Novedades

Fundación Chadileuvu

Qué dice el IANIGLIA sobre la presencia de glaciares en Cerro Amarillo

Leer más...Del Inventario de Glaciares realizado por el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (Ianiglia) se desprende que no hay cuerpos de hielo ubicados en las zonas de Cerro Amarillo, donde el Gobierno quiere activar el yacimiento de cobre. El proyecto continuará debatiéndose este miércoles en comisiones del Senado. El peronismo retrasó el tratamiento en la Legislatura de la iniciativa impulsada por el gobernador Rodolfo Suarez para activar la mina ubicada en Malargüe con el fin de determinar si la iniciativa cumple con todas las normas ambientales. Uno de los cuestionamientos es si el proyecto se encuentra dentro de un área periglacial, donde la actividad minera está prohibida. Laura Zalazar, coordinadora del Inventario Nacional de Glaciares realizado por el Ianiglia, explicó: “Cerro Amarillo está en la subcuenca del río Grande. No tenemos la delimitación exacta que abarca el emprendimiento, sí sabemos que en una zona cercana identificamos glaciares de escombros”. Así se denominan a los glaciares que a simple vista no muestran grandes cuerpos de hielo, como por ejemplo, el Perito Moreno, en Santa Cruz, sino que la presencia de hielo está en el interior del conjunto de rocas. A esa conclusión llegaron a través de las imágenes satelitales, que permiten ver una especie de lengua que termina en una pendiente abrupta, describió la geóloga. En la imagen satelital, se pueden observar dónde estarán los pozos -marcados como puntos de color amarillo-, y dónde se ubican los glaciares de escombros activos y los inactivos.

La conclusión que se desprende del informe científico es que no se ha reconocido la existencia de cuerpos de hielo en las zonas donde el Ejecutivo pretende colocar los pozos exploratorios. El oficialismo también se basa en que las tareas correspondientes a la campaña de exploración se ubicarán por debajo de los 3.150 metros, altura a la que se encuentran los glaciares.
Leer más...
La Declaración de Impacto Ambiental (DIA), que debe ser ratificada por la Legislatura, es la misma que llegó en 2014 al Parlamento, pero no avanzó por la ausencia del Inventario, que estuvo listo recién en 2018. Es por eso que la base de la discusión es si debe volver a realizarse, no solo por aspectos técnicos sino también ambientales. Respecto a qué puede haber pasado en el lugar durante todos estos años, Zalazar señaló que no deberían haber ocurrido grandes modificaciones. “Los glaciares de escombros tienen tasas de cambio menores que los otros tipos”, aseguró. Desde el Gobierno sostuvieron que no es necesario realizar una Declaración de Impacto Ambiental, ya que durante este tiempo no ha estado en vigencia, sino que estará operativa una vez que la Casa de las Leyes la apruebe.

Debate en el Senado. Este miércoles asistirán a la Legislatura invitados solicitados por el Frente de Todos (FdT) ante las comisiones de Hidrocarburos, Minería y Energía, presidida por Rolando Baldasso (PRO); y de Ambiente, Cambio Climático, Riesgo de Desastre, Asuntos Territoriales y Vivienda, que tiene al frente a Ernesto Mancinelli (Libres del Sur). El oficialismo defendió la propuesta la semana pasada con las exposiciones del director de Minería, Roberto Zenobi, y la directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany. El peronismo pidió que acudan especialistas de la Universidad Nacional de Cuyo y la Universidad Tecnológica Nacional, como también un representante de la Fiscalía de Estado y uno de la Suprema Corte de Justicia. A su vez, solicitaron que inviten a Mario Salomón, experto en recursos hídricos. Para aprobar el proyecto este año, a Cambia Mendoza le quedan tres semanas, ya que el 27 de diciembre está prevista la última sesión en el Senado.

X Florencia Martínez del Río ELSOL.com. diciembre 7, 2022

 

"Cooperar o morir" la frase del titular de ONU sobre el calentamiento global /COP27

Leer más.... El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió este lunes que la humanidad se enfrenta a la disyuntiva de "cooperar o morir" ante el calentamiento global, en una dramática exhortación al inicio de la reunión de líderes mundiales de la conferencia COP27 sobre clima que se celebra en Egipto.

