Novedades

Fundación Chadileuvu

Suspendieron… pero no la exploración de Cerro Amarillo

logo.jpgTras una filmación por el impacto de la apertura de caminos sobre un arroyo, que aporta caudal al río Atuel, las autoridades mendocinas paralizaron provisoriamiente las obras del proyecto minero. Las obras de acondicionamiento y apertura de caminos vinculadas al proyecto de exploración minero Cerro Amarrillo en la vecina provincia de Mendoza estuvieron suspendidos durante una semana, a raíz de una denuncia por un supuesto daño ambiental de un arroyo con agua de deshielo, que aporta agua del río Salado, que luego se descarga en la cuenca del Atuel. Las autoridades provinciales paralizaron provisoriamente los trabajos para investigar lo sucedido y finalmente decidieron levantar la suspensión, ya que constataron que no existió daño ambiental en el recurso hídrico.

Cerro Amarillo es el proyecto de exploración de pórfidos cobre en el yacimiento ubicado a 60 kilómetros de la Ciudad de Malargüe y tiene en alerta a las autoridades pampeanas por la posible contaminación de la cuenca hídrica interprovincial. En marzo del 2023 la Legislatura mendocina aprobó la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para explorar el terreno con el objetivo de evaluar sus características geofísicas y el potencial geológico y así determinar si podría desarrollarse un proyecto minero de explotación, en el marco de la Ley 7722. La minera Wincul SA, a cargo del emprendimiento, comenzó hace semanas los trabajos de acondicionamiento del terreno y llevó adelante la apertura de un camino bordeando el arroyo El Desecho, en la localidad malargüina de Los Molles. Ese arroyo aporta caudal al río Atuel.

Denuncia. El pasado 22 de diciembre de 2023, el exsenador provincial del Frente de Izquierda (FIT), Lautaro Jiménez, presentó ante al Fiscalía de Estado y la Dirección Recursos Naturales Renovables de Mendoza una denuncia por un posible daño ambiental en ese curso de agua. En concreto, el exlegislador planteó que la empresa utilizó procedimientos para atravesar el arroyo El Desecho accediendo por la Ruta provincial 222 que "no eran los declarados e implicaron un mayor impacto sobre el curso de agua y los humedales circundantes". A la vez que pidió que se apliquen sanciones por lo sucedido. El exlegislador del FIT replicó la denuncia ambiental a través de las redes sociales.

Respuesta. Sin embargo, desde el Gobierno de Mendoza explicaron al sitio digial MDZ que, tanto en el Informe de Impacto Ambiental como en la DIA del proyecto Cerro Amarillo, la empresa solicitante hace referencia al acceso por las rutas 226 y 222 y presenta esta última como vía alternativa, a la vez que prácticamente une los dos caminos. Indicaron que incluso se presentó un informe sectorial de Irrigación que planteaba el paso por el arroyo El Desecho hasta cinco veces y que en la DIA la empresa también menciona el camino por la ruta 222 y hay informes técnicos de la repartición donde señalan que "el impacto ambiental es medio que no genera interferencia en el recurso hídrico". Desde el Ejecutivo mendocino remarcaron que tras tomar conocimiento de la denuncia se decidió investigar un posible daño ambiental. En este sentido, destacaron que la autoridad ambiental le pidió a la empresa que presente información, hubo informes técnicos de las reparticiones, actas de inspección y determinó Irrigación que no hubo daño ambiental en el recurso hídrico. Expresaron que tras este procedimiento determinaron que no existía motivo para paralizar la actividad, por lo que se resolvió el levantamiento de la suspensión que había sido ordenada provisoriamente y se dio continuidad a los trabajos. No hay ningún daño ambiental en la zona.

Continuidad La Dirección de Protección Ambiental envió una inspección para constatar los hechos denunciados y observó maquinaria vial como topadoras y retroexcavadoras en el sitio. A través de una disposición firmada el 28 de diciembre de 2023, la directora de Protección Ambiental, Miriam Skalany, notificó a la Wincul SA de las actuaciones e intimó a la empresa a presentar un descargo en un plazo de 5 días hábiles. También solicitó a la empresa que en el término de 7 días presente informe con el detalle constructivo de la traza del camino, su georefenciación y su ponderación ambiental. Pero lo más significativo fue que ordenó a la minera la inmediata paralización de las obras de acondicionamiento y apertura del camino ingresando por la Ruta 222. Finalmente, mediante la Resolución conjunta Nº 1 de la Dirección de Minería y de la Dirección de Protección Ambiental, fechada el 5 de enero de 2024, se decidió levantar la suspensión de las obras de acondicionamiento y apertura del camino ingresando por la Ruta 222, autorizando la continuidad de las tareas de la construcción del camino para la etapa de exploración del proyecto Cerro Amarillo. A su vez, se hizo saber a la empresa que deberá "adecuarse cabalmente a las recomendaciones efectuadas" que son de "carácter obligatorio". Esas recomendaciones establecen que la empresa deberá extremar las medidas de protección a los cursos de agua temporales y permanentes, deberá notificar a al autoridad ambiental cualquier desviación que se presente a la traza declarada, deberá extremar las medidas de precaución para preservar la flora y fauna autóctona y ganado de la zona, deberá minimizar el movimiento de suelo preservando la cobertura vegetal y la topografía del área afectada, entre otras advertencias. En la resolución se aclara que el 29 de diciembre de 2024 la DPA inspeccionó la traza del camino ingresando por acceso norte de la Ruta 222 y concluyó que el acceso es apto para el transporte de equipos al yacimiento y no se han detectado impactos ambientales no ponderados en el estudio. Asimismo, aclara que "la traza coincide con la declarada y aprobada" y concluye que "la apertura de caminos es de impacto medio sobre el medio físico, flora, fauna, aire, suelo y agua lo que implica que sus consecuencias son factibles de restauración". También se presenta un mapa con la traza de los caminos y sus coordenadas geográficas y señala que "la traza presenta impactos positivos para el desplazamiento del ganado". A su vez, el Departamento General de Irrigación tomó intervención en la instigación de los trabajos sobre el arroyo y concluyó que "no se constataron daños físicos ni ambientales relacionados con el recurso hídrico".-

El Diario. 10-01-24