Fluviogeónimos pampeanos, obra de W. Cazenave

Los nombres de nuestra tierra.
b_300_200_16777215_00_images_RecursosHidricos_curaco.jpgHace un tiempo nos llegó el trabajo del prestigioso miembro de la FUCHAD, el Prof. H.Walter Cazenave, que fuera presentado y aceptado meses atrás en una reunión de Geógrafos de Trelew, Chubut.
Siendo un aporte original, que hace a nuestra temática de conocimiento y defensa de los ríos y los lugares por los que ellos pasan (o debieran pasar) y que puede resultar de interés para docentes, estudiosos y pampeanos en general de la breve pero variada historia pampeana.


Sobre algunos fluviogeónimos del área de los ríos Atuel-Salado-Chadileuvú

por Héctor Walter CAZENAVE

Resumen

Toda la diagonal fluvial pampeana, desde él paralelo 36° N hasta el rio Colorado, tuvo originalmente una rica toponimia fluvial, primero de origen netamente indígena y luego, con el avance del poblamiento, de filiación idiomática española. Con la sustracción de aguas arriba y consecuente desaparición de los cursos, muchos de esos nombres desaparecieron en el olvido o perdieron vigencia hasta conservarse, apenas, en el nivel local, y no todos. Las periódicas reactivaciones que ha tenido el sistema en La Pampa debidas a años hidrológica mente ricos obligaron a retomar muchos de los antiguos nombres, tanto con propósitos prácticos como simbólicos, obligando, en algunos casos, a apelar a la geografía histórica como herramienta explicativa y reivindicativa de los derechos provinciales. El presente traba¬jo, para nada exhaustivo, por razones prácticas abarca desde el límite norte pampeano hasta inmediaciones de Puelches (es decir que excluye el rio Curacó) y propone un inventario y or¬denamiento elemental, a partir del cual se puedan tomar determinaciones de orden práctico (carteles camineros, por ejemplo), políticos (argumentación de derechos, usos educativos) o científicos, caso este último para las aplicaciones históricas, geográficas o cartográficas, por citar sólo las más inmediatas.
Palabras clave: topónimos; arroyo; vigencia; indígena; cristiano.

Introducción

El interfluvio de los ríos Atuel y Salado, en la parte centro-occidental de La Pampa, conserva una apreciable cantidad de topónimos relacionados con los grandes escurrimientos registrados en la re¬gión hasta la interrupción de los caudales en las provincias de aguas arriba. Esos nombres perduran -algunos con gran vitalidad- ya en la memoria popular, ya registrados por alguna de las distintas cartografías existentes sobre la región. En general, y al margen de su Importancia estrictamente geonímica, puede considerarse que todos ellos constituyen una sólida prueba de la existencia y permanencia otrora de caudales muy considerables en suelo pampeano.

Objetivos

Es sabido el pragmatismo del indígena para nominar accidentes de un suelo inmenso y muchas ve-ces acechante, hecho a veces compartido en buena medida por el poblador cristiano ante circuns-tancias parecidas. Así, en el escenario del oeste pampeano de cíen y más años atrás, resultaba im-portante, acaso vital, otorgar a cada característica del terreno su entidad exacta, ni disminuida ni exagerada. Esa circunstancia nos lleva a aceptar entonces que cuando el indio o el poblador habla, verbigracia, de "río", lo hacen con el pleno convencimiento de hallarse ante un ente que merece ese nombre, porque en una apreciación válida para la generalidad y sencillamente verificable reúne las condiciones inherentes al ser del rio.

El estudio de la toponimia - hidrotoponimia en este caso- no debe considerarse como un mero entretenimiento sino, más bien, como una forma de acceder a las formas íntimas del paisaje en la con¬sideración humana regional, permitiendo múltiples deducciones a partir de los nombres. Así, por ejemplo, en el listado que sigue pueden deducirse múltiples formas físicas y culturales que van des¬de la topografía del paisaje hasta la condición económica de la comarca, pasando por aspectos bo¬tánicos, zoológicos, históricos y hasta sociales.

