Novedades

Fundación Chadileuvu

La Pampa, el agua y un comportamiento patológico

Leer más...Promediando el 2008, el Gobierno de La Pampa recibía alrededor de 500 millones de pesos (u$140.000000) de parte de la Nación como resarcimiento por los perjuicios que le había generado la promoción industrial con la que se había beneficiado a las provincias de La Rioja, Catamarca, San Juan y San Luis. El juicio lo había iniciado en los 90, casi en el mismo tiempo en que la gobernación de Arturo Lafalla, en Mendoza, anunciaba el juicio contra la Nación bajo el mismo concepto. Ambas demandas correrían igual camino y suerte. El tiempo les daría la razón y, antes de que se llegara a las instancias finales, con un fallo adverso para la Nación, el gobierno de los Kirchner –primero el de Néstor y, más tarde, el de Cristina Fernández de Kirchner– buscaría un pacto extrajudicial. Mendoza, como ya se sabe, se inclinó por la alternativa de que el Estado nacional financiara la construcción de una obra, naciendo allí la historia fallida de Portezuelo del Viento.

La Pampa aceptaría un pago cash, depositado en sus cuentas oficiales. En el 2008, quien recibía los fondos para La Pampa era el gobernador Oscar Jorge. Su antecesor en el cargo, Carlos Verna, había sido quien, unos años antes, había cerrado el acuerdo dinerario con Néstor Kirchner. Mendoza, por su parte, selló el pacto por los fondos para la construcción de Portezuelo en el 2006, por medio de un acta que firmaron Kirchner y Julio Cobos como gobernador de la provincia. Por aquel tiempo, todo era mancomunión, paz y amor entre el radicalismo mendocino y el incipiente kirchnerismo, tanto que Cobos acompañaría en la Vicepresidencia a Cristina, en el 2007.

Una historia no desmentida ni en La Pampa ni mucho menos en Mendoza circula en los contertulios como si se tratase de una leyenda, como un mito, pero absolutamente cierta y que tiene que ver con un capítulo, sólo uno, de los históricos enfrentamientos entre las dos provincias por el agua del río Atuel: el hecho da cuenta de aquella reunión en el despacho presidencial entre Kirchner, Cobos y Verna. El presidente los encara a los dos gobernadores y, apurándolos, les pide que se definan por sus reclamos a la Nación y aprovechen para llegar a un entendimiento. ¿Qué quieren?, les lanzó. Cuentan que Verna, sin titubeo alguno, le pide la plata, de forma urgente y rápida, mientras que Cobos se inclina por el pago de una obra. Con el tiempo, Cobos explicaría una y mil veces que prefirió la obra de infraestructura porque quedaría para la posteridad, para las generaciones futuras y que en el acto le propuso a Verna que aprovechara la oportunidad que les ofrecía Kirchner para que, con lo que le correspondía, la Nación se hiciera cargo de la construcción del trasvase del río Grande al Atuel para que volviera a correr agua hacia la zona de los Bañados del Atuel, en el norte pampeano, y mitigar la falta de agua. “¡Minga, a mí me dan la plata y listo!”, lo interrumpió Verna, dando por terminado el cuento y el litigio. En el 2008 ya no gobernaba Verna –quien volvió al poder provincial en el 2015 hasta el 2019–, sino que el gobernador de su provincia era Jorge, el que finalmente fue el receptor de los fondos contantes y sonantes exigidos por Verna, un viejo adversario de los gobiernos mendocinos por el conflicto del agua.

Alfredo Cornejo y Verna se encontraron varias veces en la Rosada y en el Coirco, el comité de cuenca del río Colorado. Ambos fueron duros defensores de la posición de sus provincias y críticos a ultranza de lo que cada uno hacía. Cornejo fue quien, quizás, más cuestionó a los pampeanos, hasta el día de hoy, por no haber hecho uso de los fondos de aquella demanda para solucionar el histórico conflicto, tan histórico que se agravó a mediados de la década del 40, con la inauguración de El Nihuil.                                            

Pero los pampeanos no sólo han hostigado a Mendoza por las aguas de los ríos. En La Pampa dicen que todas las provincias que regularon los ríos que circulan por sus territorios, y que desembocan como afluentes del Desaguadero, del Salado y el Colorado, han dejado sin agua a su territorio. Por eso han ido contra San Juan también, cuando en esa provincia se dispuso la construcción de Caracoles, Punta Negra y, ahora, Tambolar. Aunque, en rigor a la verdad y a la luz de los acontecimientos, en San Juan nunca se detuvieron frente a los embates pampeanos. Puede que las demandas en ese sentido no hayan sido del todo exitosas o no fueron presentadas como corresponde o bien se encontraron con una provincia que nunca se vio intimidada como Mendoza.