El primer día completo de la Conferencia de las Partes (COP) número 27 desde su creación por parte de la ONU terminó con llamados de otros líderes mundiales a recortar las emisiones que provocan el efecto invernadero, en momentos en que el planeta se calienta y los eventos climáticos severos se vuelven más frecuentes y destructivos.

Decenas de presidentes, primeros ministros y reyes, así como miles de diplomáticos, negociadores, empresarios, activistas y periodistas se congregaron en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij, sobre el mar Rojo, para participar de las discusiones, que comenzaron ayer y se extenderán hasta el 18 de noviembre.

"Vivimos una catástrofe tras otra. El cambio climático nunca se detendrá si no intervenimos. Nuestro tiempo acá es limitado y debemos aprovechar cada segundo", dijo el presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, al inicio de las sesiones de la primera de jornadas dedicada a las intervenciones de los cerca de 120 líderes mundiales asistentes.

Más temprano, Guterres conminó a los gobernantes a asumir sus compromisos o a "morir" por la inacción. "La humanidad tiene una elección: cooperar o morir. O un pacto por la solidaridad climática, o un pacto por el suicidio colectivo", afirmó en su discurso. El secretario general de la ONU evaluó que, aun en medio de la guerra Ucrania-Rusia, "y otro conflictos" no puede aceptarse que "la atención no esté en el cambio climático, que tiene su propio calendario". Un panorama sombrío. La cumbre sirve como escenario para evaluar la marcha del compromiso adoptado por los países en la icónica COP21 celebrada en Francia en 2015, de reducir las emisiones de gases al nivel necesario para asegurar que el calentamiento global no supere los entre 1,5 y 2 grados centígrados para fines de siglo respecto de los valores preindustriales. Expertos de la ONU ha advertido que, con los compromisos de reducción de emisiones actuales, la temperatura del plantea habrá aumentado 2,8 grados para fines de siglo, muy por encima de lo estipulado en el Acuerdo de París y niveles que, según dicen, serían catastróficos para la vida sobre la Tierra. Más allá de las advertencias de su secretario general, la ONU presentó un plan de acción de más de 3.000 millones de dólares para que entre 2023 y 2027 toda la población mundial esté protegida por un sistema de alerta temprana de desastres meteorológicos. "Las comunidades vulnerables en las zonas sensibles se ven sorprendidas por una sucesión de desastres climáticos sin ningún medio de alerta preventiva", explicó Guterres. La suma del plan de acción, bastante menor, deberá cubrirse como parte del esperado aumento de la financiación destinada a la adaptación al cambio climático, informó la agencia de noticias AFP. Como se esperaba, la cuestión del dinero fue eje de otro debate entre países industrializados y en desarrollo, básicamente sobre los aportes para adaptarse a los cambios, reducir las emisiones y eventualmente pagar el inventario de daños y pérdidas, aunque esta vez también hubo disparos hacia las potencias.

EEUU y China, los apuntados. "Estados Unidos y China deben responder" al desafío, ya que los europeos son "los únicos que pagan", remarcó el francés Macron. Aunque fue en un encuentro con jóvenes, antes del plenario, sus palabras hicieron ruido en el encuentro central. El presidente chino, Xi Jinping, no estará en la COP27 y el estadounidense Joe Biden apenas pasará unas horas el viernes. Sus dos países son las dos mayores economías y los principales contaminadores del planeta. Tras una intensa negociación, los países miembros de la COP aceptaron debatir en Egipto la creación de un fondo específico para paliar los efectos de sequías, inundaciones y fenómenos meteorológicos extremos. No se trata de indemnizar a los países pobres, insisten los naciones industrializadas, que son las que históricamente emitieron masivamente los gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático. La mayoría de los países miembros de la COP, agrupados en el G77 que actualmente encabeza Pakistán, considera que sí corresponde hablar de compensaciones y que hay que entregarlas lo antes posible, pero la creación de ese fondo parece aún lejana. El presidente colombiano, Gustavo Petro, de los pocos mandatarios de la región que hizo de la cuestión ambiental uno de sus ejes de acción, lamentó el "fracaso" de las conferencias del clima, reclamó medidas radicales para evitar "la extinción" del planeta y devolvió a la ONU el rol central de lo que viene. A la cuestión financiera se suma la preocupación primera de recortar las emisiones de gases causantes del efecto invernadero, en un contexto revolucionado por la crisis del suministro energético en Europa, a causa de la invasión rusa de Ucrania, y el auge renovado del gas.