De lo anterior puede considerarse que dentro de los objetivos de este trabajo se considera, ade-más de una intención de refirmar los derechos pampeanos sobre los ríos, la intención de desarrollar por el conocimiento una integración entre la toponimia y ciencias relacionadas con el estudio de la tierra (Geografía Física, Hidrografía, Hidrología...), al punto de demostrar el carácter inductivo de los nombres y la pertinencia de los mismos.

El carácter nada exhaustivo de este trabajo nos ha llevado a tomar poco más de una cincuentena de nombres de entre los más comunes y conocidos, conscientes de que el número real es mayor y pasible de un estudio más enjundioso.
Una clasificación tentativa y ordenadora nos lleva a dividir los topónimos en:
1.- De origen cristiano, entendiendo este vocablo en sentido de hombre blanco.
2.- De origen indígena.

A ambos les será aplicada la condición de vigente o no.
La zona a considerar abarca la totalidad del Interfluvio comprendido entre ambos ríos. Puede generalizarse aceptablemente diciendo que los nombres se ubican en los valles del Atuel y Salado-Chadileuvú, desde el paralelo 36°, límite norte de La Pampa, hasta una línea dada por la latitud de Puelches. La mayor profusión de nombres se registra hasta Limay Mahuida, fin del dominio conjun¬to de ambos cursos.

Los nombres considerados han sido tomados de la cartografía más habitual y relativamente mo-derna, por lo que se advertirá una gran mayoría de topónimos de origen cristiano. También se han obtenido de conversaciones con pobladores de la zona considerada y de bibliografías diversas.

Se observa una apreciable cantidad de fluviotopónimos indígenas prácticamente inubicables (vg. Trapal Leuvú, arroyo Elcotrí, paso Copié). En la circunstancia influyen el tiempo transcurrido desde que fueron registrados y la pérdida de vigencia de muchos de ellos; también los elementos que se manejan desde el gabinete.

Lo expeditivo del presente trabajo hace que no exista mayor precisión en cuanto a la ubicación catastral de los accidentes menos notorios (puestos, pasos, etc.) por lo que puede haber errores en el nivel de "lote", estimándose correctas en general las ubicaciones de Sección y Fracción. La ubicación figura al final de cada geónimo entre paréntesis. Como complemento del trabajo existe un m escala 1:500.000 donde se ha volcado la mayoría de los topónimos. Dicho mapa no se incluye en esta exposición ante la imposibilidad de llevarlo a soporte electrónico.

1.- Fluviotopónimos de origen cristiano.

Rio Salado: Aunque por características históricas y físicas este curso al sur de San Luis se denomina Chadileuvú, la cercanía con la provincia puntana ha influido evidentemente para el uso de este nombre, plenamente vigente. Lo mismo que su brazo, el Salado Chico, se halla señalizado en la ruta 143 aunque mal indicado en la cartografía: 500.000 del IGM y, hasta hace poco tiempo, en la oficial  de la provincia de La Pampa. Es obvio hacer consideraciones sobre la propiedad del geónimo; suficientemente elocuente es en el terreno la presencia de los dos cauces mayores y varios menores que  testifican la potencia y actividad del rio.

Río Salado Chico: Brazo activo más oriental del Salado-Chadileuvú. Figura, equivocadamente seña¬lado, en la cartografía IGM y se halla señalizado en su cruce con la ruta provincial 10.

