Novedades

Fundación Chadileuvu

El Salado se cortó en La Reforma

b_300_200_16777215_00_images_2019_salado-10-19.jpgDebido al magro caudal que ingresa a la provincia, el río Salado Chadileuvú ya no llega hasta el centro del territorio pampeano sino que se extingue antes de alcanzar a la localidad de La Reforma. El cauce aún tiene agua pero no hay escurrimiento. De no mediar lluvias, estos refugios de formas de vida terminarán por desaparecer cuando los calores se intensifiquen.

Frente a esta pequeña localidad del centro oeste pampeano, y tal como sucede en gran parte del cauce, perduran unas charcas y zonas barrosas que reflejan que hasta hace poco el agua circuló por allí. Aunque de color oscuro debido a la descomposición del material orgánico de su interior, esta agua estancada es un refugio de formas de vida, como algas, mosquitos y mojarritas.


Junto con esos testarudos indicios de vida, el cauce del río también exhibe residuos de todo tipo, desde botellas de gaseosas, plásticos, hasta cubiertas de vehículos.

El cauce aún no está del todo seco, pero va camino a ello.

Bajante.
En los últimos meses, el río Salado Chadileuvú exhibió un constante retroceso en el caudal que escurría frente a esta localidad del oeste pampeano, ubicada junto a la ruta provincial 20. En las últimas semanas el escurrimiento se había convertido en un hilo de agua que unía las charcas que perduraban dentro del cauce.

Hace unas semanas, ese hilo se extinguió y los pozones terminaron por desconectarse. De no mediar una lluvia intensa en los próximos días, o una reactivación del escurrimiento, terminarán por secarse y desaparecer. Con ello morirán esas modestas formas de vida.

De hecho, la escala ubicada bajo el puente de la ruta 20 ha quedado en seco, sin ningún nivel de agua que registrar.

Esta lenta agonía del río que cruza el centro oeste pampeano, es producto de una fuerte sequía que atraviesa el centro del país, y que se refleja en una disminución generalizada de los ríos cordilleranos, pero sobre todo del aprovechamiento abusivo del río que hacen las provincias de aguas arriba.

Con el inicio de la primavera y consecuentemente la época de riego en esas provincias, la exacción de agua del cauce será aún mayor así que la situación del río pampeano tenderá a agravarse. Si bien el ingreso a la provincia, por el paraje Paso del Loro, no se ha cortado en los últimos años, la exigua cuantía del escurrimiento hace que el río se extinga a unos pocos kilómetros aguas abajo.

«A no bajar los brazos»
El secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, Javier Schlegel, brindó una charla sobre la importancia de los ríos en La Pampa. Fue en el marco de las actividades del programa «Cabildo XXI» que se desarrolló ayer por la mañana en el auditorio del Multiespacio Médano de Gral.Pico.

El funcionario provincial estuvo acompañado por alumnos de diferentes escuelas de la ciudad. «El encuentro se basó en hacerle saber a los chicos participantes la importancia de los recursos hídricos y la lucha que venimos teniendo», comentó Schlegel.

«Al poder llegar a los chicos, podemos establecer una política hídrica, que es justamente formar el futuro de nuestra provincia. A través de diferentes eventos se llega, pero si buscamos que esto se propague en el tiempo es a través de la mente de los jóvenes de nuestra provincia como se lleva a sostener y no se perderá el rumbo como ha sucedido con otras luchas en otros momentos», añadió el funcionario.

El secretario habló sobre la importancia de dar a conocer la lucha que realiza la Provincia para recuperar los ríos. «Jamás debemos bajar los brazos, porque cuando nos descuidamos, o no visibilizamos y no vemos lo que tenemos, nos lo quitan. Como sucedió con el Atuel y el Salado, con todos sus afluentes como el Diamante, el Tunuyán, el Mendoza, el San Juan, el Jáchal, el Bermejo, que son todos afluentes que eran del río Salado y lo perdimos. El Atuel y el Salado son dos ríos que la provincia de La Pampa no tiene más y que eran los dos únicos que pasaban por el oeste de nuestra provincia. A nivel de impacto ambiental representa en extensión territorial, casi la provincia de Tucumán. Estamos hablando de más de 22 mil kilómetros cuadrados. Miremos todo el impacto que se ha producido en el oeste por no tener estos dos ríos corriendo en La Pampa», manifestó.

Por último, Schlegel remarcó que «no se debe permitir que pase lo mismo con el río Colorado. Frenemos la situación a lo que nos quieren imponer, que es una presa con un manejo unilateral, de la misma manera que han hecho con las presas que están aguas arriba. Debemos frenar lo de Portezuelo, cuidar el Colorado, recuperar el Atuel. Estas son las cuestiones de fondo que buscamos transmitirle a los jóvenes, pero sobre todo, a la manera en que lo dicen ellos, con la idea de compartir, porque somos todos argentinos, todos tenemos los mismos derechos y por eso es que tenemos que tener el recurso y los ríos escurriendo por nuestro territorio».

La Arena   23-10-19

Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site