Desde el año pasado, menos de 30 países reforzaron sus objetivos de reducción de emisiones, a pesar del compromiso común de los casi 200 miembros de la COP. El jefe del gobierno alemán, Olaf Scholz, se hizo cargo hoy de ese contexto que dibuja la guerra, al pedir a los participantes en la COP27 a que no pierdan de vista los objetivos en materia de energías renovables. "No debe haber un renacimiento mundial de los combustibles fósiles", dijo el canciller alemán en su discurso, para quien la invasión de Rusia a Ucrania hizo que el cambio de los combustibles fósiles a las energías renovables sea un "imperativo de
Admitió, sí, que Alemania estaba reactivando las centrales eléctricas de carbón "como una cuestión de necesidad, por un corto tiempo" debido a la caída en el suministro de energía.

Y a la hora de hablar de aportes, repasó que en 2021 Alemania proporcionó 5.300 millones de euros y ahora está invirtiendo 170 millones de euros en un programa de "escudo global" que ofrecerá una especie de esquema de seguro para las naciones pobres afectadas por desastres relacionados con el clima. El flamante primer ministro británico, Rishi Sunak, cuyo país organizó la anterior COP26 de Glasgow, confirmó, a su turno, que el Reino Unido se compromete con un fondo climático de 13.300 millones de dólares y triplicará su financiación para la adaptación a las energías verdes para 2025.

MUNDO07 Noviembre 2022- AMBITO FINANCIERO

EL AGUA, EL NUEVO BOTÍN?

La empresa estatal israelí (que secó el río Jordán —aquel en cuyas aguas fue bautizado Jesús y ungido Mesías por el cristianismo—) se afianza en la Argentina para el proceso de creación de un mercado del agua de consumo humano, productivo e industrial. A diez años del proyecto frustrado en la provincia de Buenos Aires, Mekorot Israel National Water Co firmó un acuerdo con el Gobierno nacional que le permite iniciar negocios para la gestión integral de los recursos hídricos de cinco provincias, en tanto que mantiene avanzadas conversaciones al menos con dos municipios sobre la costa del río Paraná. La misma empresa realiza inversiones en infraestructura de agua y salubridad por otro memorándum de entendimiento firmado el año pasado, los que se articulan estratégicamente.

“Uno de los objetivos principales de la política hídrica en Israel fue que la gestión del recurso esté centralizada en pocas instituciones con una clara delimitación de las facultades y responsabilidades de cada una”, según el análisis de Evangelina Dardati, economista chilena. Mekorot es uno de los cinco puntales de ese modelo.

La empresa firmó un acuerdo para la gestión integral de los recursos hídricos superficiales y subterráneos con el Consejo Federal de Inversiones (CFI), quien a su vez lo hizo con los gobiernos de las provincias de San Juan, Mendoza, Catamarca, La Rioja y Río Negro. Las declaraciones oficiales de funcionarios públicos y de los directivos de la empresa permiten interpretar los alcances del acuerdo de negocios plasmados en los respectivos convenios particulares. Arancelamiento de todos los servicios de aguas, modificación de las leyes provinciales y de sus organismos de aplicación, reordenamiento total de los usos y destinos de la infraestructura existente, creación de valores económicos y financieros para establecer un costo del agua en la Argentina, nacionalización y centralización de algunos sectores del mercado, entre otros objetivos de esta gran reforma que pretende completar y perfeccionar la de los ’90.(¿?)

En este caso, el conflicto se plantea por dos frentes. Por una parte, por el plan de negocios neoliberal para el agua dulce potable, recurso estratégico comparable a la tierra libre de agroquímicos y de ocupantes con título de propiedad privada. Por otra, Mekorot es una de las empresas cuyas prácticas fueron condenadas por el Relator Especial de la ONU para los Territorios Palestinos Ocupados, Michael Lynk, con rol clave en el proceso calificado como apartheid contra el pueblo palestino en Gaza, Cisjordania y Jerusalén este. El último informe del Comisionado se hizo público en el 25 de marzo pasado; un mes después después, una misión argentina encabezada por el ministro del Interior, Wado de Pedro, recorrió las obras modelo de Mekorot que privan de a Palestina agua en calidad y cantidad suficiente para una vida digna.