Isla del Chalileo: Si bien el geónimo es bilingüe lo incluimos dentro de los "cristianos" por la condición de "isla", tan significativa para nuestro interés. Hace referencia a la zona que, hacia principios de siglo, se hallaba circunscripta por el río Salado-Chadileuvú por el este y el Atuel y sus arroyos por el norte, oeste y sur. En el sitio se registraba una creciente actividad agro ganadera, ubicándose las dos casas de comercio que dieron origen a la localidad de Santa Isabel: la que llevaba ese nom¬bre y La Porteña. Aunque otrora el nombre fue muy conocido, el cese de los escurrimientos aludidos (algunos de los brazos o arroyos cruzaban en las cercanías o por el poblado mismo) le han hecho perder vigencia (XVIII-A-8, 9, 12, 13, 19, 20).

Isla Diana: Entre el Salado-Chadileuvú Grande y el Chico. Figura en la cartografía oficial. Es geó-nimo no vigente.

Isla del León: Probablemente sobre el Salado-Chadileuvú y alguno de sus brazos, Es geónimo no vigente que hemos constatado en documentos oficiales relativamente recientes -treinta años- pero que no conseguimos ubicar.

Isla de los Trebolares: ídem anterior.

Isla Negra: aparece mencionado en el trabajo de Claudia Olrojj, Pg. 114, sobre el Oeste Pampeano. También figura como puesto en la hoja IGM Chacharramendi, 1:250.000, sobre la latitud de Méda¬nos Negros.

Isla del Barbón: Al sur de Limay Mahuida, formada por el Chadileuvú y el Pichi Leuvú, según la cartografía consultada por el profesor Raúl Hernández Bocquet. Es topónimo no vigente. El nombre está referido al cacique homónimo, muerto durante la expedición de Aldao en 1833.

Isla Choique Mahuida: Accidente ubicado tras la última confluencia Atuel-Chadileuvú y donde el sistema aparece en cauce unificado, por lo que resulta difícil entender la índole. Está en cercanas de Paso del Noque. No vigente

Isla de los Pincheirinos: Adyacente a la Isla de Limay Mahuida y posiblemente formada por el Chadi¬leuvú y alguno de sus brazos menores y/o efímeros ubicados al oriente del cauce principal. Alude a la presencia de los célebres hermanos Pincheira, guerrilleros realistas que se movían entre el sur de Chile y los desiertos argentinos en las tres primeras décadas del siglo XIX. Escasamente vigente.

Isla de los Colorados: Seguramente alguna de las porciones cercadas antaño por los muchos arro-yos del Atuel; hoy puesto señalizado a la vera de la ruta nacional 151 entre Santa Isabel y Algarrobo del Águila. Ignoro la entidad de los "colorados" a los que alude, aunque podría ser una alusión a la presencia de martinetas de ese tipo. XVIII-A-22).

Isla de San Bernardo: en la laguna Urre Lauquen, frente a Puelches. Aparece en la cartografía
IGM 1:500.000 y en la geológica especializada. Respecto a este lugar y un singular hallazgo allí
efectuado hay un interesante trabajo del historiador José Luis Molinari publicado en el boletín
de la Academia Nacional de la Historia y tendiente a cimentar la posibilidad de viajes
desconocidos a través de las Pampas antes del siglo XVIII.

Isla Florida: Al NE de Santa Isabel, entre los cauces del Atuel Viejo y el Salado. Es no vigente.

Isla Parejina: Entre el brazo principal del Atuel y el Arroyo de los Ingenieros. En la cartografía oficial figura nominada en la porción correspondiente a la provincia de Mendoza, sin embargo se prolonga hasta territorio pampeano, por lo que la incluimos. Es geónimo no vigente. Muy posiblemente debe su nombre a algún antiguo poblador, de apellido Pareja, al que se le aplicó la conocida desinencia cuyana "ina", que da idea de pertenencia.

Isla Matina: En los bañados formados por el Salado y el Butaló, aproximadamente. Figura en la cartografía I.G.M. y es geónimo no vigente por las causas ya señaladas. Misma consideración que el anterior en cuanto al origen de su nombre: el apellido Matos.

