La Fuchad pide revisar el Tratado/COIRCO

logo.jpgLa Fundación Chadileuvú/FuChad volvió a expresar su satisfacción por la decisión del Consejo de Gobierno de Coirco de rechazar por 4 a 1 lo actuado hasta ahora respecto de la construcción de Portezuelo del Viento y reiteró que es momento de volver a discutir el Tratado del Río Colorado de 1976 por cuanto ha quedado muy desactualizado. Un acuerdo interprovincial debería garantizar «a las cinco provincias una distribución equitativa ligada a las actuales condiciones del río», aclaró la entidad en un extenso documento difundido ayer.


La Fundación expresó su beneplácito por esta novedad como lo hizo cuando el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, decidió anular el laudo presidencial emitido por el entonces Presidente de la Nación (v.g., Mauricio Macri) y llamar a una reunión del Consejo de Gobierno de Coirco para tratar nuevamente en dicho organismo todo lo relacionado con la construcción de la presa y fundamentalmente el Estudio de Impacto Ambiental (EIA). «También fue motivo de satisfacción lo expresado por el presidente Alberto Fernández en ocasión de su visita a nuestra provincia sobre la no financiación de una obra que era rechazada por 4 de los 5 provincias del área», recordó la Fundación.

«Consideramos que estos pasos positivos han sido el resultado de una lucha que ha llevado varios años, iniciada en soledad por La Pampa. Fue la acción del Gobierno provincial pero también fue la acción de las ONGs y de toda la comunidad pampeana las que recorrieron de manera mancomunada el sendero que nos condujo, en la reunión del 26 de Junio/20 a la aprobación mayoritaria del reclamo pampeano», sostuvo.
En su lucha de años por la preservación del río Colorado, la Fuchad ha reclamado en varias oportunidades «la imperiosa necesidad de hacer un EIA de toda la cuenca» y concretó dos presentaciones legales importantes: la primera ante el Tribunal Latinoamericano del Agua y posteriormente el primer amparo ambiental presentado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que se realizara un EIA integral de toda la cuenca del río Colorado, el cual a pesar de los años que lleva aún no ha tenido definición.

«Hoy luego de una profunda reflexión realizada en el seno de la Fundación, consideramos que se debe ir un paso más allá del EIA y solicitar un nuevo estudio que tenga en cuenta los profundas modificaciones que ha sufrido la cuenca del Colorado. Pasado casi medio siglo de la realización del estudio por parte del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT)».

Entre las consideraciones que avalan esta nueva visión, la Fundación mencionó:
– El estudio del MIT estaba referido a un río cuyo caudal medio era de casi 150 metros cúbicos por segundo, mientras el actual no alcanza a la mitad de ese caudal. Esta reducción que se ha venido manifestándose desde hace más de 10 años, obedece a una retracción de los glaciares que alimentan los ríos originados en los Andes centrales, incluidos el Barrancas y El Grande, formadores del Colorado, así mismo existe un marcado descenso de la precipitación nival anual. Esta crisis hídrica se halla enmarcado muy probablemente en el Cambio Climático Global.

– El estudio del MIT adolecía desde su presentación de una omisión significativa cual era la no inclusión de los niveles de concentración salina en la formulación del modelo, esta fue una omisión por demás importante en un río que contiene una nivel de salinidad considerable. A raíz de que el representante pampeano señalara la omisión, tal determinación fue incluida aunque solo con valores de mediciones ejecutadas durante solo dos años.

– El modelo utilizado por el MIT para la determinación de las dotaciones de agua de cada provincia, así como de las obras a realizar lleva ya casi 5 décadas de ancianidad, en ese lapso la ciencia de la modelización ha avanzado enormemente. Consideramos que un nuevo modelo tendrá mayor precisión y podrá incluir muchas más variables.

La nueva visión que propone la Fundación «debería también comprender a los sistemas de riego utilizados en la actualidad» ya que probablemente la nueva situación hídrica del Colorado «obligue a reemplazar los sistemas gravitacionales de baja eficiencia por otros presurizados, como ya ocurre en La Pampa, de mucha mayor eficiencia».

«En resumen la propuesta expuesta deberá a conducir a una modificación sustancial del Tratado del Colorado que permita a las cinco provincias una distribución equitativa ligada a las actuales condiciones del río», concluyó la Fundación.

«No entienden nada».
Bajo el título «La dirigencia mendocina… no entiende nada», la Fundación Chadileuvú sostuvo que «el sueño de un gran dique que les permita trasvasar aguas del río Grande al Atuel ha enceguecido a la dirigencia mendocina», que ve cómo «la ilusión de hacer con el Colorado lo que hicieron con el Atuel y el Desaguadero se está desvaneciendo».

«Ya no somos la indefensa Gobernación de La Pampa minusválida por no ser provincia, hoy los pampeanos nos hemos plantado en defensa de nuestros derechos en el río y por nuestro futuro. No estamos solos, también se han despertado otros gobiernos provinciales, Buenos Aires, Río Negro y Neuquén», destacó.

«No se trata, como piensan en Mendoza que nos van a arreglar con unos carguitos para verificar el funcionamiento del dique, se trata de que el dique no termine de destruir un río muy afectado por la falta de agua en su cauce».

«Esa es la ignorancia del gobierno provincial mendocino: no reconocen la gravísima crisis hídrica del río Colorado, no conocen que es el agua de consumo humano de 200.000 personas, y en un futuro cercano de casi 700.000 habitantes de las provincias de aguas abajo. Tampoco conocen que existen más de 170.000 hectáreas en producción que están en crisis por falta de agua».-

La Arena 03-07-20