Leer más...
El gobernador Suárez y el ministro Wado de Pedro en la planta israelí.


El interés de siempre Como para empezar de cero, sin el lastre de los negociados menemistas, los funcionarios públicos nacionales y provinciales insisten en hablar del acuerdo con Mekorot como reciente, de menos de dos años. La Argentina e Israel firmaron en 1995 un acuerdo de cooperación comercial y económica. Uno de los antecedentes importantes es el acuerdo del Gobierno de La Pampa e Itzhak Aviran, embajador de Israel en la Argentina a partir de una gestión personal de Osvaldo Roberto Schvartzer, en su rol de presidente de la Asociación Argentina de Amigos de la Universidad de Ben Gurión. El economista estuvo involucrado en los 90 en el cobro y uso de 17 millones de pesos en concepto de ATN (aportes del tesoro nacional) cedidos por la cartera de Carlos Corach a la embajada israelí en Buenos Aires. Años después, le armó la gira de negocios por Israel a Mauricio Macri cuando era Presidente. Para 2003 Jorge Sobisch, gobernador de Neuquén, avanzó con un proyecto de irrigación de 40.000 hectáreas en el que aparece el grupo de intereses que confluía en la embajada de Israel. Dos años después, le otorgó en forma directa (sin licitación ni concurso público) a la consultora The Israeli Consulting and Technological Company Ltd. (ITC) el diseño de un proyecto de desarrollo agroproductivo para la zona comprendida entre Arroyito, El Chocón y Challacó. El ingeniero Ernesto Schvartzer, sobrino de Osvaldo, armó ITC, brazo técnico-comercial de la Universidad Ben Gurion, con la que ejecuta proyectos de agricultura intensiva en varios países. Hicieron pie en el Valle de Antinaco (La Rioja), Formosa, Salta —de la mano del grupo Socma (Macri)—, así como en Choele Choel y el Idevi (Río Negro), con el discurso de la ampliación de la frontera agropecuaria y la incorporación de tecnología eficiente para el riego de suelos áridos. El grupo de negocios incluyó socios locales. En 2007 fructificó la alianza con la Federación Nacional de Trabajadores de Obras Sanitarias de la República Argentina (FENTOS). Ese mismo año el gobierno de Río Negro alcanzó un acuerdo con objetivos generales similares a los de hoy. En 2008 Chubut firmó un convenio marco con la dupla gremial-empresaria cuyo desarrollo se fue licuando. Ese mismo año, el ex gobernador Daniel Scioli decretó de interés público un proyecto de saneamiento de aguas en La Plata, que no soportó los cuestionamientos técnicos y políticos y naufragó. En 2009 la empresa anunció su interés por participar del armado y emplazamiento del Polo Industrial y Tecnológico de Bariloche. Por su parte, Juan Schiaretti, actual gobernador de Córdoba y también en 2010, analizó en ese entonces la posibilidad de un acueducto entre el río Paraná y Córdoba. Muchos de estos proyectos merecen revisarse en profundidad para entender un modo de acumulación de capital asociado a los Estados, los elencos locales de los partidos políticos y la burocracia sindical en el anclaje territorial del modelo neoliberal. Otros capitales trasnacionales acapararon la atención con la transformación estructural del territorio que emergió con la soja transgénica, los desmontes masivos y el acaparamiento de tierras rurales para nuevas rentas de la naturaleza. Así, no llamó la atención cuando en 2020 reapareció Mekorot en negociaciones con el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), las que se formalizaron el año pasado. “Mekorot contribuirá en el desarrollo de proyectos de alto impacto para el fortalecimiento de las capacidades de gestión en los servicios de agua y saneamiento a través de un equipo de expertos israelíes con experiencia probada en la gestión de los recursos hídricos. La realización de estudios de viabilidad y de proyectos de tecnología aplicada a los recursos hídricos es uno de los puntos incluidos en el acuerdo. También la elaboración de informes, el asesoramiento, el fortalecimiento de los marcos legales y la planificación”, informó la Cámara de Comercio Argentino Israelí.

