Revista Cauce

Fundación Chadileuvu

Cauce Año 1, N° 4

CAUCE, la revista electrÓnica de la FundaciÓn ChadileuvÚ

EL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA FALTA DE COMPROMISOS DE LOS PAÍSES INDUSTRIALIZADOS PARA CONTROLAR LAS EMISIONES DE GASES INVERNADEROS

b_300_200_16777215_00_images_cauce_global.gifEl cambio climático ha llegado para quedarse. La frase no pertenece a ningún dirigente ni científico de nota, es simplemente una constatación de hechos que se suceden en el ámbito internacional. Durante muchos años políticos y dirigentes mundiales negaron la posibilidad de que el cambio  existiera, luego ante pruebas irrefutables aportadas por la ciencia cambiaron su discurso negacionista para admitir la posibilidad del cambio. La ciencia ha evidenciado con datos precisos y concretos la estrecha relación entre el cambio climático y el nivel de los gases invernadero (dióxido de carbono, metano, óxidos de nitrógeno entre otros) generados por la actividad humana. Hoy algunos gobiernos  tratan de retardar las medidas que posibiliten ejercer algún control eficaz para evitar las más graves consecuencias. El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático que reúne a los más importantes expertos en el tema ha expresado recientemente: "El calentamiento del sistema climático es inequívoco, como evidencian ya los aumentos observados del promedio mundial de la  temperatura del aire y del océano, el deshielo generalizado de nieves y hielos, y el aumento del promedio mundial del nivel del mar".

La causa del cambio climático, como hemos expresado, radica en el aumento de los gases invernaderos. El siguiente cuadro muestra el aumento en ppm (partes por millón) desde la era preindustrial a la actualidad, también muestra que el efecto es mayor en algunos gases que en otros.

  1750 1998 Efecto Invernadero
Co2 280 365 1
Metano 0.7 1.75 21
Óxidos del nitrógeno 0.27 0.31 310


En el caso del dióxido de carbono el incremento se debe a la combustión de combustibles fósiles (carbón mineral, petróleo y gas natural); el aumento del metano a procesos biológicos ligados al cultivo de arroz, emisión por rumiantes y manejo de residuos y efluentes; y el acrecentamiento de los óxidos de nitrógeno al uso de fertilizantes y procesos industriales.
Fácilmente, se puede apreciar que el desarrollo económico, tal como lo conocemos, tiene un aspecto negativo que conduce al deterioro ambiental.
La temperatura global del planeta ha aumentado 0.8ºC en los últimos años, y se asegura que el límite admisible de aumento no debería exceder los 2ºC.
Un aumento mayor podría ser caótico y generaría gravísimas consecuencias a los ecosistemas. Hoy con solo 0.8 grados los síntomas son inquietantes: pérdidas de glaciares, derretimiento del casquete polar del hemisferio norte, deshielo de parte de Groenlandia, desprendimiento de enormes cantidades de metano en el Ártico y en el permafrost de Siberia (a partir de hidratos de metano desestabilizados), aumento del nivel del mar, huracanes y tifones más frecuentes e intensos, aumento de las regiones afectadas por huracanes (ya existen huracanes en la costa brasileña), corrimiento del área tornádica a nuevos territorios de nuestro país, sequías extensas y tropicalización de áreas templadas.

¿Es posible lograr un desarrollo compatible con un ambiente sano?

Toda una escuela de pensamiento sustentable así lo cree. Existen tecnologías limpias que aplicadas masivamente permitirían mitigar y revertir muchos aspectos negativos del cambio climático.
Pero las propuestas para realizar estos cambios conllevan medidas que pueden ser impopulares en el corto plazo. Ningún cambio es posible si no estamos dispuestos a regular el crecimiento poblacional (las medidas que en ese sentido se deberían tomar son impopulares y chocan con las ideas de libertad individual y los credos religiosos). Otra medida impopular es la de restringir el uso de la energía: acabar con el derroche, limitar el transporte individual, educar para el ahorro y el reciclado, relocalizar poblaciones desde zonas inhóspitas y energéticamente muy caras a lugares más aptos. Todas estas medidas y muchas más conducirían a una nueva forma de vida y a una organización social muy diferente a la actual. Una sociedad energéticamente ahorrativa y más amiga de la naturaleza. Estas medidas significarían un enorme y revolucionario cambio cultural que los gobiernos y las empresas se niegan a asumir. ¿Qué dirigente propondrá compromisos como los esbozados sin tener la certeza del fin de su carrera política?