Isla Rincón del Cabo: Por extensión del topónimo Rincón del Cabo, vigente en el puesto homónimo, y que alude al parecer a un cabo de policía que oficiaba de chasqui, muerto en el lugar por un inoportuno baño en un día de mucho calor. Se ubicaba entre el brazo principal del Atuel, hoy seco, y un arroyo interior, extendiéndose entre Mendoza y La Pampa. Es no vigente pero figura en la cartografía oficial I.G.M, hojas Villa Huidobro y General Acha como denominación de puesto.

Paso de las Yeguas: Sobre el Butaló, actual puesto de Gatica. Es vigente. (XIX- A- 9)

Paso del Julepe: Sobre el Butaló, a la latitud de Limay Mahuida; es vigente y reciente, ya que se originó en un suceso acaecido a personal de la Administración Provincial del Agua unos veinte años atrás.

Paso de La Puntilla: Sobre el Arroyo de la Barda Es vigente y paraje referencia. (XXIII-B-16)

Paso de los Cuatreros: Sobre el antiguo cauce del Butaló. Figura en la carta del I.G.M. pero es geónimo poco vigente - al igual que similares accidentes- debido a la ausencia de agua en el brazo, que estuvo medio siglo sin escurrir (XVIII D-12). Es elocuente en cuanto a una actividad que marcó la zona en los años iniciales del territorio.

Paso la Mula: Sobre el Arroyo de la Barda, cercanías del paraje La Puntilla. Es geónimo no vigente. Figura en la cartografía I.G.M.

Paso del Cojudo: Se ubica unas tres leguas al ESE de Limay Mahuida, sobre el Chadileuvú. Es topó-nimo vigente.

Paso de la Rama: Está a un par de kilómetros al NNO de Santa Isabel. Actualmente es nombre de puesto y se ubica a la vera del cauce seco, antaño principal, del rio Atuel. Tiene vigencia muy locali-zada. (XVIII-A-19)

Paso de la Horqueta: Vado contiguo a la unión del río Atuel propiamente dicho y el Salado-Chadileuvú, un centenar de metros aguas arriba del puente carretero sobre la ruta 10. La horqueta aludida es probablemente la determinada por la unión de ambos cursos formando un ángulo agu¬do. Como a otros topónimos la falta del ente generador, el agua, les va quitando vigencia poco a poco (XVIII-A-23).

Paso de los Algarrobos: Antiguo geónimo sobre el río Salado-Chadileuvú, plenamente vigente. Las crónicas de la campaña del Desierto ya lo mencionan. Actualmente existe allí un puente que sirve a las rutas provinciales 25 y 20 (XVIII -D-18).

Paso de San Fernando: Sobre el Salado-Chadileuvú. Aparece mencionado en la memoria del Ing. Cobos al efectuar la demarcación de los límites entre San Luis y La Pampa, en 1905. También figura en el trabajo histórico efectuado por el profesor Combetto, en ocasión del juicio entre La Pampa y Mendoza por el Atuel ante la Corte Suprema de Justicia. Se ignora la ubicación exacta y parece no vigente.

Paso de Gerenal. Cruce del Chadileuvú, posiblemente en una antigua rastrillada en el camino a Chile, a unos sesenta km al SO de Lihué Calel. La denominación corresponde a Estanislao S. Zeballos, quien refiere que en ese sitio el cacique homónimo junto con Agneer, detenían a los fugitivos  de la ocupación militar, instándolos a defender la tierra que consideraba propia. Fue muerto de un balazo y, meses después, Zeballos –que recorría la zona, decapitó el cadáver para su “colección de cráneos araucanos”.

Paso de la Isla: Fuera de la mención en una crónica periodística se carece de todo dato respecto a este topónimo.

Paso de La Esperanza: Sobre el Chadileuvú. Cercano a la estancia del mismo nombre. Es geónimo vigente. (Figura en la carta de I.G.M.) (XVIII-D-17).