 

El proyecto, lxs proyectistas
“Queremos nacionalizar la gestión de los recursos hídricos. Tenemos un borrador en base a la experiencia de Israel, Estados Unidos y Australia, y al regreso del viaje discutiremos con los gobernadores las mejores opciones. Nuestra propuesta es que haya una sola autoridad del agua en el país”, dijo De Pedro a la salida de la planta Eshkol, en abril. Participa de este proyecto Malena Galmarini, presidenta de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), con la presencia de José Luis Lingeri, integrante del directorio y nexo con las fallidas inversiones en La Plata y Bahía Blanca de hace una década.

Mekorot tiene dos subsidiarias, Mekorot Desalination and Enterprise y Mekorot Development & Enterprise LTD. Esta última es la que integró la UTE para una obra en La Plata que Lingiere conoció de adentro. Por parte de la empresa, participó de las negociaciones con el ENOSHA Moti Shiri, director ejecutivo de Mekorot Desalination. En el acuerdo canalizado por CFI, Barak Graber y Diego Berger. Graber integra los directorios de las firmas con que desarrollaron y operan dos plantas desalinizadoras en Chipre. En tanto, Berger juega de local; nació en Argentina y se radicó en Israel. En mayo participó de actividades en Chile, donde informó al Senado sobre aspectos de la gestión del agua en vista de la reforma constitucional que por entonces se definía.

Los anuncios oficiales no fueron acompañados por la documentación pública correspondiente. La única copia disponible se publicó en el Boletín Oficial después de que la Asamblea Popular por el Agua de Mendoza la reclamara formalmente con una abogada. De esa copia se desprende que al menos Mendoza firmó dos acuerdos con el CFI. El 11 de agosto acordó la realización del “Plan integral para la sustentabilidad del sistema hídrico provincial” por el plazo de dos años. El 5 de septiembre el “Convenio marco de cooperación – Lineamientos técnicos, parámetros y principios de funcionamiento aplicables a la elaboración de un plan maestro para el sector hídrico de la provincia”.
Rodolfo Alejandro Suárez, gobernador de Mendoza, refrendó por decreto el primer acuerdo, que en los considerando indica que comprende cinco proyectos concurrentes: “1) Plan Maestro para el sector hídrico; 2) Código de Aguas para la Provincia de Mendoza; 3) Herramientas para la optimización de la disponibilidad hídrica; 4) Fortalecimiento del programa de inversiones en cauce; y 5) Fortalecimiento de la gobernanza del sistema”. En el segundo acuerdo consta que la cooperación se inicia con la contratación por parte del CFI a la consultora Mekorot Israel National Water para definir los lineamientos técnicos, parámetros y principios de uso sostenible de los recursos hídricos y la adquisición de las capacidades necesarias para la gestión sustentable de estos. Esos términos vagos se delimitan un poco más cuando indica que el proyecto realizará “un análisis del potencial de los recursos hídricos (aguas superficiales y subterráneas); la creación de proyecciones de la demanda de agua (urbana, rural y de riego) para crear un sistema de asignación que permita regular la demanda de agua; definir planes alternativos de abastecimiento de agua”, entre otros objetivos. Mendoza tiene una ley provincial de aguas y una autoridad de aplicación local, el Departamento General de Irrigación (DGI).

Otros pocos detalles surgen de las declaraciones de los gobernadores firmantes. Río Negro anunció que en dos meses entregará el contenido para el desarrollo del Plan Maestro local, que quedó en manos del Departamento Provincial de Agua (DPA), autoridad de aplicación del código de aguas local. La propuesta propia incluirá una “evaluación de alternativas de desalinización para abastecimiento de agua potable en la región sur y en poblaciones de la zona atlántica; la planificación y optimización de la reutilización de los efluentes generados en las plantas de tratamiento de líquidos cloacales; un análisis de funcionamiento y eficiencia de los sistemas de riego y drenaje, para realizar posteriores planes de reacondicionamiento o modernización; un análisis económico, balance prospectivo y recomendaciones para alcanzar un desarrollo equilibrado, trabajando sobre el valor económico del agua que permita alcanzar un financiamiento genuino de la gestión integrada de los recursos hídricos”, informó la gobernadora Arabela Carreras.