El 18 de abril de este año, el gobernador Sergio Uñac encabezó el acto de desvío del río San Juan en el preciso lugar donde ya se está construyendo la presa El Tambolar. Las quejas pampeanas en contra de esa obra habían comenzado en el 2016, ante la Corte de Justicia de la Nación, para que se reconociera el sistema del Desaguadero como una cuenca, con características similares a la del Colorado reconocida en el Coirco. Y, en el 2019, La Pampa hizo pública su demanda en contra del nuevo dique sanjuanino.

El Tambolar, sin embargo, está en plena construcción y ha sido defendida por Uñac siempre que ha tenido la oportunidad. En el Gobierno de la vecina provincia ni enterados se dan por el juicio en contra que les planteó La Pampa. Hasta esta semana, en la Fiscalía de Estado sanjuanina, no se había notificado de demanda alguna. Allí dicen que creen que hay un juicio en contra por lo que se lee en los diarios, pero que no han sido notificados. La estrategia que asumió San Juan fue no integrar ningún comité de cuenca alguno para no abrir ningún conflicto interprovincial por el agua, pensando, obviamente, en los inquietos y beligerantes pampeanos.                                                   

En julio del 2020, en plena pandemia, el diario Tiempo de San Juan publicó una declaración de Uñac sobre el conflicto con La Pampa. Según el medio, el gobernador vecino dijo sobre el dique en cuestión: “Se construye con fondos que nacen de un fideicomiso nacional, donde están involucradas tanto Cammesa (la mayorista eléctrica nacional) como la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación. Esperamos que esto sea entendido y La Pampa nos ayude a cuidar el trabajo de 600 familias que hoy, de manera directa, y casi 2.000, de manera indirecta, trabajan de la construcción de El Tambolar, que tiene un importante avance de obra hasta llegar a un pico de 1.300 trabajadores”.

La Pampa es una de las provincias que más han sufrido los efectos de la sequía. Por su territorio no corren ríos como los que discurren por las provincias vecinas que tiene hacia el norte. Dependió de los bañados del Atuel hasta que se secaron y de las aguas del Salado y el Colorado. Pero, a diferencia de las provincias con las que litiga, hacia el este de su territorio, los campos pampeanos cuentan con las gloriosas lluvias que, por año, dejan caer entre 500 y 700 milímetros. Hacia el oeste, las precipitaciones son similares a las mendocinas, del orden de los 200 milímetros. Bien pudieron ordenar obras hídricas como más acueductos y otras de mejoramiento del uso del recurso para prever los problemas medioambientales que también padecen Mendoza, San Juan o cualquier provincia. Pero optaron por la estrategia de que otras jurisdicciones les solucionen el problema. Con alguna ha tenido éxito, claramente. Pero, con otra, no.

ElSol.com.   Marcelo Torrez@MarceloTorrez   26/08/22

Expertos en ingeniería piden que Mendoza no construya El Baqueano

Leer más...Luego de que el gobernador Suarez anunciara que destinará parte de los fondos de Portezuelo del Viento a la construcción de una represa hidroeléctrica sobre el Río Diamante, en San Rafael, el Centro de Ingenieros calificó la decisión como "desacertada".  Desde el Centro de Ingenieros de Mendoza publicaron una "carta abierta" dirigida al gobernador Rodolfo Suarez, luego de que se anunciara la construcción de la represa El Baqueano sobre el Río Diamante.

El espacio que agrupa a especialistas en la materia señaló que se trata de una "decisión desacertada" y que se debería "priorizar la construcción de una presa en los Ríos Mendoza o Tunuyán".                            