Paso de La Razón: Sobre el Salado-Chadileuvú y seguramente con relación a la estancia y anti-guamente casa de negocios homónima. Es vigente.

Paso del Tordillo: Sobre el Salado-Chadileuvú (XVIII-A-14).

Paso del Bote: No vigente. Se halla ubicado a poca distancia al norte de la laguna Urre
Lauquen. Hoja Villa Regina. IGM.

Paso del Poste: Sobre el Chadileuvú. Es geónimo vigente. Figura en la cartografía I.G.M.
(XII-A-13).

Paso del Balseadero: ídem anterior, aunque puede ubicárselo (o quizás identificárselo con) en cer-canías del Paso de los Carros, en el sector terminal de los brazos del Atuel, última confluencia con Chadileuvú.

Paso de los Carros: En el sector terminal de la confluencia Butaló-Chadileuvú. Es topónimo vigente.

Paso de Meucó: sobre el Butaló o uno de los brazos del Chadileuvú, unos 5 km al norte del pueblo de Limay Mahuida. Es el vado que utilizó don Luis de la Cruz en 1806 y se ubica en cercanías del verdadero sitio de Limay o Limen Mahuida.

Paso de las Vacas: En cercanías de Limay Mahuida.

Paso de los Indios: Ignoramos cualquier dato sobre su ubicación.

Paso de China Muerta: Sobre el Chadileuvú, antiguo topónimo referido al cercano paraje homónimo, actualmente sin vigencia.

Paso del Noque: Sitio de importancia para la circulación en las Pampas, ubicado al sur de Tragal-tué o Balseadero parece tener una cierta identificación nominal con aquél, ya que un noque (pelota de cuero cerrada que podía contener líquidos o alimentos áridos) era un medio habitual para "bal¬sear" un rio a través de una línea de maroma.

Arroyo de los Ingenieros: Antiguo brazo del Atuel, de recorrido breve en territorio pampeano, acaso llamado así por la presencia de ingenieros o agrimensores en la zona, lo que indica la juven-tud de geónimo, El ingeniero Carlos Alberto Dillon lo menciona y cartografía en su informe de 1941. No tiene, que sepamos, vigencia actual. (XVIII-A-9, 12).

Arroyo de las Tinajeras: Le caben las mismas generalidades que al anterior, También aparece re-gistrado por Dillon y sin vigencia efectiva en la actualidad. (XVIII-A-9t10t11, 12).

Arroyo de la Barda: Brazo más occidental del Atuel en La Pampa y único actualmente en condicio-nes de escurrir caudales, como lo ha hecho esporádicamente en los últimos seis años tras casi tres décadas de falta total. El geónimo es vigente y se ha visto revitalizado últimamente por esos escurrimientos. Debe su nombre a la circunstancia de correr recostado sobre el escalón de la terraza pa¬tagónica que cierra el valle del Atuel por el oeste.

El Uncal: Nombre de la laguna ubicada al sur de Algarrobo del Águila donde se derrama el arroyo de la Barda. Entiendo la palabra "uncal" como derivada del español "juncal", lo que obvia comen-tarios. Es geónimo vigente y registrado en la cartografía oficial. (XVIII-D-20).

La Costera: Puesto, figura en la hoja IGM 1:250.000 Chacharramendi.

Puente de Tierra: Nombre dado a un corrimiento del terreno o tal vez un antiguo albardón frente al lugar Punta de la Barda, sobre los derrames del Butaló y Arroyo de la Barda (XIX-A-20).

Bote de Herrero: Se ubica unos 10 km al sur del puesto La Cautiva, sobre el Chadileuvú o  el Butaló,

Puesto Las Islas: Vigente. Aparece en el mapa oficial de La Pampa 1:600.000.

El Sauce: Actual nombre de puesto ubicado junto a la ruta 151, entre Santa Isabel y Algarrobo del Águila. Está en una zona de vegetación xerófila que hace incongruente el geónimo dada la hidrofilia del sauce, condición que antaño indudablemente pudo prosperar (XVIII-A-22).

