Novedades

Fundación Chadileuvu
  • Inicio
  • Novedades
  • Gobernador Suárez:«La obra, desde el punto de vista jurídico, es compleja»

Gobernador Suárez:«La obra, desde el punto de vista jurídico, es compleja»

b_300_200_16777215_00_images_2020_portezuelo-25-8.jpgEl gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, dijo ayer en una entrevista con un medio de su provincia, que «el tema Portezuelo, desde el punto de vista jurídico, es complejo». Sin embargo, afirmó que la ley nacional que regula las represas nunca se aplicó. «Nunca tuvo aplicación, no tiene reglamentación, se aplicó solamente una sola vez en una represa del Sur. Pero en una situación que era acordada entre el gobierno y la empresa. Con esa ley no se puede hacer nada en ningún lugar del país», se quejó.

«Nosotros estamos ahora en una instancia donde hemos llevado todos los estudios y nos han dicho que vamos a hacer una audiencia. Pero no una audiencia dentro de esta ley, y esa es una definición muy importante del gobierno de la Nación. Se podrá hacer una audiencia en el Senado, donde van a ir las partes a exponer. Pero no hay ningún acto administrativo, ni judicial que a nosotros nos impida seguir con la obra en este momento. Y hemos dicho y hemos ofrecido que controlen y en esto hemos visto un cambio fundamentalmente en la actitud de Neuquén y Río Negro. Yo tengo la sensación de que el gobierno nacional quiere que la obra se haga», afirmó en diálogo con el sitio Mendoza Online (mdzol).

-¿La provincia puede adjudicar la obra sin contar con esa definición presidencial?
-Sí.
-¿Pero qué pasa si Alberto termina laudando en contra de Mendoza en este conflicto?
-Es que primero hay que ver qué se está laudando ¿Que la obra se haga o que no se haga? No se está laudando eso, tenemos que tenerlo claro.
-El laudo definirá si la obra se hace o no.
-Eso no está en discusión ¡Desde 1956 está convenido que esta obra hay que hacerla! El presidente laudará acerca de si los estudios ambientales serán aprobados por el Consejo del Coirco (Comité Interjurisdiccional del Río Colorado) o es suficiente que lo haga el Comité Ejecutivo de ese organismo. Supongamos que lauda en contra de nosotros y dice que lo tiene que aprobar el Consejo, bueno habrá que poner en discusión esto en ese Consejo.
-Está claro que Alberto no le va a levantar o bajar el pulgar de manera directa, pero un laudo en contra le va a imprimir una demora a la obra que la hará casi inviable. Ahí está la importancia de la definición del presidente, será indirecta.
-Si fuera un laudo donde el presidente suspendiera la obra, que no está pedido, el podría decir que el Consejo vea si estos estudios los tienen que aprobar o no. Salvo en La Pampa, en el resto de las provincias no hay una oposición a que la obra se haga. Y políticamente hay voluntad del gobierno nacional de que la obra se haga.
-¿A usted le consta eso?
-Si, si. Sino las actitudes serían otras.
-¿Cómo juega el contexto nacional? Porque cuando se trabó la obra, fue en un momento de enfrentamiento de Alfredo Cornejo con la Nación. Dio la impresión de que es decisión fue una represalia del presidente en su momento.
-No, creo que las declaraciones del presidente en su momento fueron en ocasión de ir a visitar La Pampa. En ese momento, a lo mejor el presidente habiendo escuchado el alegato de oído del gobernador pampeano, bueno, planteó esta cuestión. Pero cuando se ve el tema, se analiza, la situación es distinta.

Obras hidráulicas.
La ley que Suárez asegura que es inaplicable es la 23879, de Obras Hidráulicas, sancionada el 28 de septiembre de 1990. En ella se establece que el Poder Ejecutivo procederá a realizar la evaluación de las consecuencias ambientales que, desde el punto de vista sismológico, geológico, hidrológico, sanitario y ecológico en general, producen o podrían producir en territorio argentino cada una de las represas construidas, en construcción y/o planificadas, sean éstas nacionales o extranacionales.

«Dicho estudio se realizará sobre la base de las normas fijadas en el Manual de gestión ambiental para obras hidráulicas con aprovechamiento energético, aprobado por las resoluciones 475/87 y 718/87 de la Secretaría de Energía, o las disposiciones técnicas que lo reemplacen», añade.

Con el histórico antecedente de Los Nihuiles y el posterior corte del río Atuel, La Pampa teme que Mendoza, con su proyectada represa sobre el río Grande, principal afluente del Colorado, afecte gravemente el caudal de este último. Por ese motivo, exige que la obra cumpla los requisitos legales y, en caso de llevarse a cabo, sea operada, como Casa de Piedra, por Coirco, es decir, el conjunto de las provincias que conforman la cuenca del Colorado.-

La Arena. 07/12/20