Su ejecución consta de una inversión de 525 millones de dólares -con parte de los fondos inicialmente destinados a Portezuelo del Viento- y la licitación está prevista para enero de 2023.

La Pampa resiste que Mendoza construya la represa El Baqueano sobre el río Diamante porque afecta la cuenca del río Salado-Cahdileuvú. Y viene reclamando judicialmente que se conforme ese comité de cuenca.

Falta de agua.  "Una vez más se ha priorizado la generación de energía por sobre la necesidad de una mayor disponibilidad del recurso hídrico, que es cada vez más escaso y que es la verdadera necesidad de los mendocinos de hoy y de las generaciones futuras", consideran los profesionales en la carta abierta.              

"Ante la imposibilidad del Gobierno de avanzar en el proyecto de Portezuelo del Viento o de generar un sistema de financiamiento para la modernización de los sistemas de riego, el Centro de Ingenieros de Mendoza considera totalmente desacertada la decisión de construir la Presa El Baqueano. Como se ha explicado, el Rio Diamante posee tres presas que no se han podido llenar en los últimos años por falta de agua. Los Ríos Mendoza y Tunuyán poseen ambos una sola presa, lo que no les permite tener una regulación completa, como tampoco generar energía en momentos de mayor demanda", reza el escrito difundido.
"Por lo tanto, una vez más se ha priorizado la generación de energía por sobre la necesidad de una mayor disponibilidad del recurso hídrico que es cada vez más escaso y que es la verdadera necesidad de los mendocinos de hoy y de las generaciones futuras. Generar energía está muy bien señor gobernador, pero como usted sabrá, la misma pasa al Sistema Interconectado Nacional y contribuye a todo el país, no queda en la Provincia y por lo tanto se hace con plata de los mendocinos una obra que beneficia al país y no específicamente a la provincia. Entendemos y sugerimos que se debería priorizar la construcción de una presa en los Ríos Mendoza o Tunuyán y no en aquellos que ya tienen las necesarias a los efectos del uso racional del agua", concluye el escrito dirigido a Suarez.

Además, en diálogo con MDZ, Carlos Santilli, miembro del Centro de Ingenieros y director regional Cuyo del Organismo Regulador de Seguridad de Presas (Orsep), puntualizó en que "la intención es plantear una posición desde un punto de vista exclusivamente técnico, considerando que la obra de El Baqueano no es necesaria. Hay otras que sí lo son, hablando siempre de represas en ríos provinciales".

Cuenca del Desaguadero.  Durante la semana se desarrolló una nueva reunión de la comisión que hace el seguimiento al estudio que desarrolla el Estado Nacional en la cuenca del río Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó de Nación.

La Pampa reclamó a Mendoza que informó sobre el proyecto de la represa El Baqueano, que fuera anunciado por el gobernador Rodolfo Suárez como reemplazo de Portezuelo del Viento.

Del encuentro, participaron autoridades de las provincias de Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis, La Pampa, Neuquén, Río Negro, Bueno Aires y del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), junto a representantes de nación y de la Consultora que lleva adelante el trabajo. Por nación estuvieron presentes el subsecretario de Recursos Hídricos, Fernando Zárate, y el director Pablo Storani; mientras que por La Pampa asistieron el secretario de Recursos Hídricos, Néstor Lastiri; el director de Políticas Hídricas, Gastón Buss; y Alejandrina Aballay de Fiscalía de Estado.                                           

Se informó que "el trabajo está llegando a su fin y dicho encuentro fue para acordar puntos claves de lo que será el informe final". Desde la jurisdicción pampeana se remarcó "la importancia de este estudio, que considera a todo el sistema como una única cuenca interjurisdiccional. Entre los resultados, se definen caudales ambientales para cada una de sus subcuencas, la necesidad de escurrimientos continuos en todos sus tramos, y entre otras cosas, se comienza a hablar del ambiente como un usuario al cual debe asignarse agua para satisfacer sus necesidades".  Por otra parte, "se intentan definir escenarios de caudales y de gestión que se encuentran con la negativa de provincias como San Juan y Mendoza, que dificultan el cierre de algunos de los apartados del estudio".