La provincia hizo propio el viejo interés de Mekorot por una planta desalinizadora en Sierra Grande, opción que reflotó el desarrollo del proyecto de hidrógeno verde en Punta Colorada.

Palestina, pueblo originario. Maren Mantovani, coordinadora de relaciones internacionales de la campaña palestina Stop the Wall (Paremos el muro), regresó a la Argentina por Mekorot. Había participado de la campaña de esclarecimiento “Buenos Aires, aguas turbias” por el proyecto de La Plata. La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos y la Liga Argentina por los DD.HH. organizaron la presencia de la activista en Esquel (Chubut), donde planteó el tema del dominio del agua para tener el control territorial en el caso de Palestina.

“La acción de Mekorot en Palestina es mucho más que la mercantilización del agua, es el uso estratégico del control del agua para expulsar a las comunidades de los territorios al despojarlos del recurso”, argumentó Mantovani en una conversación virtual. Israel tiene centralizado el uso del agua que es exclusivo dominio estatal. En el control estatal del recurso, Mekorot es la única empresa del sector, brazo técnico de la estrategia de gobierno para con Palestina.

En los reclamos internacionales, consta que extrae una cantidad de agua de los territorios palestinos ocupados que excede la regla de usufructo de las Regulaciones de La Haya y, por lo tanto, viola el derecho internacional humanitario (DIH). Israel prohíbe totalmente a los palestinos abrir nuevos pozos; al mismo tiempo, Mekorot perfora al lado sus pozos más profundos para los asentamientos israelíes de forma ilimitada, mientras restringe el suministro de agua para las comunidades palestinas en la misma región. Estas prácticas empresarias son violatorias de numerosos pactos internacionales.

“Como Sudáfrica y Namibia, Israel comete el delito de apartheid”, sintetizó Mantovani. En ese sentido, en su informe en la sesión 49 del Consejo de Derechos Humanos, el relator especial Lynk advirtió sobre “la transición de un estado de ocupación —que ya supone un desafío al derecho internacional—, a convertirse en un régimen de apartheid asumido por el gobierno israelí (…). Su prohibición incluso constituye una norma imperativa del derecho internacional”.

Dice la Biblia que el pueblo de Israel cruzó a la tierra prometida por el sur del río Jordán, cuyo caudal languidece por años de sobreexplotación para riego y agua potable de la colonización de los territorios palestinos. En su desembocadura, el mar Muerto desciende al perder el único aporte de este afluente de agua dulce.

Envuelto en los discursos del cambio climático y la transición de la matriz energética, la reforma estructural que plantea el gobierno nacional para con el agua dulce potable, en acuerdo con los gobernadores de distinta extracción política, plantea un conflicto de impacto masivo y al mediano plazo. De todos modos, cuesta imaginar un futuro en que las petroleras paguen a precio de mercado el agua del fracking en Vaca Muerta, que los estancieros paguen por usar el agua sin restricciones o se cobre el derroche en piscinas de las viviendas de alta gama.

POR SUSANA LARA NOV 6, 2022

Los lugares más contaminantes del mundo

Un mapa muestra al detalle 79.815 fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero en todos los continentes

Mapa de la emisión de gases de efecto invernadero en el mundo.
La organización medioambiental Climate TRACE creó un mapa en el que muestra el panorama de contaminación en todo el mundo, enfocándose en varios lugares que destacan por su alta generación de gastos de efecto invernadero. En total son 79.815 puntos los que se pueden detallar en el mapa, como centrales eléctricas específicas, aeropuertos, redes de carreteras urbanas y yacimientos de petróleo y gas, entre otros. “La crisis climática puede parecer, a veces, un reto irresoluble, en gran parte porque tenemos un conocimiento limitado de la procedencia de las emisiones”, dijo el ex vicepresidente de EE. UU. y miembro fundador de la organización, Al Gore.