El protocolo de Kioto

Ante la magnitud de estos problemas se organizó una reunión internacional en Japón para debatir y llegar a un acuerdo mundial para disminuir las emisiones y mitigar el cambio climático. El protocolo es un acuerdo que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases que causan el calentamiento global en un porcentaje aproximado de al menos un 5%, dentro del periodo que va desde el año 2008 al 2012, en comparación a las emisiones al año 1990. El protocolo fue inicialmente adoptado el 11 de diciembre de 1997 en Kioto, Japón pero no entró en vigor hasta el 16 de febrero de 2005. Se estableció que el compromiso sería de obligatorio cumplimiento cuando lo ratificasen los países industrializados responsables de, al menos, un 55% de las emisiones de CO2. Con la ratificación de Rusia en noviembre de 2004, después de conseguir que la Unión Europea pague la reconversión industrial, así como la modernización de sus instalaciones, en especial las petroleras, el protocolo ha entrado en vigor. En noviembre de 2009, eran 187 estados los que ratificaron el protocolo. Sin embargo EEUU el mayor emisor de gases de invernadero mundial no quiso ratificarlo.

Las cumbres de Copenhague y de Cancún

Los países comprometidos con disminuir las emisiones son fundamentalmente los europeos, el resto de los países suelen tener actitudes entre dudosas y de no admitir los compromisos, por esa razón las cumbres fueron un fracaso disimulado. Los nuevos acuerdos son jurídicamente no vinculantes y sin ningún compromiso de cifras de disminución. La UE, la verdadera impulsora del protocolo, no pudo imponer un compromiso práctico de cumplimiento de lo aprobado en Kyoto. Europa ha tratado de liderar un cambio pero fracasa porque las medidas no sirven de nada sin el compromiso de China y EEUU (dos potencias en tensión por mantener su competitividad). Por otra parte las potencias emergentes (en demografía y crecimiento del uso de recursos) no quieren ni oír hablar de reducir sus emisiones argumentando que los países industrializados son los responsables del daño ambiental.
En resumidas cuentas, mientras la situación se agrava, con excepción del compromiso de Europa, el resto de los gobiernos apelan a defender sus "intereses" para seguir contaminando. Algunos, como EEUU temen asumir compromisos que podrían generarles pérdida de competitividad y alteraciones a su modo de vida, y otros como los emergentes postulan que como la contaminación es culpa del desarrollo histórico del primer mundo, tienen derecho a crecer contaminando.
Luego del fracaso de Copenhague, en Cancún ha nacido una esperanza. El 11 de diciembre de 2010 la negociación multilateral llegó a un acuerdo más ambicioso de lo previsible. La ONU  ha hecho suyos los compromisos de limitación de emisiones de gases de efecto invernadero que los países propusieron de forma voluntaria hace un año (esto incluye a EEUU y China). El texto contiene peticiones para endurecer los recortes anunciados y crea un fondo verde que en 2020 alcanzará los 100.000 millones de dólares para ayudar a los países pobres. Así después de años Brasil y los países tropicales logran el reconocimiento de que tendrán ayuda internacional para no talar las selvas. Pero existe un reparo que puede ser muy importante: buena parte del texto queda sujeto a que en 2011 los países decidan si quieren crear un tratado internacional vinculante o si los objetivos quedan como voluntarios. La negociación, entonces puede fracasar en cualquier momento.
El calentamiento global y el cambio climático siguen pendiendo de un hilo; los intereses nacionales hasta ahora han prevalecido sobre el interés del planeta. La ignorancia, o si queremos expresarnos de otra manera, la ceguera de no querer mirar el espejo del futuro, puede conducirnos al desastre climático global.

Para continuar leyendo, haga click aquí.  Mas información haciendo click aquí.


NOTICIAS

Más miedo al pacto que al clima
87 países suscriben Copenhague, pero sin objetivos firmes

CLEMENTE ÁLVAREZ - Madrid - 06/02/2010

El ya de por sí decepcionante acuerdo de Copenhague alcanzado en la última cumbre del clima ha comenzado su andadura con mal pie, aunque sigue contando formalmente con el respaldo de la mayoría de los grandes países emisores de CO2. El 31 de enero terminó el plazo para que los estados rellenasen los apéndices del pacto dejados en blanco con sus propuestas de reducción de emisiones para 2020 y las cifras remitidas son las de siempre. Una vez más, se avanza para volver atrás.

Para continuar leyendo, haga click aquí.


Rigor científico y evidencias del cambio

TERESA RIBERA 06/02/2010

En los últimos meses hemos visto en los medios de comunicación críticas al Grupo Intergubernamental de Expertos de Cambio Climático (IPCC). La coincidencia de fechas con las proximidades de la Cumbre de Copenhague nos ha llevado a pensar si existía alguna intención deliberada de desacreditar a la ciencia del cambio climático.

Para continuar leyendo haga click aquí.