Otro de los puntos conflictivos es el relacionado a los hipotéticos aportes del Curacó al río Colorado, que tiene como principales interesados a Río Negro y a Buenos Aires, y las diferencias de criterios con La Pampa en cuanto a transformar como área de sacrificio a las lagunas de Puelches con una obra similar a la del llamado Tapón de Alonso.

En cuanto a El Baqueano se solicitó que aquella provincia informe en este ámbito el estado actual del proyecto y sus respectivas aprobaciones ambientales regionales. Sobre todo, porque en el mismo estudio integral de toda la cuenca del Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó se hacen afirmaciones como: "Entre las presas de embalse en proyecto o en ejecución se encuentran obras de gran envergadura y que han estado en carpeta durante décadas (El Baqueano data de la década del '80) por lo que algunas de ellas requieren de una actualización para verificar su viabilidad desde el punto de vista económico y ambiental". Además, se menciona que "recientes estudios geológicos han detectado que aguas arriba del sitio previsto existen deslizamientos de laderas activos y, por este motivo, se optó por buscar una alternativa de cierre y reformular integralmente el proyecto".-

El Diario.  10-09-22

España, obligada a ceder casi 500 hectómetros de agua a Portugal a pesar de la sequía

Se debe a la gestión de los cinco ríos que comparten ambos territorios, Miño, Limia, Duero, Tajo y Guadiana

Crisis con la sequía: ¿está España mal preparada?
España entregará a lo largo de este mes agosto, pese a la actual situación de sequía, un total de 475 hectómetros cúbicos de agua a Portugal para cumplir así con el Convenio de la Albufeira, suscrito en 1998 por el país con Portugal y que regula la gestión de los cinco ríos que comparten ambos territorios (Miño, Limia, Duero, Tajo y Guadiana), indicaron a Europa Press en fuentes del sector.
Leer más...
Convenio de la Albufeira. El Convenio de la Albufeira es un tratado internacional que regula el 'peaje' hídrico y las obligaciones vecinales de España con Portugal en materia de agua, dado que muchos de los ríos pertenecen a cuencas hidrográficas compartidas, ya que su nacimiento se produce en España, pero atraviesan también Portugal para desembocar en el Atlántico.

De esta manera, los embalses de las cuencas compartidas están obligados soltar agua por mandato del Gobierno para cumplir así con este compromiso legal internacional con el país luso.

Ello lleva a que, en casos concretos, como el embalse de Santa Teresa, en la provincia de Salamanca, gestionado directamente por la Confederación Hidrográfica del Duero, se tenga que vaciar como 'tributo' a Portugal.
Una iglesia en el pantano del Sau queda descubierta por la sequía

Este embalse, junto con otros del sistema Duero, se verán afectados, incluso con la oposición de los agricultores y de algunas formaciones ecologistas. Esta cuenca hidrográfica del Duero es la que más contribuirá en la cesión de aguas a Portugal.
Mientras, la Cuenca del Tajo, pese a la situación de sequía y algunas protestas ecologistas locales, también debe contribuir con desembalses con destino a Portugal, en un volumen calculado en torno a 150 hectómetros cúbicos.

Por su parte, las cuencas del Sil y del Guadiana son también tributarias con Portugal, si bien ésta última, una de las más castigadas por la sequía, en menor medida.

Todos los concesionarios de uso del agua, (regadíos, usos industriales y deportivos, aprovechamientos hidroeléctricos, etc.) tienen que supeditarse, incluso en estos momentos de escasez, a esa circunstancia legal derivada del acuerdo entre los Gobiernos de España y Portugal.

Reserva hídrica La reserva hídrica española se sitúa actualmente en el 36,9% de su capacidad total, registrando así el nivel de agua embalsada más bajo desde 1995 en esta época del año.  Según informó el Ministerio para la Transición Ecológica y el
Reto Demográfico, los embalses españoles almacenan actualmente 20.702 hectómetros cúbicos de agua, disminuyendo en la última semana en 589 hectómetros cúbicos.

La situación de los embalses es la peor desde 1995

Irene Martel

El Convenio de la Albufeira es el último convenio aprobado por España y Portugal en materia de los recursos hídricos compartidos y se denomina así debido a que fue firmado en la ciudad portuguesa del mismo nombre en 1998, entrando en vigor el 17 de enero de 2000.