Mapa de contaminación. El objetivo de esta herramienta es poner a disposición de todos los usuarios la información de los puntos centrales que están generando más contaminación en los cinco continentes. Adicionalmente, buscan que sea una opción para que estructurar soluciones para reducir este tipo de gases y hacer más pequeños los focos de contaminación.

Para la realización del mapa, la organización sacó provecho de la cobertura por satélite, la teledetección, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático. Con lo anterior, pudieron detectar las diferentes fuentes de contaminación, además de localizar y analizar actividades que serían difíciles de evidenciar con otras herramientas. Dentro del panorama reflejado en el mapa, las centrales eléctricas representan más de la mitad de los 500 principales lugares que generan gases de efecto invernadero. Estados Unidos es uno de los países con mayores actores contaminantes y Texas se destaca como una zona de producción de petróleo y gas que produce 208.16 megatones de gases. En cuanto a contaminación generada por la gran cantidad de automóviles, Los Ángeles y New York ocupan el primer puesto. La industrialización en Asia hace que este continente sea un gran aportante a esta situación, especialmente China, Hong Kong, Taiwan e Indonesia. En Latinoamérica, los principales puntos de contaminación se encuentran en Brasil, Colombia y México, por la extracción de petróleo y el humo producido por los autos. Desde la ONU ven este mapa como una herramienta que puede ayudar a iniciar “una era de transparencia radical para el seguimiento de las emisiones, porque se está haciendo más difícil el lavado verde o, para ser más claros, el engaño”, según Antonio Guterres, secretario general de la ONU durante la presentación de este panorama en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, también conocida como COP27. Para ver el mapa completo solo se debe ingresar a climatetrace.org/map y allí estará toda la información de manera gratuita, dando la opción de filtrar por tipo de productor, buscar lugares y demás.

 

Leer más...
Mapa de la emisión de gases de efecto invernadero en el mundo.

Rutas ecológicas Al ser los automóviles uno de los principales protagonistas de la emisión de gases de efecto invernadero, es necesario buscar alternativas para minimizar el impacto que generan, ahorrando gasolina. Para eso, Google lanzó una función en Maps que permite tomar rutas ecológicas. Esta iniciativa se implementó el año pasado en Estados Unidos y Canadá. Un proyecto experimental cuya misión es reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. En este primer paso, el algoritmo de Google agregó datos proporcionados por el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) del Departamento de Energía de EE. UU. Esta es una forma de entrenar el sistema de aprendizaje automático de la plataforma, junto con los datos proporcionados por el usuario sobre las rutas más populares y los modelos de automóviles más populares en los cotos de caza. Hay que decir que la ruta que proporciona este modelo ecológico de Google Maps puede no coincidir con la velocidad más rápida. Entonces, todo lo que hay que hacer es elegir lo que se adapte a las necesidades de cada uno. Para determinar el rendimiento por tipo de motor se debe tener en cuenta el patrón de la pista. De esta forma, el vehículo de combustión priorizará la carretera. El auto eléctrico o híbrido optará por vías urbanas. En el segundo caso, también proporciona información sobre las estaciones de carga disponibles así como el cargador con el que está equipado.

INFOBAE. 10-11-22

Contundente pronóstico:qué pasará en Mendoza por la falta de agua

La cantidad de agua disponible para el año que viene no alcanzará para responder a la demanda. Por eso las restricciones se mantienen y no hay disponibilidad para aumentar la producción. La sequía extrema supera la década.
 
Leer más...POTRERILLOS ESTÁ EN SU COTA MÁS BAJA PARA LA ÉPOCA.
FOTO: ALF PONCEComo un semáforo bloqueado, la realidad ambiental en Mendoza tiene la luz en rojo desde hace más de una década por la carencia y el mal manejo del principal recurso: el agua. Por un año más, la provincia tendrá una situación de escasez extrema porque la mega sequía que afecta a la región se extiende. No hay, ni habrá más agua disponible y, así, la responsabilidad para que se pueda producir y vivir depende mucho más del uso y el cuidado, que de la oferta. El pronóstico trazado por los especialistas es que hay más demanda que oferta y eso restringirá la producción, entre otras cosas.