Las Bandurrias: Nombre de puesto, señalizado en la ruta 151, al sur de Algarrobo del Águila. La bandurria pertenece a un orden de aves predominantemente acuáticas (XXIII-C-8).

Chacras de Pío Laza: Se trata de un interesantísimo topónimo ubicado en lo que debió ser la isla del Chalileo. Aparece citado en el diario santarroseño La Capital, en 1898, como posta de galera y su condición indica a las claras la presencia de cultivos, acaso los primeros que se dieron en esa comarca dentro de La Pampa.

Chacras de Ordienko: Nombre no señalizado pero vigente en el habla zonal. Como en el caso del sauce es aparentemente incongruente, pero refleja la realidad supérstite de la primitiva Colonia Butaló, que a principios de siglo surgiera, y prosperara, a orillas del brazo del Atuel de ese nombre. En la colonia había algunas familias de origen polaco, los Ordienko entre ellos, cuyos descendientes viven todavía en la región (XVIII-A-11).

La Mallina: Estancia. La incluimos dudando si es el caso de un femenino de "mallín", poco probable. Esa denominación de accidente, además, no se emplea en esa zona de La Pampa. Cabe la posibilidad de que el geónimo obedezca a la ya citada desinencia cuyana "ina", propia y dada en la zo¬na, vg. isla Parejina, por isla de Pareja o los Pareja. En ese caso se referiría a un probable nombre propio Mallo, o parecido. Está ubicada sobre bañados del Arroyo de los Ingenieros, entre Mendoza y La Pampa. Figura en lo cartografía I.G.M. (XVIII-A-20).

Corral de Isla: Paraje sobre el Butaló. Es geónimo no vigente. Figura en la cartografía I.G.M. (XVIII-A-22).

2.- Topónimos de origen indígena

Rio Salado-Chadileuvú (y su apócope Chadileo). Ver río Salado. Nombre regional y pragmático del gran colector Desaguadero-Salado. Aparece en las cartografías oficiales nominado de las dos formas. En realidad la denominación Chadileuvú -literalmente: río Salado - le corresponde al fluvio a partir de su unión con el Atuel, ya en La Pampa. Apocopado "Chadileo" designa uno de los Depar¬tamentos pampeanos.

Travún Leuvú: Geónimo muy antiguo pero no vigente. Travún indica "junta", "reunión" y Leuvú "río", coinciden todos los tratadistas. Sería "la junta de los ríos" o "donde se reúnen los ríos", "la confluencia". Y así es, en efecto, porque el nombre designa el sitio donde el Atuel, brazo principal, volcaba sus aguas al brazo mayor del colector Chadileuvú, sitio conocido por los cristianos como La Horqueta. (XVIII-A-23).

Isla de Limen o Limay Mahuida: Sobre el Salado Chadileuvú y registrado en las crónicas de la Conquista del Desierto, geónimo muy antiguo. Sierra de la Laja parece su acepción más correcta. No vi¬gente.

Río Atuel: Este curso aparece señalado en los carteles indicadores de Vialidad Nacional, tanto en los preventivos de carga máxima en el puente como en el puente mismo. Este, en realidad, está ubicado en Algarrobo del Águila y tendido sobre el Arroyo de la Barda, el más occidental de los numerosos brazos por los que el Atuel entraba a La Pampa antaño, ninguno de los cuales está señalizado. La condición de rio es evidente y quedó refrendada durante la crecida 1973/74 y posteriores, cuando las aguas, libres de trabas, volvieron a sus antiguos dominios anegando varios kilómetros de la ruta 151. Este geónimo tiene tanta vigencia como su nombre, más local, de Arroyo de la Barda. Los tra¬tadistas difieren mucho en cuanto a su significado.