El acuerdo hace una amplia alusión a la figura de cuenca hidrográfica como unidad de referencia para el estudio, planificación y gestión del medio hídrico, abarcando tanto las aguas superficiales y subterráneas, así como los ecosistemas relacionados con el medio hídrico. Asimismo, desarrolla mecanismos que permiten una gestión más abierta y participativa de los usuarios tradicionales y nuevos actores, dando soporte a un desarrollo sostenible del medio natural.

El Debate, España.  24-08-22

Buena nieve. Más agua ?

ESTUDIOS INDICAN QUE LA NIEVE LE DARÁ UN CAUDAL HISTÓRICO AL RÍO COLORADO

El último informe indica que se supero ampliamente al valor de nieve registrado en el año 2021 (5596 km2 ), y el promedio histórico de ese período (8951 km2 )

Leer más...En un contexto de escasez hídrica y demanda creciente de agua, el INTA publica un informe hidrometeorológico que pone a disposición información relevante sobre cantidad de nieve, calidad de agua, caudal y pronósticos para la planificación del uso y la gobernanza del agua. El documento busca dar respuesta a una demanda concreta de actores e instituciones del territorio.

En cuencas de régimen nival, como es el caso de la cuenca del río Colorado, las variaciones espaciales y temporales de la cubierta de nieve determinan la disponibilidad de agua, dado que la superficie cubierta de nieve es un claro indicador de la cantidad de recursos hídricos almacenados. En los oasis productivos del centro oeste de la Argentina, toda la actividad agrícola, industrial, hidroeléctrica y los asentamientos humanos, dependen del agua proveniente de la fusión de la nieve y de los cuerpos de hielo que se encuentran en las altas cumbres dlCordillera de los Andes.

En un contexto de cambio global y variabilidad climática y con una demanda creciente de agua, es necesario contar con información que permita conocer el estado, cantidad y calidad de los recursos hídricos. En cuencas de grandes extensiones, como la cuenca del río Colorado, donde existe además escasa accesibilidad para la toma de datos, sobre todo a fines del invierno y en primavera, la información derivada de sensores remotos es de suma importancia para el seguimiento espacial y temporal de la cobertura de nieve.

Por esto, la Agencia de Extensión Rural INTA 25 de Mayo –La Pampa– elabora un informe hidrometeorológico de la cuenca y lo hace en colaboración con el Instituto de Clima y Agua del INTA y con la Estación Experimental Agropecuaria Hilario Ascasubi –Buenos Aires–. Desde 2020, el documento es publicado cada dos meses y se realiza en el marco del proyecto estructural del INTA “Aportes para la GIRH en cuencas del Sistema Agroalimentaria Argentino y la Red de Agua”.

“Este instrumento contiene información actualizada de la superficie cubierta de nieve, el caudal del río y su calidad de agua, la relación de estas variables con los promedios históricos y, a su vez, presenta pronósticos meteorológicos a corto, mediano y largo plazo”, explicó Carolina Aumassanne, de la Agencia de Extensión Rural de INTA 25 de Mayo.

En esa línea, Aumassanne señaló que “el informe provee información de base esencial para la toma de decisiones relacionadas a la planificación y el manejo integral del recurso hídrico en la cuenca del río Colorado”.

Por su parte, Eugenia Beget –investigadora del Instituto de Clima y Agua– indicó: “Actualmente, existe la posibilidad de contar con información derivada de sensores remotos para cuantificar el área cubierta por nieve y conocer con algunos meses de anticipación el volumen de agua que estaría disponible para los diversos usos (urbano, agrícola, minero, entre otros)”.

“Dada la importancia de conocer la distribución de la cobertura de nieve y su evolución espacio temporal en la cuenca alta del río Colorado, se utiliza un producto derivado de imágenes satelitales provistas por el sensor MODIS que permite evaluar la cobertura de nieve desde el año 2000”, explicó Aumassanne.

La información provista por el sensor MODIS es una buena herramienta para caracterizar la cobertura de nieve, ya que su resolución temporal ayuda a tener una cartografía actualizada, a partir de un modelo sencillo, práctico y en tiempo real. Si bien no tiene en cuenta el espesor de nieve y densidad, cuantifica la cobertura y está asociada al derrame anual del río, sirviendo de base para la planificación y manejo integral del recurso hídrico.

