Minería en Mendoza

b_300_200_16777215_00_images_mineria-mza.jpgEl Gobernador Suárez encara la misión internacional         (que preocupa a La Pampa)
 
El gobernador mendocino encabeza una delegación de funcionarios provinciales que viaja a la feria minera más importante del mundo, en Canadá. Buscarán captar inversores para reactivar el proyecto minero Potasio Río Colorado en Malargüe.         

El gobernador Rodolfo Suarez inicia este viernes la misión internacional más importante en su gestión, según dicen los propios diarios mendocinos. Junto a una comitiva de funcionarios provinciales, parte rumbo a Canadá para participar de la feria minera más grande del mundo. El objetivo principal es reunirse con empresas interesadas en invertir en la explotación de sales de potasio en Malargüe, proyecto minero que está en manos de la empresa estatal PRC.  Este viernes 10/06/22 por la tarde el mandatario provincial viajará a Buenos Aires y el sábado saldrá hacia el país norteamericano. Allí dirá presente en la feria organizada por Prospectors & Developers Association of Canada (PDAC) que tendrá lugar en la ciudad de Toronto entre el 13 y el 15 de junio/22.   La delegación mendocina encabezada por Suarez contará además con la presencia del ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié; el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Víctor Ibáñez; y el titular de la empresa PRC, Emilio Guiñazú. Asimismo, un equipo técnico de la compañía estatal también participará del viaje. Se trata del gerente de legales Jerónimo Shantal, el gerente financiero Sebastián Piña y el gerente de operaciones Raúl Robles.     

Días atrás, el gobernador mendocino señaló que se trata de un viaje muy importante, ya que Mendoza -según dijo- tiene la posibilidad de conseguir inversores para la explotación de potasio, en un contexto geopolítico internacional muy favorable para el precio de este mineral que se utiliza como fertilizante. Al respecto, reveló que el teléfono está “explotando” con interesados en invertir en la mina ubicada en el departamento de Malargüe. Se trata del proyecto Potasio Río Colorado que fue abandonado por la minera brasileña Vale y adquirido por la Provincia, que fundó la empresa estatal PRC encargada de su gestión. Desde ese entonces, el Gobierno provincial busca conseguir un socio inversor para reactivar este emprendimiento, tarea que encargó al banco UBS, una sociedad suiza de servicios financieros especializada en grandes transacciones.

El rechazo de La Pampa   La provincia de La Pampa siempre tuvo una postura contraria a la explicación de Potasio Río Colorado.                           

La principal postura es que el proyecto -que fue abandonado años atrás por la empresa brasileña Vale- podría afectar la cuenca del río Colorado, dado que prevé la utilización de agua del río Grande, afluente del primero, con la utilización de 1 metro cúbico por segundo.  En el inicio de este año, incluso, el diputado nacional Martín Berhongaray presentó un tercer proyecto de ley en el Congreso manifestando su rechazo a Potasio Río Colorado.   "Faltan estudios y explicaciones oficiales que despejen las preocupaciones que genera", insistió. El río Colorado es la principal fuente de agua potable con la que se abastece la provincia.        

"Hemos presentado un tercer proyecto con relación al proyecto minero Potasio Río Colorado, tras conocerse que el Gobierno de Mendoza avanza con el llamado a licitación para seleccionar potenciales interesados en asociarse o comprar la mina", planteó el legislador pampeano. El radical pidió formalmente "al Poder Ejecutivo Nacional que arbitre lo conducente a fin de garantizar que se repita el cumplimiento de todas las acciones, procedimientos e instancias exigidas por la legislación nacional para la aprobación ambiental del nuevo proyecto minero". Y ahora agregó en el último proyecto presentado en el Congreso "la preocupación determinada por el riesgo asociado al transporte del producido de la explotación (cloruro de potasio), desde el yacimiento hasta su destino en el puerto de Bahía Blanca". "Estamos convencidos de que corresponde avanzar en la elaboración de los estudios pertinentes a fin de determinar la situación socio-ambiental y el potencial impacto en el recorrido, áreas y zonas urbanas afectadas por el tendido ferroviario, previa a la instalación y operación del proyecto minero", completó.

