientras se discuten las obras para hacer.
 
"La Nación está comprometida a invertir $3.000 millones en obras (repartido en ambas provincias), pero primero debemos saber cómo estamos parados en términos hídricos. Y para eso es necesario instalar más medidores en distintos puntos de la cuenca, así como también en la zona de montaña para medir la nieve", señaló Villa Uría, quien opinó que ha habido una "involución" en el acercamiento de las partes luego del fallo de la Corte en julio del 2020.
 
A su vez, consideró que se ve una "resistencia" por parte de Mendoza a que se instalen esas herramientas de medición, ya que "se están pidiendo condiciones y los detalles de los proyectos y evaluaciones ambientales, cuando la medición no requiere intervenciones previas en ninguna de las jurisdicciones del país". Además, planteó la urgencia que hay para instalar los llamados "snow pilots" en la montaña, una especie de "balanzas" -en términos simples - que miden el aguanieve y hacen más precisos los controles de derrame y escurrimiento, ya que luego de marzo el clima no permite dicha instalación por las bajas temperaturas.
 
"Medir es un gesto de soberanía, de conocimiento y la mejor inversión que se puede hacer. Si no medimos se va al marco de la discusión jurídica, que es lo que está pasando ahora, y no importa quien tiene la verdad", aseguró.
 
Por otro lado, señaló que la visión objetiva "es que el fallo dice 3,2 metros cúbicos por segundo. Nosotros como operadores vemos que ese número llega eventualmente o no llega en todo el año. Con una serie de acciones Mendoza podría entregar algo de agua, pero es una decisión autónoma de la provincia. Sí tenemos que decir que no estaría cumpliendo con lo que la Corte falló".
 
La Arena    18-01-22

Portezuelo: Suarez dice que apelará, pero los plazos ya están vencidos

Leer más...Según el Estatuto y el Reglamento de COIRCO, Mendoza tenía -en el mes de julio de 2020- un plazo máximo de 90 días para pedir el laudo presidencial. Ese tiempo ya expiró.
Consejo de Gobierno: Mendoza no podrá pedir el laudo presidencial por Portezuelo del Viento porque tenía en julio de 2020 un plazo máximo de 90 días para hacerlo en el seno del Consejo de Gobierno del COIRCO, según especifica el Estatuto y el Reglamento Interno del organismo. "Todos los plazos están vencidos, por lo tanto no hay proceso", dijo el diputado nacional Pérez Araujo.
Si bien el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez dijo que van ahora a pedir iniciar el proceso para que el presidente Alberto Fernández laude en el conflicto por la construcción de la represa Portezuelo del Viento, los plazos están vencidos, según el estatuto y el reglamento del Comité de Cuenca del Río Colorado (COIRCO).
Suarez debió iniciar ese proceso a mediados de 2020, después de la reunión del Consejo de Gobierno del COIRCO, donde los gobernadores de cuatro provincias (La Pampa, Neuquén, Buenos Aires y Río Negro) exigieron un estudio de impacto ambiental de toda la cuenca para aprobar la obra. Esto quedó plasmado en el Acta 73 del 26 de junio del 2020. Desde esa fecha, Mendoza tenía un plazos legales que cumplir y no lo hizo.
Según el reglamento interno del Estatuto del COIRCO, en el Capítulo V de la solución de los diferendos, cuando las provincias no se ponen de acuerdo en los temas, el Consejo de Gobierno tiene que resolverlas "dentro de un plazo máximo de 60 días... que podrá prorrogarlos por única vez por otros 30 días".
El equipo jurídico del gobernador Suarez tropezó en varias ocasiones con Portezuelo, a diferencia del asesoramiento que tuvo el gobernador Sergio Ziliotto, que -paciencia y conocimiento mediante- supo moverse con inteligencia.
Sin trámite
Suarez insiste que pidió el laudo, pero lo único que hizo fue, en la reunión del Consejo de Gobierno de julio de 2020, decir que iba a solicitarlo, por lo tanto, nunca inició ese trámite.
El estatuto y el reglamento interno del COIRCO especifican que en los plazos de 60 más 30 días hábiles, cada parte debe "fundamentar documentalmente sus respectivas posiciones". En caso de seguir el desacuerdo, el Consejo de Gobierno debe llamar a "juicio arbitral" en el plazo de 15 días. El árbitro es el presidente. Dentro de los 30 días posteriores al llamado a juicio, el Consejo de Gobierno debe remitir "los antecedentes al árbitro", quien dispondrá de 60 días para emitir su laudo.
Como el gobernador de Mendoza nunca inició el proceso de laudo, la nota que dejó con un pronto despacho en diciembre pasado en Casa Rosada no fue respondida por el presidente. Sí hubo una respuesta desde el Ministerio del Interior pidiendo que Mendoza presente la documentación necesaria, si es que pretende avanzar en un pedido de laudo presidencial en relación con la obra de Portezuelo del Viento.
En esa respuesta, el ministro "Wado" de Pedro remarca que hasta la fecha, "y sin perjuicio de las posturas asentadas en el Acta Nº 73, los diferendos suscitados, las sucesivas intervenciones de las partes y la reserva de la Provincia de Mendoza de solicitar la activación del mecanismo de solución de diferendos y el eventual laudo arbitral, no consta en el ámbito de este Ministerio del Interior o del Consejo de Gobierno de COIRCO, presentación alguna por parte de vuestra provincia que dé formal inicio a la instancia de laudo arbitral del presidente de la Nación".
En caso de que Suarez realice ahora el pedido de lauda, se encontrará con el escollo de que los plazos para hacer esa presentación están vencidos según el COIRCO.
Portezuelo es una obra planificada para regular el río Grande, que afectará el río Colorado. El financiamiento está asegurado por la Nación, pues es en resarcimiento de los perjuicios de la promoción industrial. En total son 1023 millones de dólares producto del convenio firmado por Mauricio Macri y Alfredo Cornejo.
"No hay proceso"
"El Estatuto y el Reglamento son muy claros al respecto: fijan un plazo perentorio de 60 días, prorrogables por 30 días más, para instar el procedimiento de resolución de conflictos. Todos los plazos se han vencido sin que la provincia de Mendoza haya instado el laudo presidencial o el mecanismo de resolución de conflictos que en el acta Nº 73 de Consejo de Gobierno de código manifiesta iba a realizar. Por lo tanto, no hay proceso, ni debiera haber laudo, sino remisión a lo decidido por los gobernadores", dejó en claro el diputado nacional Hernán Pérez Araujo, quien fue procurador de La Pampa cuando el entonces gobernador Carlos Verna solicitó el laudo presidencial en 2017, cuando 4 provincias aprobaron la construcción de la presa sobre el río Grande, principal afluente del río Colorado. En ese caso, Macri terminó laudando a favor de Mendoza y el por entonces, gobernador Alfredo Cornejo.
"Ha habido mucha cháchara de parte de las autoridades y prensa mendocinas, mucho grito y alharaca, pero la verdad es que ha habido poco trabajo, y jamás pusieron en práctica todo lo que por los medios nos fueron anunciando", cuestionó.
"Lo único claro es que nos ponemos a trabajar en el Estudio y posterior Evaluación Ambiental de toda la cuenca, o deberán usar el dinero (la friolera de 1023 millones de dólares) en otras obras que, vale recordarles, deberán ser analizadas y aprobadas dentro de los respectivos organismos de Cuenca", cerró el diputado nacional Pérez Araujo.-
El Diario.  22-01-22