No obstante, la nieve es la principal componente del caudal en río Colorado, las lluvias son un aporte necesario de igual manera, tanto para el caudal como para las producciones de la región. “Contar con información anticipada sobre las condiciones meteorológicas previstas para un determinado periodo es un insumo de importancia para la toma de decisiones y la planificación de las actividades productivas en las áreas bajo riego de la cuenca”, especificó Beget y agregó: “De esta forma, se presentan pronósticos a corto y mediano plazo que permiten planificar y gestionar de manera integral los recursos hídricos a escala de cuenca”.

Además, existen otras fuentes de información que permiten estimar componentes del balance de agua, resultando en una interesante fuente de información complementaria de estaciones nivométricas e hidrológicas. Es así que mediante la complementación de información hidrológica y meteorológica se plantean pronósticos de derrame y tendencias sobre cobertura de nieve en la cuenca alta del río Colorado, además de los pronósticos a corto y mediano plazo con énfasis en las áreas bajo riego.

Por otro lado, “disponer de registros continuos de parámetros de calidad del agua de riego en la cuenca media del río Colorado es sumamente importante”, consideró Aumassanne quien puntualizó que “la mayor área de agricultura bajo riego en la provincia de La Pampa se desarrolla en la cuenca media , y en la cuenca baja el valle bonaerense constituye el principal desarrollo de toda la cuenca y plantea la posibilidad de un análisis retrospectivo de la información recopilada que permite visualizar la evolución de la calidad del agua en tiempo y espacio”.

ÁREA DE ESTUDIO.  Este trabajo tiene distintas escalas de abordaje, en primer lugar, en las subcuencas del Grande y del Barrancas, que se corresponden con la cuenca activa del río Colorado, se estima la cobertura de nieve; y a su vez, se analiza el caudal en Buta Ranquil, primera estación de aforo del río Colorado, y en Paso Alsina (Buenos Aires) en el ingreso al área bajo riego del valle bonaerense del río Colorado.

Por otro lado, se analiza la calidad de agua en dos estaciones, Punto Unido, 25 de Mayo (La Pampa) y Paso Alsina (Buenos Aires). Y por último, toda la cuenca del río Colorado para el análisis y presentación de pronósticos.

El río Colorado se origina en la confluencia de los principales afluentes, los ríos Grande y Barrancas, y recorre alrededor de 1200 km atravesando parte de las provincias de Mendoza, Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires. Tiene un derrame anual promedio de 4410 hm3 y la superficie total de su cuenca es de 47.459 km2. Su caudal medio anual es de 139,8 m3.s-1, presentando una marcada estacionalidad primavero-estival, atribuida a su régimen nival.

El río Colorado adquiere la tonalidad que le da nombre, a partir de los sedimentos que provienen de secuencias clásticas (areniscas, pelitas y conglomerados). Estas unidades sedimentarias están intensamente afectadas por el proceso de erosión fluvial, por cursos estacionales, tributarios locales del río, al cual llegan en general mediante extensos conos aluviales. Esta condición se mantiene hasta el embalse de Casa de Piedra, donde la carga clástica transportada se deposita.

SITUACIÓN ACTUAL. El informe indicó que la cobertura de nieve en el período comprendido entre el 12 y el 19 de julio del presente año tuvo una extensión de 11.590,6 kilómetros cuadrados (km2) lo que equivale al 83,4 % de la superficie de las subcuencas de los ríos Grande y Barrancas, superando ampliamente al valor registrado en el año 2021 (5596 km2 ), y el promedio histórico de ese período (8951 km2 ).

“Esta situación se debe a las nevadas tempranas ocurridas durante mediados y fines de abril y mayo y lo acontecido entre el 9 y 15 de julio, generando una condición de cobertura de nieve superior a la registrada durante los últimos años”, detalló el informe.

Asimismo, “el 70% de la cobertura de nieve para el último período analizado se ubica principalmente entre los 2501 a 3500 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m.), con 886 km2 en la subcuenca del río Barrancas y 2443 km2 en la subcuenca del río Grande”.