¿Siete interesados?  En el gabinete de Suárez aseguran que hay al menos siete empresas mineras interesadas y destacan que se trata de un proyecto de gran envergadura con inversiones estimadas en mil millones de dólares. Precisamente el objetivo de esta misión oficial a la feria minera de Toronto es reunirse cara a cara con los representantes de estas firmas internacionales que tienen la intención de invertir en el proyecto.                

Al mismo tiempo, la reactivación de este emprendimiento en el sur provincial tendría un imporante valor simbólico para la gestión de Suárez, ya que se trataría del avance un proyecto minero en el marco de la Ley 7722.                                       

En las horas previas al viaje, el ministro de Economía, Enrique Vaquié, dialogó con MDZ y afirmó que “es un viaje importante porque comenzamos con un proceso que si sale bien son cientos de millones de dólares en inversión”.  Destacó que la expectativa del Gobierno con el proyecto “es cubrir el mercado interno de potasio y la exportación a países cercanos”. A su vez, resaltó que la coyuntura geopolítica internacional producto de la guerra por la invasión de Rusia a Ucrania podría incrementar las exportaciones previstas originariamente.  Esto se debe a que Rusia y Bielorrusia (nación aliada a Rusia) son los principales proveedores de potasio a nivel mundial y actualmente se encuentran bloqueadas y sancionadas por la comunidad internacional a raíz del conflicto bélico en Ucrania.

Esto ha provocado que el potasio tenga un valor elevado por efecto de la guerra. No obstante, ni el Gobierno provincial ni los inversores se aventuran a apostar a un proyecto por este precio temporal, pero tienen la certeza de que geopolíticamente habrá una pérdida de confianza en la provisión de bienes por parte de Rusia y Bielorrusia, lo que generará la búsqueda de nuevos mercados. (…) En ese eventual escenario futuro, Mendoza puede verse beneficiada con el avance del proyecto en el sur provincial, ya que el precio del mineral postguerra será más alto que en la antes del conflicto.

Agenda en Canadá  Durante la feria minera canadiense el gobernador Suarez tendrá una agenda pública en la expondrá ante los representantes de todas las empresas mineras que participen. Pero, además, la comitiva mendocina se reunirá individualmente con cada una de las siete firmas interesadas hasta el momento en convertirse en socios de PRC. “La feria arranca el lunes y termina oficialmente el 15 pero hay algunas reuniones y conversaciones que siguen en los días posteriores”, advirtió el ministro Vaquié y sostuvo que para estos encuentros contarán con la presencia de un equipo técnico para ver la parte jurídica, la financiera y la geológica.    

El funcionario mendocino explicó que la participación de la provincia en este evento le sirve por que están concentradas todas las empresas del mundo en un mismo lugar y en cuatro o cinco días se puede avanzar en el proceso de preclasificación de los siete interesados. Asimismo, no descartan que pueda aparecer un octavo potencial inversor.                        

De esta manera, durante la próxima se realizarán reuniones cara a cara con los responsables de estas mineras y los representantes mendocinos buscarán interesarlos para que vengan a invertir a la provincia y despejar las dudas que puedan llegar a tener sobre eventuales riesgos en el proyecto de explotación de sales de potasio.

El proceso de selección del socio inversor de PRC cuenta de tres etapas donde se les va entregando la misma a información a cada interesado. Una vez que son preclasificados en cada etapa se va ampliando la información hasta que se llega a la oferta final donde ya cuentan con la totalidad de los datos sobre el proyecto. La primera etapa llevará entre 60 y 75 días para preclasificar a los que siguen a la segunda parte, estiman desde el Gobierno provincial.                                    

En tanto, en cada etapa se firma un contrato de confidencialidad con cada uno de los interesados. Ninguna empresa puede decir que está participando hasta que no lo informe a la bolsa de valores porque eso modifica valores y acciones. Generalmente esa comunicación se hace recién cerca de la firma del contrato, p/ evitar posibles movimientos fraudulentos.-

EL DIARIO. 10-06-22