Novedades

Fundación Chadileuvu

El Presidente confirmó el NO a Portezuelo

"Se precipitó un final anunciado desde hace tiempo"
 
b_300_200_16777215_00_images_2022_berongaray.jpg"La decisión de laudar en favor de que se realice una evaluación de impacto ambiental de toda la cuenca precipita un final para Portezuelo del Viento que ya venía anunciado desde hace mucho tiempo", consideró este martes el diputado nacional de la UCR, Martín Berhongaray. "Todos tanto en La Pampa, como en Mendoza y también a nivel nacional, sabemos que esa obra es inviable técnicamente, que la energía que podría generar no justifica la fenomenal inversión que hay que hacer, y que sin dudas que si se concretaba iba a provocar un desastre ambiental aguas abajo", reflexionó.  El diputado nacional de la UCR, Martín Berhongaray, coincidió con las voces que alertan respecto al destino que le dará Mendoza a los fondos de la frustrada obra de Portezuelo.                             

Consultado por El Diario, Berhongaray coincidió con el oficialismo provincial: "Ahora hay que seguir con atención ese proceso y buscar imprimirle la mayor transparencia, pero también estar atentos al destino que Mendoza le puede asignar a los fondos que ya no va a usar para Portezuelo, porque tiene otras obras hídricas en análisis que pueden resentir los escurrimientos aguas abajo y perjudicar a La Pampa".-
EL DIARIO.   04/05/22

------- CONTINUACIÓN: Mendoza da por perdida la obra
          Tras la decisión de (del Presidente) Alberto Fernández de laudar a favor de La Pampa, Río Negro, Buenos Aires y Neuquén, y pedir un nuevo estudio de impacto ambiental para Portezuelo del Viento, en Mendoza se desató la furia y ya dan por finalizada toda posibilidad de que se construya la represa.

           El primero en salir con los tapones de punta fue el ex gobernador y actual senador Alfredo Cornejo. "Como no podía ser de otra manera, es el Presidente Alberto Fernández quien deja a los mendocinos sin Portezuelo del Viento. Y también, como no puede ser de otra manera, sin argumentos técnicos, sólo conveniencias políticas", señaló.

Esta era la estrategia de Mendoza, buscar la culpa en Nación y evitar una derrota política, debido a que la obra era fuertemente cuestionada en su propia provincia a tal punto que hubo planteos de juristas y asambleístas para que la obra no se haga ante la Fiscalía de Estado. Incluso, antes de pedir el laudo ya se analizaba un "Plan B".

     Pese a que Fernández solo pidió una nueva evaluación ambiental, Cornejo dio por tierra con la posibilidad de avanzar en la obra. Así también lo titularon medios mendocinos. "Fernández le bajó el pulgar a Portezuelo del Viento y la obra no se hará", "Duro revés para Mendoza", "Fin de la historia", eran algunos de los títulos que se podían leer en los diarios digitales.

El gobernador Rodolfo Suárez permaneció gran parte del día en silencio. El portavoz de la postura oficial de Mendoza fue el ministro de Gobierno, Víctor Ibañez. El funcionario fue cauto, según informó el diario El Sol, debido a que la Provincia esperará por los fundamentos y resoluciones del laudo, más allá de lo que dijo Alberto Fernández en La Pampa.  

"Una declaración fuerte donde dice que va a seguir el pedido de las otras cuatro provincias, marca tendencia", reconoció Ibáñez, el encargado de la defensa del proyecto hidroeléctrico en el litigio con La Pampa. "Vamos a esperar el laudo, que no está todavía, es lo que corresponde porque es un acto formal, una especie de sentencia, que tiene fundamentos y resolución", indicó según el medio.

     En Mendoza aseguran que con la presentación que había hecho Suárez se adelantó ante la posibilidad de que el laudo sea en contra. El primer punto, explicó Ibáñez, es que Suárez decidió no adjudicar la obra a la UTE MalalHue -conformada por la firma china Synohidro y constructoras locales-, hasta tanto no tener la certeza del laudo presidencial. "El otro es un escenario alternativo que ya está presente en la nota de Suárez, donde pidió dos cuestiones: celeridad y que le permitan avanzar con un plan alternativo de obras con los mismos fondos", agregó el medio.

   Ibáñez señaló que "el planteo del Gobierno fue que tiene que darle la viabilidad a Portezuelo porque están dados todos los pasos, pero se le pidió celeridad y que si iba a disponer un nuevo estudio, entonces es decirle que no a la provincia". Respecto al plan de obras, Ibañez indicó que se está trabajando en una convocatoria con distintos sectores para ver cuáles serán las obras que podrían realizarse si Portezuelo finalmente se cae. "Pero no se puede avanzar si no se tiene el resultado final del laudo", consideró.

La peor noticia.
 Otro de los que manifestó su rechazo fue el intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda. El jefe comunal del departamento sureño, donde estaba proyectada realizar la obra hidroeléctrica, sostuvo que el presidente "perdió la oportunidad" de reconciliarse con los argentinos a partir de lo que anunció junto al gobernador pampeano Sergio Ziliotto.

 "Su decisión es una de las peores noticias para la democracia y la institucionalidad de nuestro país. Esto es lo que no debe suceder en Argentina. Un expediente archivado, que es desarchivado por un presidente sólo para hacer cuestiones políticas para laudar en contra de Mendoza, pero sobre todo del pueblo malargüino, es lo que no debe volver a pasar en Argentina", afirmó

Según Ojeda, al presidente "no le importó que dos millones de habitantes que cuidamos el agua, que la administramos, que un desierto lo transformamos en un oásis. Lo que ha hecho el peronismo es un vergüenza nacional".
 
Peronismo dividido.
 El portal Memo se hizo eco de cómo quedó dividido el peronismo cuyano. Una de las que defendió la represa fue la senadora Anabel Fernández Sagasti, quien afirmó: "No comparto la decisión de Alberto Fernández",  En esa línea, consideró que "se está privilegiando una postura caprichosa y demagoga como la de La Pampa". A través de las redes sociales, la senadora nacional remarcó que "lo importante y estratégica que es esta obra para la Argentina y para el trabajo de miles de mendocinos y empresas de nuestra industria metalmecánica a través de Impsa".                                            

En otra línea se manifestó el intendente peronista de Lavalle, Roberto Righi, quien consideró que Portezuelo del Viento no era viable. "Ese dinero (en referencia a los U$S 1.023 millones previstos para la represa) no lo recuperás ni en 100 años de Portezuelo funcionando. Y tenés innumerables obras hídricas para poder fortalecer la producción", dijo en declaraciones al medio.

De todos modos, Fernández Sagasti y Righi coincidieron en algo: sostuvieron que el radicalismo mendocino no tenía intenciones de hacer la obra. Por un lado, la senadora dijo: "Suárez y Cornejo no movieron un dedo por más de dos años para avanzar en la concreción de esta obra, deben estar festejando en silencio".

Righi, en diálogo con Memo, completó: "Suárez nunca quiso hacer Portezuelo y quería que el costo político lo pague otro".

LA ARENA.    04/05/22