El intendente de Malargüe presiona por Portezuelo: "hay que desconocer al COIRCO"

Leer más...El intendente de Malargüe consideró que el Gobierno de Mendoza debería avanzar con la licitación de la represa, mientras siga pendiente el laudo del Presidente. "Hay que ir para adelante y si es necesario desconocer el Coirco", agregó.

Ante la decisión de Rodolfo Suarez de poner en stand by la licitación de Portezuelo del Viento hasta tanto laude Alberto Fernández, el intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, se manifestó en sentido inverso: "Estamos perdiendo tiempo, habría que adjudicar Portezuelo ya mismo".

"Hay que ir para adelante y si el día de mañana Fernández lauda en contra, yo llegaría hasta desconocer el Coirco (comité de cuenca del río Colorado) y si es necesario iría a la Justicia", planteó el intendente de Malargüe, departamento donde está proyectada la represa al portal Memo.

 Ojeda enfatizó que "el río Grande transita más de 300 kilómetros de Mendoza, tiene saltos en Mendoza, y no usamos prácticamente nada de ese agua. Si no, que venga el gobernador de La Pampa y decida directamente él qué se puede hacer y qué no".

 Volviendo al tema central, semanas atrás el gobernador Suarez presentó un pedido para que Fernández defina rápido si da lugar al reclamo pampeano contra Portezuelo del Viento. De esa decisión dependerá que la obra se haga o no, ante lo que el intendente de Malargüe no está de acuerdo.

Especialmente Ojeda hizo hincapié en que si no es Portezuelo del Viento, el plan B que ofrecen los detractores de la obra es el dique El Baqueano, sobre el río Diamante, en San Rafael. "Si deciden eso, estarían afectando el patrimonio de la provincia", lanzó.

