Novedades

Fundación Chadileuvu

Portezuelo del Viento

b_300_200_16777215_00_images_2017_presa.jpgDe unos 170 metros de altura por 500 metros de largo es la represa que se propone construir la provincia de Mendoza en su territorio.    El problema es que se levantará sobre el cauce de un río que abastece a otras 4 provincias y que podría tener un alto impacto ambiental y social. Organismos como las Naciones Unidas recomiendan una “gestión compartida” de los ríos transfronterizos. Hasta el momento los funcionarios de la provincia cuyana se niegan a compartirlo y esto preocupa a los pampeanos.


La Muralla   Una inmensa muralla está dividiendo las aguas en el centro de Argentina. “Portezuelo del Viento” se llama la represa que se pretende construir en la provincia de Mendoza y que tiene preocupados a los pampeanos.

Es que, según sostienen funcionarios, especialistas y ambientalistas de La Pampa, va a generar un alto impacto ambiental y social. El aumento de la “salinidad” es una de ello y el peligro de un manejo “caprichoso” de las aguas es el otro.

“No se trata de la construcción de una plaza, un edificio o de una alcantarilla. Se trata de una mega obra que afectará a varias provincias río abajo”, señala Javier Schlegel, secretario de Recursos Hídricos del Gobierno de La Pampa. El funcionario aclara que “el problema lo genera Mendoza cuando se niega a compartir la gestión, cuando se niega a una administración común como recomiendan todos los organismos nacionales e internacionales en situaciones como estas”.

La preocupación de los pampeanos no es caprichosa: Mendoza se empeña en manejar las aguas del río y sólo acepta el control del uso. “Quien se quema con leche ve la vaca y llora”, dice un reconocido estudioso de las causas de los ríos que menciona como ejemplo las represas de los “Nihuiles” (dos obras sobre el cauce del río Atuel). “Hace más de medio siglo que el oeste de La Pampa sufre las consecuencias del corte del río Atuel por parte de Mendoza”, señala.

La obra “Portezuelo del Viento” es un proyecto hidroeléctrico que se construiría sobre el río Grande, al sur de la provincia de Mendoza, el afluente más importante (entrega el 70% del caudal) del río Colorado.
 
Se trata de una gran muralla de más de 178 metros de altura (con una altura de “cota” que llegaría hasta los 152 metros) por unos 500 metros de largo, que se levantará en una zona de cañadones.

La gran pared de hormigón formará un lago de 3.788 hectáreas, una superficie equivalente a más de la mitad de la Reserva Provincial Parque Luro.

La construcción, una verdadera obra de ingeniería, permitirá regular el curso de agua y tendrá una generación media anual de 887 GWh de energía, entre otras cuestiones.
 
#NO a Portezuelo Más allá de la obra en sí, la preocupación está centrada en la administración. “No a Portezuelo en las condiciones que lo propone Mendoza”, aclara Javier Schlegel, quien explica que el “NO” es “al manejo”. 
b_300_200_16777215_00_images_2017_caracteristicas.jpg
El funcionario es la cara visible de una agresiva campaña publicitaria que lleva el sello del Gobierno de La Pampa. Con el “hashtag” (etiqueta de twitter) “#NOaPortezuelo”, la iniciativa aclara en la bajada que la negativa es si está “en manos de Mendoza”.

“¿Sabés todo el daño que Mendoza nos ha hecho con el manejo de los ríos?”, dice un material que ha tenido una amplia difusión en el territorio pampeano y en otras provincias argentinas. “Evitemos el que todavía nos puede hacer”, dice.

“La construcción de la obra, como el primer llenado y el manejo futuro, tal como lo establece el Tratado del Colorado, debe estar bajo el control y el manejo del Comité de Cuenca correspondiente a COIRCO (Comité Interjurisdiccional del Río Colorado)”, agrega el material distribuido. “Si esto quedara en manos de Mendoza”, explica, “se comprometería gravemente toda la vera del río Colorado”.

Por último, y a tono con las últimas declaraciones del Gobernador pampeano, el texto denuncia que “hoy están forzando, junto a Nación, la construcción de una represa que si la maneja Mendoza con sus criterios históricos y conocidos, nos va a perjudicar seriamente en el uso del río Colorado. ¡Que no nos saquen el Colorado!”.

Fte.: x Pablo DÁtri   ecodigital.org.ar    Revista eco /Marzo de 2017