Las presunciones dicen que la provincia no tiene capacidad para crecer; no se pueden agregar más hectáreas, los barrios nuevos que se construyan tendrán problemas de abastecimiento y cualquier actividad nueva que se pueda sumar entrará en fuerte tensión por la crisis del agua. Es más, en realidad hay déficit hídrico porque lo que habrá disponible ya está comprometido. Inclusive: hay un déficit hídrico más profundo que el financiero, pues hay más demanda asegurada que la capacidad ambiental y de infraestructura para cubrirla.

Leer más...En el Río Mendoza, por ejemplo, el agua disponible será de menos de la mitad. A los 800 hectómetros cúbicos que se prevé que habrá, hay que restarle un uso imposible de reemplazar; unos 250 hm3 que se emplean para consumo humano, con un cierto grado de ineficiencia: cada habitante consume más de 400 litros por día y el ideal es la mitad. Más del 75% del agua termina en las cloacas.
 
Menos producción
Al río no le sobra nada y el ajuste será hacia abajo. Más de 75 mil hectáreas empadronadas que dependerán de ese volumen, más los 300 hectómetros que se suman por agua subeterránea, recurso también en retracción.  La demanda total de la cuenca del Río Mendoza es de 1100 hectómetros cúbicos. Habrá 800, en el mejor de los casos. Potrerillos puede almacenar menos de 400 hm3 (tiene reducida su capacidad por el sedimento) y hoy está en su cota más baja para la época desde que se llenó por primera
La extensión de la situación de sequía no tiene antecedentes en la historia. "En la temporada 21/22 escurrieron 785 hm³ (equivalente al 56% del derrame medio histórico), lo que implica la peor temporada de escurrimientos de los últimos 50 años", explicaron desde Irrigación. Aún cuando nevó el doble que el año pasado, no alcanza para cubrir el déficit heredado y tampoco el año medio. Solo a finales de la década del 60 se vivió un año peor que los últimos en Mendoza. El problema es la acumulación de la pobreza hídrica.  Por eso la tensión por el acceso se profundizará. El uso industrial, por ejemplo, es el que menos demanda, pero el que más afectado socialmente está. Por falta de disponibilidad e infraestructura, tampoco se puede ampliar la capacidad.

PORTEZUELO DEL VIENTO TERMINÓ SIENDO UNA FANTASÍA INCUMPLIBLE TAMBIÉN POR LA FALTA DE AGUA. PERO TODAS LAS REPRESAS TENDRÁN PROBLEMAS PARA GENERAR DE MANERA CONSTANTE.

Leer más...La cuenca del Río Tunuyán no tuvo repuntes y allí nevó incluso menos que en años anteriores. Por eso en la zona más privilegiada para el sector vitivinícola también habrá problemas, porque se mantiene la sequía extrema.  El Departamento General de Irrigación mantendrá las restricciones para el agua subterránea, pues el impacto de la sequía se siente en la recarga de los acuíferos. “El 48% de las perforaciones que integran la red de medición registraron nuevos valores mínimos históricos”, explican sobre la cuenca del Río Tunuyán.  Esta temporada en ese sitio nevó un 35% menos que el año pasado y corresponde a un quinto de lo esperado en un año normal. Por eso habrá la mitad de agua esperada, justo en el lugar donde están los emprendimientos enológicos y turísticos de mayor relevancia internacional.                         

La crisis hídrica genera una cadena de problemas enorme. Los ríos sobre los que Mendoza tiene litigios con provincias vecinas tendrán un mal año también. El Río Grande, del que no se hace uso productivo, tendrá su peor año, cuestión que vuelve a ratificar que Portezuelo del Viento era inviable en la magnitud planificada y licitada. El Atuel también: tendrá una temporada de sequía extrema y la relación con La Pampa se complicará más, pues la Corte Suprema busca que Mendoza garantice el caudal mínimo para cumplir con las sentencias.

La constancia en la generación de energía también estará comprometida para los ríos mendocinos, tanto en el Atuel, como en el Diamante; lo mismo que en el Mendoza. Menos agua es, en Mendoza, más riesgo sanitario, menos producción, menos desarrollo y un desafío político enorme.                 
                                                    
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   PABLO ICARDI    SÁBADO, 15 DE OCTUBRE DE 2022