 Ojeda, quien no fue consultado por Suarez antes de ir a Casa Rosada, justificó: "El Baqueano no generará casi nada de energía en comparación con Portezuelo. Es básico: no hay condiciones económicas que legitimen esa decisión, es todo pérdida para los mendocinos".

Esto último tiene relación con la venta de energía generada en una represa, cuyas ganancias quedan en manos de Mendoza. "Es ridículo (hacer El Baqueano en lugar de Portezuelo). Es como cuando Fernández Sagasti planteaba que había que achicar Portezuelo", agregó el jefe comunal.

En este punto, Ojeda cuestionó a su colega de San Rafael, el peronismo Emir Félix, quien se manifestó abiertamente en contra de Portezuelo del Viento y reclamó que parte de los U$S 1.023 millones se destinen al dique El Baqueano, justamente, proyectado en su departamento.

Por último, el intendente radical analizó que Fernández debería laudar a favor de Mendoza en el Coirco "porque ya lo hizo hace 15 años, cuando siendo jefe de Gabinete refrendó el acuerdo entre Néstor Kirchner y Julio Cobos para la construcción de Portezuelo del Viento".-

El Diario.   06-01-22

En Río Negro también quieren de Alberto Fernández un laudo en contra de Portezuelo.

Leer más...En medio de la guerra entre La Pampa y Mendoza, otra provincia integrante del Coirco planteó sus dudas sobre el estado actual del proyecto hidroeléctrico. "No se puede avanzar", dijeron.
A la espera del 21 de enero/22, fecha en que el presidente Alberto Fernández laude en favor o en contra de Portezuelo del Viento tras el pedido formal efectuado semanas atrás por el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, diferentes voces siguen haciéndose escuchar.

Entre ellas la de Fernando Curetti, representante rionegrino en el comité de cuenca del Colorado: "para nosotros no se puede avanzar", sostuvo ante la falta del estudio de impacto ambiental de toda la cuenca que reclaman tanto La Pampa como el resto de las provincias ribereñas.

En Mendoza, y sobre todo en el departamento de Malargüe, quieren que la obra se realicé a como de lugar. De hecho, en las últimas horas, los sureños hicieron saber que en caso de que todo quede en la nada, podrían salir a cortar rutas y a impedir la extracción de petróleo.

Pero, además, en el mismo documento que firmaron la Cámara de Comercio local y dirigentes de distintos partidos, plantean la utópica independización de Malargüe.

El laudo pendiente del presidente Fernández deriva de un reclamo de La Pampa en el comité de cuenca del Río Colorado, donde también hay otras provincias que lo integran: Río Negro, Buenos Aires y Neuquén.

¿Qué opinan las provincias del Coirco, más allá de Mendoza y La Pampa? Al respecto,  el sitio "Memo: Política, Economía y Poder" dialogó con Fernando Curetti, el representante rionegrino en el comité de cuenca del Colorado, quien ratificó que para ellos sería necesario un nuevo estudio de impacto ambiental y que así las cosas Fernández debería laudar en contra.

"Para poder avanzar con Portezuelo hay que terminar el estudio de impacto ambiental integral de toda la cuenca, es decir, unificar el estudio que hizo la provincia de Mendoza con el estudio de impacto ambiental que contrató el Coirco".

"De esa manera, se hace un estudio de impacto ambiental integral que pondría blanco sobre negro, sobre el impacto en toda la cuenca", agregó el especialista. Al respecto, vale aclarar que según Mendoza ese estudio ya se hizo, a cargo de las universidades de La Plata y El Litoral.

Por otro lado, en Río Negro ponen como condición para avalar la obra, que Mendoza amplíe las facultades del Coirco, "ya que es la única provincia que todavía no aprueba la ampliación de facultades del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado".

Curetti consideró que por el momento "no ha habido avances en ninguna de estas situaciones", por lo que "nuestra postura es que hasta que eso no se resuelva no vamos a acompañar la construcción de la obra".

Además, explicó que en "la última reunión que tuvimos en la Casa de Gobierno, con los representantes del Comité Ejecutivo del Coirco con gente de los ministerios del Interior y de Ambiente de la Nación, fue para elaborar una propuesta en conjunto para hacer algún avance", y también para "delinear una metodología de trabajo para poder avanzar, pero quedó todo en la nada".

De hecho, el Curetti reveló que "esa comisión no se conformó y no se volvió a reunir para avanzar en el tema. Desde ese punto de vista, todavía estamos estancados".

Por último, sobre el pedido que hizo Suarez a Fernández, el rionegrino dijo: "Entiendo que el plazo para que el presidente emita el laudo está por vencerse, esa es otra de las cuestiones, pero con respecto a eso, para nosotros no se puede avanzar hasta tanto se puedan resolver las cuestiones que planteábamos al principio", concluyó.

El Diario.   13-01-22