En cuanto a los caudales promedios mensuales, en la estación Buta Ranquil desde enero a julio “registraron valores inferiores año 2021, cercanos al promedio histórico mensual”. De acuerdo al informe, “el mes de julio presentó un caudal promedio de 44 m3 seg-1 , un 46 % por debajo del promedio histórico de dicho mes (81,4 m3.seg-1)”.

Durante los meses de mayo, junio y julio, los caudales promedio del río Colorado en la Estación de Aforo Paso Alsina registraron niveles que fluctuaron entre 13,68 y 12,92 m3 . seg-1. ·Es decir que, en general, se hallaron muy por debajo del promedio histórico para dichos meses, inclusive rozando los caudales mínimos históricos”.

En lo que respecta a salinidad, el informe señaló que si bien el agua del río Colorado está incrementando su salinidad producto de su reducido caudal, “los valores monitoreados no superan los límites tolerables para su uso para riego, con algunas excepciones puntuales provocadas por precipitaciones intensas ocurridas en la cuenca alta”.

Fuente: Río Colorado Informa.  Agosto/22


"Aguas subterráneas no tienen control"

Leer más...La contaminación de las napas subterráneas "es un problema complejo que no ocurre solamente en Mendoza, sino en todo el mundo, y resulta consecuencia de múltiples factores", aclaró el hidrogeólogo Carlos Schulz, al ser consultado sobre el informe de salinización de napas en aquella provincia.

Según Schulz, las producciones que utilizan como método "el riego por manto, introduciendo un enorme volumen de agua que sus cultivos aprovechan en un 20 ó 30 por ciento, provocan una salinización de los acuíferos. Es la mayor fuente de salinización". Y agregó que "actualmente un 70 por ciento del agua utilizada en el mundo está destinada al riego, y muchos países no desarrollados mantienen una gran ineficiencia" en sus sistemas productivos.
En diálogo con Radio Noticias (FM 99.5) comentó que "eso es lo que ocurrió en General Alvear, donde muchas chacras fueron abandonadas por la salinización de sus napas". Si bien en La Pampa no hay actividades bajo riego, sus acuíferos también resultan afectados por "el intenso uso de la ganadería y las urbanizaciones sin sistemas de saneamiento (cloacas)".
 
Es el caso de Santa Rosa, por ejemplo, donde "el colapso de los desagües cloacales ha provocado que todas las napas subterráneas estén contaminadas con nitratos". Esta aparición de altos índices de nitratos también puede ser producto de "basurales a cielo abierto y actividades ganaderas". Una tercera fuente de contaminación son las actividades mineras, especialmente "la explotación hicrocarburífera, por pérdidas y fallas, o mala utilización de sus piletas de derrame, entre otros problemas".

"Una gran desidia".
Mientras tanto, los últimos 15 años comprenden "un ciclo hidrológico muy pobre, a raíz de lo cual muchas áreas bajo riego del país echaron mano a las aguas subterráneas, generando una sobreexplotación de sus napas". Según Schulz, es una problemática "muy grave, porque las aguas subterráneas nunca tuvieron control ni monitoreos. Se han acrecentado los riesgos de salinización, a la par que existe una desprotección total, porque resulta imposible hacer un seguimiento y no se destinan recursos para la investigación".

El agua es un recurso esencial para la vida, vinculado a la salud, la producción y a todas las actividades humanas. "Hay alertas desde hace muchísimos años. En el año 2000, un estudio del Banco Mundial sobre distintas formas de contaminación ya advertía que en Argentina, la ganadería resultaba la fuente que perjudicaba a mayor cantidad de habitantes por contaminación con nitratos, afectando especialmente al Conurbano bonaerense, que carece de sistemas de saneamiento, básicamente cloacas", recordó.

"Hay una gran desidia con respecto a las aguas subterráneas. A la falta de conciencia de las personas se suma la falta de planificación desde los estados, porque nadie paga por ese recurso, no hay concesiones y nadie controla cómo se utiliza".
 
En La Pampa.
Consultado sobre el alerta generada por la salinización de napas en la zona de Casa de Piedra, respondió que "si bien allí no se realiza riego por manto, podría existir alguna problemática en torno a la conformación del suelo", por lo cual resultaría necesario "un estudio más detallado para obtener conclusiones".
LA ARENA 18/08/2022