Trapalcó: Geónimo vigente, hasta hace poco señalizado, ubicado sobre la ruta 151, en las cercaní¬as de Algarrobo del Águila. Significa "agua con juncales" y es una clara alusión a la amplia zona de derrames que tiene en el lugar el Arroyo de la Barda. En la crecida 1975 las aguas cortaron en el lu¬gar a la ruta. (XVIII D-1).

Butaló: Nombre del brazo del Atuel de mayor longitud en la provincia de La Pampa, ya que alcan¬zaba desde el límite con Mendoza hasta algo al sur de Limay Mahuida, donde se unía al Chadileuvú tras recorrer unos 170 km. Significa "médano grande" y muy posiblemente haya tomado ese nom¬bre de la loma homónima -actual Puesto Fuentes-, registrada en la cartografía I.G.M. 1:500.000 y ac¬cidente notorio en la zona. Ya en las primeras mensuras efectuadas aparece registrado, mencionán¬doselo a veces como "cañada". En sus cercanías, al oeste de Santa Isabel, se formó la colonia del mismo nombre. Con el cauce obstruido, en buena parte no tiene vigencia geográfica más que entre los estudiosos o las personas ancianas de la región. (XVIII A-19)

Arroyo Tragalhué o Tragaltué: Curso menor de la parte final del sistema Atuel-Chadileuvú, de donde toma el nombre el paso homónimo.

Paso de Tragaltué: Llamado también "Del Balseadero" y, por lo que se sabe y deduce, uno de los pocos sitios obligados de paso por parte de los indios de la cordillera que entraban a las Pampas.

Ventrencó: Nombre de estancia, famosa otrora por sus alfalfares y alambrados fuertes. Fue explotada por los ingleses y su nombre significa "mucha agua". Está señalizada y es vigente. (XVIII-A-23).

Conclusión

Los sesenta y dos topónimos anteriormente expuestos -que no configuran una nómina exhaustiva al respecto, ni mucho menos- evidencian:
a)    La continuidad de los ríos en todo el territorio pampeano, con la debida entidad a cada uno de los accidentes hidrogeográficos.
b)    La riqueza de una expresión geográfica -la toponimia que quizás no ha sido tenida en cuenta en su justa medida.
c)    La posibilidad y necesidad de volver ciertos datos a caminos y cartas, especialmente en zonas donde existen verdaderas "calvas de información".
d)    La posibilidad de que, al margen de su corroboración con disciplinas de carácter físico, sirvan de indicios o motivadores a la acción de otras ciencias de carácter humanista, caso de la His¬toria o la misma toponimia, debidamente profundizada.

Bibliografía

Ambrosetti, Juan Bautista, 1903: Viaje a la Pampa Central. Monitor de la Educación común. Buenos Aires.
Casamiquela Rodolfo, 1968: Geonimia. Edición oficial. Santa Rosa.-
De la Cruz Luis, 1960: Viaje a su costa del alcalde de concepción (...) Plus Ultra. Buenos Aires.  Molinari José Luis: Viajes posibles pero no probables. Academia Nacional de la Historia. Buenos Aires.
Olrrojj Claudia, 1981: Informe Área D II. Desaguadero del Sur, Programa de Investigación Siquiátrica. C0-NICET.  Inédito.
Racedo Eduardo, 1966: La conquista del desierto. Ediciones Pampa y cielo. Buenos Aires Stieben Enrique; Toponimia araucana. Edición oficial. Santa Rosa.
Tello Eliseo, 1958: Toponimia araucana-pampa. Edición oficial. Santa Rosa.

Cartografía

Hoja General Acha. IGM. 3766.- 1:500.000.
Hoja Villa Huidobro. IGM. 3566- 1:500.000.
Hoja IGM Santa Isabel. 3766-
Mapa oficial de la provincia de La Pampa. Edición 1917. 1:600.000.
Hernández Bocquet Raúl: Comunicación personal