Novedades

Fundación Chadileuvu
  • Inicio
  • Novedades
  • Preocupación por demandas SUAREZ CREO "GRUPO PERMANENTE DE TRABAJO"

Preocupación por demandas SUAREZ CREO "GRUPO PERMANENTE DE TRABAJO"

b_300_200_16777215_00_images_2021_desaguadero31-5.jpgEl «Grupo Permanente de Trabajo» que conformó la semana pasada el gobernador mendocino Rodolfo Suárez está más motivado por la demanda pampeana para que se cree el comité de cuenca del Desaguadero, que por el conflicto histórico por el río Atuel o la resistencia frente al intento de construir Portezuelo del Viento. Esta interpretación corresponde al diario Los Andes, que en su edición del viernes dedicó un extenso artículo al «comité de crisis» que armó Suárez con sus ministros y otros funcionarios de primera línea ante el avance de causas y reclamos pampeanos por los ríos compartidos.

«La Pampa sigue agregando capítulos al historial de disputas hídricas con Mendoza, aunque esta vez involucra a otros actores como Catamarca, La Rioja, San Juan, San Luis y hasta la provincia de Buenos Aires», detalló Los Andes, enumerando las provincias que han sido notificadas de la demanda que inició La Pampa para crear el comité de cuenca de esta región hídrica.

Ante esta novedad -que tuvo un importante avance en los meses de marzo y abril- en Mendoza se ponen en guardia «y el mismo equipo que viene trabajando en el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) y en la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI), se abroquela para discutir los temas del río Desaguadero».

Los Andes detalló sin vueltas el hecho que motivó la creación del Grupo de Trabajo: «La Pampa demandó al Estado nacional y a varias provincias ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación pidiéndole que ordene armar el Comité de Cuenca del río Desaguadero. Esta cuenca abarca a las provincias demandadas, desde Catamarca hacia el Sur, pasando por La Rioja, San Juan, San Luis, Mendoza y hasta la provincia de Buenos Aires porque se supone que desembocaría en el río Colorado».

Por ello, y tal como lo señalara LA ARENA, cobra especial fuerza la incorporación a este grupo de trabajo de Sergio Marinelli, superintendente de Riego, quien será el representante mendocino en «todo estudio referido a la denominada ‘Región Hídrica del río Desaguadero’, o en relación a cualquier otro estudio vinculado al objeto del decreto, focalizado en lo hídrico».

Los integrantes de este equipo ya vienen trabajando en temas hídricos -algunos integrantes el comité del Atuel y otros el del Colorado-, serán el ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez, quien ejercerá la Coordinación General; el superintendente general de Irrigación, Sergio Marinelli; el fiscal de Estado, Fernando Simón; el asesor de Gobierno, Ricardo Canet; el ministro de Infraestructura, Mario Isgró; el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance y cuatro profesionales más, dos provenientes de Asesoría de Gobierno y otros dos de Fiscalía de Estado.

La creación de este equipo de trabajo -formalizado a través del decreto 486 del Poder Ejecutivo mendocino- se publicó un día antes que se conociera que la Corte Suprema de Justicia de la Nación había accedido a un pedido presentado por La Pampa en el año 2018 de contar con los informes de impacto ambiental de la represa El Tambolar, que San Juan ya está construyendo sobre el río San Juan, en el tramo superior de la cuenca del Desaguadero-Salado-Chadileuvú-Curacó.

La decisión de la Corte tiene importantes efectos en dos aspectos principales: obliga a San Juan a mostrar los estudios que hizo sobre las consecuencias de la obra -y a revelar, como se supone, que no analizó los impactos en las provincias de aguas abajo- y en segundo lugar, toma a la región como una auténtica cuenca hídrica, un hecho que Mendoza y San Juan resisten para no verse obligadas a formar parte de un órgano administrativo que le pongan límites a su manejo unilateral de los ríos.

Entre marzo y abril de este año, la Fiscalía de Estado pampeana «corrió traslado» a todas esas provincias y también al gobierno nacional de la decisión tomada por la Corte Suprema de Justicia de aceptar un recurso de amparo que había presentado La Pampa en el año 2016 por una crecida del río Desaguadero y luego convertirlo -también a pedido de La Pampa- en un juicio de su propia jurisdicción con vistas a crear el comité administrativo que maneje esa cuenca.

Evidentemente, y tal como ahora lo ha blanqueado el diario Los Andes, esos dos hechos dispararon la creación de esta «selección de funcionarios», como la llamó el diputado pampeano Hernán Pérez Araujo, que deberá analizar estrategias para enfrentar desde lo legal los importantes avances que ha logrado La Pampa en los últimos años -aunque Mendoza hasta ahora ha logrado su cometido y no entregó ni una gota del río Atuel ni modificó en un ápice su proyecto de construir la cuestionada represa de Portezuelo del Viento-.

La Arena.   30/05/21