Los glaciares de la Patagonia son los que más rápido desaparecen

Las grandes masas de hielo ubicadas en parte de la Argentina y Chile se derriten a mayor velocidad por el cambio climático; lo reveló un estudio de Naciones Unidas

BBC Ciencia

Los glaciares de la Patagonia que cubren parte de Argentina y Chile son los que más rápido desaparecen del mundo a causa del cambio climático, según un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) divulgado ayer.

Para continuar leyendo este artículo haga click aquí.


Cancún da otra oportunidad al clima

193 países, incluidos EE UU y China, aceptan limitar sus emisiones - Un Fondo Verde ayudará a los Estados pobres

La negociación multilateral contra el cambio climático tiene otra oportunidad. Después del fracaso de Copenhague hace un año, la Cumbre del Clima de Cancún acabó ayer con un acuerdo más ambicioso de lo previsible solo un día antes. Gracias al pacto, la ONU ha hecho suyos los compromisos de limitación de emisiones de gases de efecto invernadero que los países enviaron de forma voluntaria hace un año. Esto incluye a EE UU y China y es la primera vez que tienen objetivos sobre el CO2 en Naciones Unidas. El texto contiene peticiones para endurecer los recortes anunciados y crea un Fondo Verde que en 2020 alcanzará los 100.000 millones de dólares al año (75.000 millones de euros) para ayudar a los países pobres.

Para continuar leyendo este artículo haga click aquí.


El glaciar Ameghino pierde cuatro kilómetros

EFE - Buenos Aires - 13/12/2010

El glaciar Ameghino, en el sur de Argentina, retrocedió cuatro kilómetros en casi 80 años por efecto del calentamiento global, según denunció ayer Greenpeace. La organización ecologista difundió dos fotos de la formación glaciar -ubicada en el Parque Nacional Los Glaciares, en la sureña provincia de Santa Cruz-, una tomada en 1931 y otra sacada en marzo pasado que evidencian la retracción de la masa de hielo."Lo que se puede ver es una retracción notable, de casi cuatro kilómetros, que es coincidente con la evolución que tienen, en las últimas décadas, casi la totalidad de los hielos a lo largo de la cordillera de los Andes", según Juan Carlos Villalonga, director de Campañas de Greenpeace Argentina.

Para continuar leyendo este artículo haga click aquí.


Sube la temperatura de los lagos en todo el mundo

Según un estudio realizado por la NASA, el agua aumentó cerca de medio grado por década en los lagos del hemisferio norte y un cuarto en los del sur

Para continuar leyendo este artículo haga click aquí.


Una ciudad sueca logra dejar de lado los combustibles fósiles

Lunes 13 de diciembre de 2010 | Publicado en edición impresa

Elizabeth Rosenthal
The New York Times

KRISTIANSTAD, Suecia.- Cuando esta ciudad se propuso, hace una década, liberarse de los combustibles fósiles, era una aspiración inalcanzable, como eliminar las muertes por accidentes de tránsito o la obesidad infantil.

Para continuar leyendo este artículo haga click aquí.


NACIONALES

Mendoza, La Pampa y el agua que se va

Esta semana, Irrigación prometió a La Pampa el aval legislativo por aguas del Atuel. Sólo si la Casa de las Leyes lo aprueba entrará en vigencia el acuerdo interprovincial de 2008 que autoriza la cesión mendocina de una parte del caudal del río.

Para continuar leyendo este artículo haga click aquí.


LOCALES- INSTITUCIONALES

Nuevo Consejo de Administración de la Fuchad

El pasado viernes 3 de diciembre se llevó a cabo la Asamblea General Ordinaria de la Fundación Chadileuvú, donde se puso a consideración la memoria, balance general e informe de la Comisión Fiscalizadora, correspondiente al 26° ejercicio. Además se renovó parcialmente la Comisión Directiva que quedó conformada de la siguiente manera: Presidente: Héctor Gómez (2009-2011); Vicepresidente: José Miguel Malán (2010-2012); Secretario: Alberto Golberg (2010-2011); Tesorero: Néstor Decristófano (2009/2011); Vocales Titulares: Jorge Tullio (2010-2012), Carlos Sáez (2009-2011), Sergio Santesteban (2009-2011), Santiago Giai (2010-2012), Miguel Ángel Evangelista (2010-2012), Julio Ernst (2010/2012); Vocales Suplentes: Elvira Palchevich (2010-2012), Pablo Fernando Dornes (2009-2011), Mario Galdín (2010-2012), Ricardo Millán (2009-2011) y Abel Gómez (2009-2011). Comisión Fiscalizadora: Daniel Cardin y Luis María Fiorini, titulares, Eduardo Foltynek y Omar Cayre, suplentes.